Feb 7 2012
2109 lecturas

Opinión

La expasión del nuevo colonialismo

Siento mucho haber acertado cuando escribí que ha nacido al mundo el nuevo colonialismo. Y, de lo que se ve, se propone establecerse en cualquier país de esta Tierra. El mundo creía que nunca más ese monstruo podría establecerse, una vez que se constituyeron las Naciones Unidas. Ahora —a comienzo del siglo 21— podemos ver a ciencia cierta lo que significa la prepotencia del llamado unipolismo.| ALBERTO MALDONADO.*

 

(Que, en palabras más nuestras, quiere decir que hay un solo imperio que manda, con o sin el respaldo de los imperitos; los demás, obedecen. Y si no obedecen, pues ahí les va el “bombardeo humanitario” tipo Libia).

 

Y siento aún más que haya predicho que el próximo objetivo de tan “humanitarios y democráticos” imperios, son Siria, paso obligado a Irán, que es el verdadero propósito del gran imperio (EEUU) No porque no entienda que hay un plano de venganza (el secuestro del personal diplomático norteamericano que estaba en lo que fue su sede diplomática, cuando fue derrocado el Sha de Irán) sino porque tiene petróleo.

 

Ya lo dijo Eduardo Galeano: si esos países sembraran solo rabanitos, el imperio y los imperitos, ni caso que les harían. El problema es que tienen petróleo; y bastante. Pregunto: ¿será el mismo destino de Venezuela y la franja del Orinoco? No tanto porque es “díscolo” y quiere establecer el socialismo siglo 21; y eso, para el gran imperio es pasado de moda, cuanto porque tiene las reservas petroleras más grandes del mundo, a tres días de viaje de los petroleros.

 

Desde luego “mis visiones” nada tenían de adivino o de oráculo. Voces más autorizadas y más documentadas que la mía, han sido coincidentes en las dos proyecciones. Y la gran pregunta es: ¿y ahora quién podrá defendernos? Porque de lo que se ve, el gran imperio y los imperitos se reservan todos los derechos; ellos son los que dicen esto está bien y esto está mal. Por supuesto, en todos nuestros países existen los corifeos; es decir aquellos que, sin pensar dos veces, dicen esto está bien o está mal, según.

 

Excepto Irak, ya no es tiempo de invasiones, sin los respectivos permisos, que para eso están el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, o el Tribunal Penal Internacional de La Haya, o la Interpool, o la Comisión de Derechos Humanos, etc. El nuevo colonialismo –de lo que se ve y se lee- se caracteriza porque hay que prodigar en los países “díscolos” una especie de resistencia ciudadana, que para eso han quedado los llamados mercenarios (sicarios).

 

Con la ayuda de las grandes redes comunicacionales y los principales medios de comunicación del mundo, lo primero que hay que hacer es divulgar que en tal o cual país, la oposición “libre y democrática” está batallando y es objeto de asesinatos masivos. Entonces, hay que salvar a esa población, hay que armarla, hay que darles recursos (no importa si tienen que bloquear sus propios fondos) y hay que “restablecer” la democracia y la libertad, a sangre y fuego.

 

Mucho de eso se aplicó en Libia. El mundo entero recordará que, de pronto, los grandes medios y sus redes informáticas comenzaron a divulgar que, en una ciudad petrolera del norte de Libia, se había constituido un frente de resistencia y que se daban grandes manifestaciones contra el estrafalario coronel Kadaffi.,

 

Por supuesto, ya se habían producido miles de muertos de entre los “rebeldes”. Una cadena del tercer mundo (Telesur) llegó, sin problemas, a Trípoli (la capital de Libia) y no solo que no encontró un solo muerto (de los miles que hablaban) sino manifestaciones populares a favor de ese gobierno. Todo el mundo sabe que Kadaffi fue detenido en su tierra natal, arrastrado por los mercenarios y asesinado en plena calle.

 

Cesaron los bombardeos “humanitarios” de la OTAN y se impuso una verdadera dictadura, patrocinada, desde luego, por el gran imperio y los imperitos. Todavía no sabemos qué va a pasar en ese país y solo se ha filtrado que la verdadera oposición a la invasión ha comenzado; y que ya hay una ciudad que ha sido rescatada de los ”rebeldes” (mercenarios). De lo cual dicen nada o muy poco esos mismos medios, que para eso son muy “democráticos y libres”.

 

A lo que voy. El carácter “humanitario y civilista” del gran imperio y de los imperitos no podía quedarse ni callado ni quieto. De pronto, hallaron una manera “más civilizada” de colonialismo “más humanitario y moderno” Con mayor razón si el país “a salvarse” tiene petróleo; y del bueno. Y “más mejor todavía” (como diría nuestro pueblo) si el país ofrecía un mar de agua dulce, cristalina y pura, en tierras que pintaban desérticas. Lo cual “encontraron” (¡Oh casualidad!) en Libia

 

Y con Siria se está aplicando la misma receta. Como una especie de continuación de la llamada “primavera árabe”, de pronto, aparecieron unos rebeldes “sirianos” (¿así se les dice?) que comenzaron a matar civiles sirios; entre ellos, no pocos niños, mujeres, ancianos. !Qué cosa tan terrible! Y, por supuesto, los “humanitarios” cristianos de este lado (occidental y cristiano) ya quieren ir a salvar a esos pueblos que, según sus cuentas, ya pasan de 5.000. Eso sin contar los soldados y civiles del lado del señor Asaad, que también han muerto.

 

Sin pensarlo dos veces, los occidentales y cristianos “salvadores” presentaron una resolución, según la cual, el Consejo de Seguridad de las NN.UU. daba a la vieja y corrompida OTAN y, desde luego, al gran imperio, permiso para nuevas franjas aéreas y bombardeos humanitarios.
Solo que, esta vez, Rusia y China, que tienen derecho al veto, no quisieron correr los riesgos que asumieron en el caso Libia, y que dieron campo abierto para que la vieja y corrompida OTAN programara los “bombardeos humanitarios” y la invasión de ese país, sobre la base de “rebeldes” (mercenarios)

 

Siria, desde luego, por esta negativa, no está libre de una invasión “democrática y libre” Seguirá el desangre y los mercenarios continuarán su acción. El imperio y los imperitos se reservan el derecho a invadir cualquier país (Siria es uno) si aquello les sirve a sus propósitos. Y, en este caso, matarían dos pájaros de un solo tiro. Le sacarían un clavo al gran dog del Medio Oriente (Israel de Netanyahu y de los “lobbys” nortamericanos) y podrían estar más cerca de Irán, que es el objetivo final del gran imperio y de los imperitos. Ojalá no adivine otra vez.

 

En esta parte, una aclaración obligada. No hay datos (ni cercanos, peor lejanos) que estos países hayan tenido o ensayado alguna vez la democracia occidental y cristiana. Los mismos aliados del gran imperio y de los imperitos (Jordania. Arabia Saudi, Bairet, etc.) tienen monarquías (satrapías) o gobiernos dictatoriales, desde hace décadas.

 

¿Cuántos años gobernaba Egipto el señor Mubarak? ¿Cuántos el de Túnez? ¿Cuántos va el señor del Yemen que está atendiéndose en EEUU? Es decir, no es ni exclusivo ni nuevo que en Siria haya un gobierno hereditario, como el del señor Asaad. Tampoco estamos defendiendo ese estilo.

 

Y tampoco creemos en la democracia occidental y cristiana (de antaño) que solo garantizaba que la gran oligarquía y sus diversos sectores (importadores y exportadores, banqueros, principalmente) se turnen en el poder político (el económico ya lo tienen y lo disfrutan) a fin de que todo siga igual que siempre; que haya pocos millonarios y muchos pobres, que “Taita Dios” así lo ha querido (tesis de la nueva CONAIE y del MPD)

 

Lo que en verdad preocupa a muchos es que el gran imperio y los imperitos sigan aplicando en el mundo del siglo 21 la ley del embudo. Esta ley (según los viejos ecuatorianos) es para los de poncho; es decir para los más pobres. En este caso, para los países que pretendan ser soberanos y dignos. ¡Que eso dice la declaración de las Naciones Unidas! Cierto, muy cierto; pero, cuando los imperios y los imperitos les da la gana, pues invaden cualquier país, con armas de última tecnología (inteligentes, dicen) Por citar un caso: Irak. Por citar otro: Libia.

 

¿Quién será el próximo? Eperemos que no le toque a América Latina.

 

Puedo estar equivocado; pero ¿alguien me puede informar si la Corte Penal Internacional ha dictado ya una orden de captura contra el señor Bush, hijo, por haber invadido Irak con una mentira? ¿Alguien me puede informar si la Comisión de Derechos Humanos de la OEA ya ha pedido el
enjuiciamiento del Presidente yanqui y los militares que invadieron y mataron muchos civiles en Panamá, en Granada, en República Dominicana? ¿A quién le toca esta salvación “libre y democrática?

 

Razón tiene el presidente de Venezuela (Hugo Chávez) cuando denuncia que hace poco un acorazado de esos que tiene solo el imperio, espiaba en agua territoriales venezolanas y huyó, presuroso, a aguas internacionales, cuando fue detectado por la Marina venezolana. Y razón tiene el Presidente Chávez, de dudar de esos grupos de venezolanos que, en Miami arman jaleo cada vez y cuando. ¿No estarán preparando un nuevo capítulo de “rebeldes venezolanos” que demandan ayuda a los EE.UU. para nuevos “bombardeos humanitarios” pero sobre este país?

 

Me da hasta risa (sin quitarle nada del dramatismo que tiene) que le critiquen al juez español Garzón, que las oficia de gran veedor del nombramiento de la nueva Corte Nacional de Justicia en Ecuador, solo porque sus pares españoles le hayan enjuiciado por pretender juzgar a los asesinos y criminales, de la era del generalísimo Francisco Franco. Yo encuentro que es lógico que, en estos tiempos, se lleve a juicio al juez Garzón ya que ha pretendido revolver la historia reciente (Franco murió en 1975) con mayor razón si los auténticos herederos de Franco han vuelto al gobierno político de ese país “tan culto y tan cristiano”

 

Los latinoamericanos, en cambio, no podemos olvidar “las bondades” de cinco siglos de colonia española y que los españoles (inclusive los curas españoles) se pasaron décadas discutiendo si nuestros indios tenían o no alma, eran seres humanos o no. Y pensar que haya izquierdistas
ecuatorianos que estén junto a semejantes herederos.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Bradach
    7 febrero 2012 18:25

    no solamente los indígeneas también las mujeres, los curas españoles aun en 1970 se podía leer en los periódicos q la mujer no tenía alma… que era inferior ¿cómo se puede apoyar a semejante banda de descerebrados que nos niegan el derecho a ser seres humanos plenos? Y n cuanto a los indígenas, hoy los saquean abusándo de su natural bondad les quitan sus conocimientos en beneficio de sus empresarios y dicen que si justifican los crímenes (los mismos que vociferan contra el aborto) es porque llevaron la fé y la lengua a lo que yo pregunto ¿es q no tenían lengua? es que solamente hay una sola fe?