Feb 22 2012
1683 lecturas

OpiniónPolítica

Los cinco amigos globales de Obama y sus lecturas poco recomendables

En la lista de los cinco amigos globales de Barack Obama no aparece ning√ļn mandatario latinoamericano, ya no se diga alg√ļn africano o medio oriental. Seg√ļn Foreign Policy¬† y el peri√≥dico turco Sunday Zaman, en entrevista con Fareed Zakaria, de la revista Time, Obama nombr√≥ a sus cinco ¬ęamigos internacionales¬Ľ: el premier turco Racip Erdogan, la canciller alemana Angela Merkel, el premier de India Manmohan Singh, el presidente de Corea del Sur Lee Myung-bak y el premier brit√°nico David Cameron.

El criterio de su ranking se basa en ¬ęlas buenas (sic) relaciones de trabajo¬Ľ que mantiene con ellos.

De los 193 pa√≠ses de la ONU llama la atenci√≥n que el mandatario del pa√≠s a√ļn m√°s poderoso del planeta (pese a su declinaci√≥n notable) solamente cuente a sus amigos con los cinco dedos de una mano. Ser√≠a tambi√©n interesante colocar la lista de los principales l√≠deres mundiales ¬ęenemigos¬Ľ de Obama, en la que vendr√≠a ante todos el premier israel√≠ Bibi Netanyahu, quien lo obstruye permanentemente.

No sorprendi√≥ en absoluto la nominaci√≥n del premier Erdogan, ya que Turqu√≠a ‚Äďencrucijada geoestrat√©gica en Eurasia‚Äď se ha convertido en el eje principal de su pol√≠tica medio oriental. Con la excepci√≥n del sudcoreano Lee Myung-bak ‚Äďquien, dicho con respeto, juega un papel geoestrat√©gicamente menor a los otros considerados‚Äď, las amistades de Obama no han tenido concreciones en el terreno de los hechos, cuando la canciller Merkel se ha negado a implementar la pol√≠tica hiperinflacionaria de rescate bancario formulada por Timothy Geithner (secretario del Tesoro de Estados Unidos), y el premier indio Singh ha profundizado su relaci√≥n de compra de hidrocarburos a Ir√°n (pese al boicot asfixiante de la OTAN).

Sorprende tambi√©n que Obama haya citado al premier brit√°nico David Cameron (muy cercano a Israel), del Partido Conservador, cuando era usual que los presidentes del Partido Dem√≥crata mantuvieran √≥ptimas relaciones con los laboristas, a diferencia de la intimidad del Partido Republicano con los conservadores brit√°nicos (v.gr. la dupla Reagan/Thatcher). No aduzco que la ¬ęrelaci√≥n especial¬Ľ entre Estados Unidos y Gran Breta√Īa haya desaparecido (todo lo contrario), sino que hab√≠a entrado en crisis con las pol√≠ticas financieristas unilaterales del laborista Gordon Brown. Se desprende que Obama maneja m√°s bien intereses pragm√°ticos que una ideolog√≠a depurada.

Dejo de lado a los amigos ¬ędom√©sticos¬Ľ de Obama ‚Äďentre los que se encuentran el hoy alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, y el megaespeculador con m√°scara de ¬ęfil√°ntropo¬Ľ George Soros‚Äď para escudri√Īar las lecturas preferidas de Obama, seg√ļn Josh Rogin, de Foreign Policy (26/1/12), y Richard Cohen, de The Washington Post (13/2/12).

A mi juicio, la intelligentsia estadunidense (donde pululan los halcones sionistas, debido a su control masivo de Wall Street, los multimedia, Hollywood y el Congreso) hoy se ha fragmentado en dos bandos, con muy pocos ¬ęrealistas¬Ľ, ya no se diga ¬ęidealistas¬Ľ: la escuela ¬ędeclinista¬Ľ (minoritaria) y la escuela ¬ęnegacionista¬Ľ (mayoritaria).

A juicio de Josh Rogin, ¬ęObama abraza la teor√≠a de los consejeros de Romney¬Ľ sobre ¬ęel mito del declive estadunidense¬Ľ (ver Bajo la Lupa, 19/2/12). Resulta que el ensayo sobre ¬ęEl mito (sic) del declive estadunidense¬Ľ en The New Republic (11/1/12), por Robert Kagan ‚Äď√≠ntimo de Israel y consejero del candidato presidencial por el Partido Republicano Mitt Romney‚Äď, ha sido adoptado como lectura de cabecera por Obama, a grado tal que durante su informe a la naci√≥n cit√≥ algunas de sus frases ¬ędomingueras¬Ľ: ¬ęEstados Unidos est√° de regreso¬Ľ; ¬ęCualquiera que les diga que Estados Unidos se encuentra en declinaci√≥n o que nuestra influencia se ha desvanecido, no sabe lo que dice¬Ľ. ¬°Uf!

Pues ante todo, a quien Obama debe convencer es nada menos que al ex asesor de Seguridad Nacional de Carter (y su también consejero) Zbigniew Brzezinski, quien en su reciente libro Visión estratégica: EU y el caos global que viene, asimila la inevitable decadencia de Estados Unidos (ver Bajo la Lupa, 5/2/12).

Para equilibrar sus juicios, Obama deber√≠a tambi√©n leer el reciente libro de Brzezinski, de mayor estatura geoestrat√©gica que Robert Kagan, quien con sus teor√≠as alocadas empuj√≥ ‚Äďal un√≠sono de los neoconservadores straussianos‚Äď al desastre militar de Estados Unidos desde Irak hasta Afganist√°n.

El debate es intenso. Joseft Joffe ‚Äďmiembro alem√°n de la revista The American Interest (enero/febrero 2012), que dirige el controvertido nip√≥n-estadunidense Francis Fukuyama‚Äď, se mofa de la ¬ęquinta ola de declinacionismo¬Ľ.

En su libro com√ļn ‚ÄďLo que √©ramos nosotros: c√≥mo EU cay√≥ atr√°s en el mundo que invent√≥ (sic) y c√≥mo regresamos‚Äď, Thomas Friedman (periodista de The New York Times) y el polit√≥logo conservador Michael Mandelbaum aseveran que ¬ęla misma pauta del pasado medio siglo se volver√° a repetir¬Ľ (l√©ase: la indestructibilidad de Estados Unidos pese a sus tropiezos).

Robert Kagan, miembro de la cofradía secreta Huesos y Calaveras (de Yale) y cofundador del superbélico Project for the New American Century (PNAC), pretende desmontar todos los argumentos declinacionistas (a mi juicio, con mucha locuacidad y poca sustancia).

El neoconservador straussiano Robert Kagan es hijo del polémico historiador Donald Kagan (muy galardonado por los circuitos israelíes), hermano de Frederick (quien favorece un aumento del gasto militar) y esposo de Victoria Nuland (anterior embajadora ante la OTAN y hoy portavoz de Hillary Clinton). ¡Toda la famiglia Kagan al servicio de la guerra!

Muy prol√≠fico, Robert Kagan acaba de publicar El mundo que EU hizo (sic), que le vali√≥ una entrevista muy a modo con Jennifer Rubin (The Washington Post, 14/2/12), donde presenta una visi√≥n apocal√≠ptica del planeta en caso de ¬ęla declinaci√≥n de Estados Unidos¬Ľ y su ¬ęsuicidio preventivo (sic) como superpotencia¬Ľ: retorno a la guerra entre los nuevos poderes emergentes; retirada de la democracia frente a la influencia de Vladimir Putin en Rusia y de una China autoritaria, y debilitamiento global de la econom√≠a de libre mercado, que ¬ęEstados Unidos cre√≥ y ha sostenido militarmente (sic) durante m√°s de 60 a√Īos¬Ľ. ¬°Vaya ignorancia! Estados Unidos no ¬ęcre√≥¬Ľ el libre mercado, sino Gran Breta√Īa (en pr√°ctica y teor√≠a).

En un art√≠culo relevante, Tom Barry ‚Äďdirector de pol√≠tica del think tank International Relation Center‚Äď desmenuza la anatom√≠a patol√≥gica del Committee on the Present Danger (CPD: comit√© del peligro presente) y sus v√≠nculos con los superhalcones y neoconservadores del PNAC (donde descuella Robert Kagan) y del Center for Security Policy (CSP) fundado por Frank Gaffney (Asia Times, 23/6/06), quienes ¬ęfomentan el nivel de miedo en la opini√≥n publica y con los hacedores de la pol√≠tica en Estados Unidos¬Ľ, con el objetivo de ¬ęincrementar los presupuestos militares, movilizar al pa√≠s para la guerra y destruir a las fuerzas aislacionistas, anti intervencionistas y realistas de la pol√≠tica de Estados Unidos¬Ľ. ¬°El ¬ęmodelo CPD¬Ľ!

A Tom Barry le falt√≥ agregar que los pocos ¬ęrealistas¬Ľ que quedan en Estados Unidos tienen la batalla perdida hasta ahora debido al apabullante control totalitario y orwelliano que ejercen en los multimedia de Estados Unidos (por ende, de alcance global) los s√ļper halcones y neoconservadores straussianos coaligados en el ¬ęmodelo CPD¬Ľ del CSP y el PNAC.

Dime en quién te inspiras en tus lecturas y te diré quién eres.

*Analista internacional mexicano, columnista de La Jornada

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario