Jun 14 2011
692 lecturas

Opinión

La “enfermedad” de Chávez y otros andares

Néstor Francia.*

La enfermedad del presidente Chávez ha mostrado dos actitudes muy diferentes. La del pueblo, que ha sido o solidario o respetuoso. Ni siquiera de aquellos que son opositores al gobierno (nos referimos a la base social opositora, no a los dirigentes) se ha escuchado una palabra irrespetuosa y, salvo casos aislados, la misma conducta se ha observado en redes sociales como Twitter.

Y la otra, la de muchos dirigentes de la oposición y la canalla mediática, que lejos de mostrar ni un ápice de preocupación por la salud de un ser humano, quien es además alguien tan importante para el país, su Presidente, se han dado a las especulaciones y hasta han salido presurosos a proponer la sustitución del Presidente por el Vice, ya que Chávez estaría en ausencia temporal ¡Les importa un diablo la humanidad, su única obsesión es el poder!

Algunos de estos seudodirigentes acuden a interpretaciones capciosas de la Ley para tratar de salir de Chávez aunque sea por unos días, y mostrarlo como alguien relativamente discapacitado para estar al frente del país. Un ejemplo lo tenemos en el protocopeyano Oswaldo Alvarez Paz, uno de los personajes más funestos de la Cuarta República, quien escribió, en un artículo maliciosamente titulado “Venezuela sin presidente efectivo”, lo siguiente:

“No se ha dicho, para el momento de escribir esta nota, cuánto durará la ausencia del Presidente, ni cómo será la recuperación. El Estado venezolano está sin Jefe y las cabezas del régimen están mudadas para La Habana…Recomiendo leer los artículos 233, 234 y 235 de la Constitución sobre las faltas absolutas, las temporales y sobre la autorización para ausentarse del territorio nacional que necesita el Presidente. Cada quien sacará sus conclusiones”.

Nuestra conclusión es que este sujeto es un abogado mediocre o un redomado canalla, o más probablemente una combinación de ambas cosas. Veamos lo que reza el artículo 235 de la Constitución, que es el que se refiere a la ausencia temporal: “La ausencia del territorio nacional por parte del Presidente o Presidenta de la República requiere autorización de la Asamblea Nacional o de la Comisión Delegada, cuando se prolongue por un lapso superior a cinco días consecutivos”.

Como cualquier rábula, Alvarez hace lo que los estúpidos: aplica la letra de la ley y no el espíritu de la ley, la cual es una diferencia claramente establecida al menos desde los tiempos bíblicos.
 
Cuando uno obedece la letra de la ley, pero no el espíritu, es una obediencia a la interpretación literal de las palabras, pero no a la intención de los que escribieron la ley. Por el contrario, cuando se obedece al espíritu de la ley pero no a la letra, se está haciendo lo que previeron realmente los autores de la ley, aunque no necesariamente se aplique la redacción literal. Pero además, podemos decir con toda propiedad que Alvarez Paz se comporta simplemente como un fariseo.

Por lo tanto, “fariseo” ha entrado en el lenguaje como un peyorativo para alguien que lo hace: el diccionario Inglés de Oxford define fariseo, en uno de sus significados, como una persona con el espíritu o carácter comúnmente atribuidos a los fariseos en el Nuevo Testamento, un legalista o formalista.

La norma

Es absolutamente claro que el legislador, cuando redactó el artículo 235 de la Constitución, se refería a una ausencia presidencial no justificada, y sobre todo a casos de viajes al exterior por motivos de política externa o vacaciones. Por ninguna parte está previsto, en el espíritu de la ley, que el presidente enferme fuera del territorio nacional, de manera que no lo incapacite, y por lo tanto sea sometido a un reposo médico, y se declare ausencia temporal.

La Asamblea Nacional no puede autorizar al presidente a que se ausente por causa de un reposo médico imprevisto, ni que los diputados fueran adivinos. Por otra parte, tanto en la letra como en el espíritu de la ley, la salud de los seres humanos, como es el caso del Presidente, está por encima de cualquier consideración leguleya, pues es considerada un derecho fundamental. 

¡Qué desconocimiento del alma del pueblo venezolano el de estos canallas! Ni una palabra de preocupación, ni un ápice de solidaridad con el Presidente en este trance. Qué bueno que el pueblo los va conociendo en su podredumbre. Hasta enfermo Chávez termina llevándoselos por delante.

Finalmente, en torno a este tema, todo el que escuchó al presidente en Telesur, notó que no solo está en plena capacidad para el ejercicio de sus funciones, sino que además las está cumpliendo, de hecho promulgó en su convalecencia la Ley Especial de Endeudamiento Complementario. Entretanto, quienes amamos a este gran líder, deseamos su pronta recuperación y le esperamos de regreso a la Patria para darle el gran recibimiento que se merece.

Por cierto, que durante su comparecencia televisiva, Chávez pidió una investigación a fondo sobre el muy probable sabotaje eléctrico por parte de sectores de la derecha, e inclusive habló de un “golpe eléctrico”. Ya nosotros dijimos, en nuestro análisis del 3 de junio pasado, lo siguiente:

“Ayer el Ministerio Público citó para el martes 7 de junio, en calidad de imputados, a dos despachadores nacionales de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), adscritos al despacho de carga La Mariposa, por su presunta responsabilidad en los apagones ocurridos en cinco estados del centro occidente del país y en Los Andes venezolanos, el 9 de mayo pasado. Ambos empleados de Corpoelec son los encargados de supervisar, a través de computadoras y paneles de control, el correcto balanceo de tensión en las líneas eléctricas, para que las mismas no colapsen y, por consiguiente, se suspenda el servicio de electricidad.

"Presuntamente, estos empelados  dejaron de realizar, el 9 de mayo, las maniobras necesarias para evitar las caídas de las líneas que alimentan al estado Yaracuy, Mérida, al complejo petroquímico de El Tablazo (Zulia), Planta Centro (Falcón), Cabruta y a la población El Sombrero (Guárico), así como a la planta turboeléctrica Josefa Camejo, ubicada en la Península de Paraguaná, en el estado Falcón. Ahora bien, nos preguntamos ¿por qué actuaron así estas personas? ¿Fue negligencia? ¿Por error? ¿O un acto deliberado de sabotaje? Si fuese este último caso ¿quiénes estuvieron por detrás de la acción y por qué lo hicieron? Son justas preguntas que esperamos sean respondidas en las investigaciones”.

En esta misma onda del sabotaje hay que inscribir el hackeo de la Web de nuestra cancillería, precisamente en momentos cuando se presenta el asunto de la enfermedad del presidente. La página electrónica del ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela fue bloqueada durante unas horas por hackers. En lugar de la página del ministerio, aparecía la palabra “Hackeo”. La acción se la atribuyó un grupo denominado, significativamente en inglés, “The LatinHackTeam Family”. Ya lo hemos dicho: hay que prepararse para esto y mucho más, de aquí a 2012 y más allá.

Perú
Los reaccionarios no cuentan, para variar, con el protagonismo del pueblo peruano, y piensan que el destino de ese país será decidió exclusivamente por el presidente electo y las élites. La victoria de Humala es una acción del pueblo de extrema importancia, en el contexto de la intensa lucha de clases que se libra en ese país, así como en todo el mundo. Ya hemos reseñado cómo la izquierda de Perú, así como sectores obreros y populares, también presionan para que Humala cumpla con su oferta electoral de producir cambios significativos en la realidad de ese país suramericano.
Pero la historia de Perú en esta etapa no será escrita por Ollanta Humala, aunque este será sin duda un factor importante, sea cual sea el camino que escoja, sino por el movimiento popular es ascenso.

Siria
El Imperio sigue moviendo sus piezas para tratar de extender su agresión en Medio Oriente a Siria, donde ya está interviniendo a través de agentes y grupos paramilitares, para dar una imagen de caos y represión desmedida que, con el apoyo de su sistemas mediáticos, facilita la acción militar “democratizadora” y “protectora de la población civil”.

Ya la Casa Blanca ha condenado al gobierno sirio por su “uso indignante de la violencia” contra los manifestantes y ha expresado el respaldo de Estados Unidos a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU en ese mismo sentido, propuesta por sus socios Inglaterra y Francia. Pero esta vez Rusia y China se negaron a participar en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir una resolución sobre Siria.

Por su parte, el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Muale, dijo el sábado que la propuesta de dictamen del Consejo de Seguridad sólo ayudará a los extremistas y a los terroristas. Antes Rusia había declarado que no aceptaría ningún tipo de resolución sobre el país árabe y que las acciones de la comunidad internacional podrían desembocar en la repetición del escenario libio.

Según Moscú, toda injerencia exterior agravará el conflicto sirio, que debe resolverse sólo mediante diálogo. Vitaly Churkin, representante permanente de Rusia ante la ONU, constató que en Rusia y otros miembros del Consejo de Seguridad de la ONU “existe el temor a que la intromisión del Consejo de Seguridad en este asunto sólo agudice la situación… Las fuerzas opositoras que buscan el cambio del régimen en Siria podrían percibir esto de forma errónea y provocar la escalada de la violencia en el país. Creemos que el problema de los disturbios en Siria debe resolverse mediante el diálogo. Y resulta inapropiado examinar esta cuestión desde el ángulo que proponen la parte francesa e inglesa”.

Al parecer, las dos potencias con derecho a veto en el Consejo de Seguridad, además de las potencias occidentales, han escarmentado con el caso de Libia.

Falta saber qué dicen Brasil, la India e inclusive Alemania, que se abstuvieron en la votación sobre la “zona de exclusión aérea”, que cada vez se convierte más en una intervención política y militar directa en los asuntos internos de ese país norafricano. Ya lo dijimos en el análisis del 18 de mayo pasado, y consideramos necesario repetirlo:

“La nueva situación también plantea una reconstrucción de las alianzas imperiales. Y es allí donde entre a jugar un papel fundamental la Unión Europea. El acuerdo se ve claro: Estados Unidos acepta compartir el protagonismo con Europa y tenerla como socia principal en el reparto, mientras esta apoya todas las iniciativas del patrón imperial y le permite conservar la hegemonía.

"El Imperio y Europa se dan la mano para seguir controlando el mundo y poner un freno a las pretensiones de países como China, Rusia, Brasil, India, y a los intentos de creación de nuevos polos, como la Unasur o la Celac…Es en ese contexto en que el eje imperialista se mueve con furia en el Medio Oriente".

* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario