Ago 13 2008
730 lecturas

Política

Lula pidió dejar atrás la polémica por el castigo a torturadores

surysur

El presidente de Brasil, Lula da Silva, insistió en dejar atrás la polémica sobre si debe castigarse a los torturadores de la dictadura militar que gobernó el país entre 1964 y 1985. La posibilidad de revisar la Ley de Amnistía sigue siendo lejana.

Durante un discurso en Río de Janeiro, Lula manifestó que la sociedad brasileña debe hacer culto a sus “héroes” y no buscar solo incriminar a los “villanos” que los mataron. “Necesitamos tratar un poco mejor a nuestros muertos” aseveró el presidente.

“Siempre que hablamos de los estudiantes que murieron, de los trabajadores que murieron, hablamos insultando a alguien que los mató, cuando en verdad ese martirio nunca acabará si no aprendemos a transformar nuestros muertos en héroes y no en víctimas”, concluyó.

A diferencia de otros países sudamericanos, Brasil no revisó una ley promulgada por el régimen militar en 1979, que liberó a presos políticos y amnistió a militares que hubieran cometido abusos. Lula estuvo detenido por oponerse a la dictadura. Cientos de militantes opositores fueron muertos o desaparecieron durante el régimen militar brasileño.

Brasil todavía no ha logrado cicatrizar totalmente las heridas dejadas por la dictadura y periódicamente resurge la polémica sobre la llamada Ley de Amnistía. La revisión de esta ley cuenta con una gran oposición de parte de ex oficiales brasileños.

Los ministros de Justicia, Tarso Genro, y de Derechos Humanos, Paulo Vannuchi, defendieron que la ley no debería amparar a los torturadores, por considerar que esa práctica no es un delito político, amparado por la amnistía, sino un crimen bárbaro.

A diferencias de Argentina y Chile, que también vivieron duras dictaduras, Brasil nunca enjuició a nadie por asesinatos y torturas cometidas por la dictadura militar.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Patricia Parga-Vega
    13 agosto 2008 11:12

    Triste noticia para el mundo de los Derechos Humanos, esperemos que Lula no tenga que lamentarse por tener entre las filas de su ejército a criminales…