Ene 27 2011
415 lecturas

Política

La consulta popular y el referéndum aumentan las tensiones en Ecuador

Pedro Rioseco*
La propuesta del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, de convocar a un referéndum y consulta popular sobre temas sensibles acapara hoy la atención de los medios de prensa, y las tensiones aumentan tanto en el oficialismo como en la oposición.

Muestra de ello es la denuncia hecha la víspera por Correa en Guayaquil al pedir a los ciudadanos estén atentos, pues aseguró "quieren boicotear la consulta en la propia Corte Constitucional" y sobre el comienzo de deserciones en las filas oficialistas.

"Hay un problema grave que puede hundir a la República, la decadencia y falta de funcionamiento, la falta de probidad del sistema de justicia, hay que dar eficacia y respuesta a ese problema", dijo al rechazar la falta de propuestas al respecto de los grupos opositores.
Defendió la Constitución de Montecristi aprobada el 2008, y aclaró "es extraordinariamente buena, pero no perfecta, y eso es una ventaja porque significa que puede ser perfectible, y ya confrontada con la realidad, podemos ver los aciertos y desaciertos".

Correa anunció no se opondrá a cambios en la forma de las preguntas para la consulta popular si la Corte Constitucional considera que inducen alguna respuesta, "pero, si cambian la esencia de las preguntas están robándole al pueblo la oportunidad de expresarse en las urnas".

Ante el cuestionamiento sobre si asistirá a la convocatoria pública hecha por la vocal de la Corte Constitucional, Nina Pacari, dijo que mandaría al asesor jurídico de la Presidencia, y comentó hay inmensas presiones sobre ese Tribunal.

Respecto a la salida de una asambleísta de la bancada del Movimiento Alianza PAIS por discrepancia con la línea oficialista, Correa afirmó "es el momento de que se vayan todos los que se quieran ir", y dijo que "toda Revolución tiene traidores".

Advirtió sobre otros posibles detractores que aprovecharían la coyuntura para traicionar el proyecto de la Revolución Ciudadana, "a la hora de la verdad, cuando tenemos que jugárnosla entero veremos quién es quién, la historia nos juzgará y esto es solo el comienzo".

"Habrán más oportunistas, no sé si del bloque (legisladores), pero de ministros resentidos, de resentidos con el proyecto, todos tratarán de aprovechar esta coyuntura, con la complicidad de la prensa corrupta", subrayó al enfatizar lo complejo del momento.

Ante el reclamo masivo de seguridad ciudadana y la captura de delincuentes por la policía que son liberados en pocas horas por jueces corruptos, la propuesta de un referéndum para depurar el sistema de justicia apunta nuevamente a otra dura batalla política.

La indiscutida popularidad de Correa y la obra de la Revolución Ciudadana en cuatro años de gobierno, pone una vez más a prueba la confianza de los electores para combatir con mayor eficiencia la delincuencia, principal motivo de descontento popular.

Por su parte, los grupos de poder que controlan los grandes medios de comunicación y los partidos opositores, actualmente dispersos y sin un liderazgo capaz de unificarlos, están aprovechando discrepancias en torno al referéndum para pescar en río revuelto.

Las enseñanzas del frustrado intento golpista del pasado 30 de septiembre cobran hoy máxima vigencia, con la necesaria unidad organizada del pueblo para salir de este enfrentamiento con una mayor profundización del proceso de cambios revolucionarios.

*Corresponsal de Prensa Latina en Quito

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario