May 15 2007
253 lecturas

Opinión

MEMORIA PARA EL AMBIENTE. Y PARA OTROS ASUNTOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Albert Gore, Jr., vicepresidente con la Administración Clinton y este último como presidente, estuvieron implicados y fueron responsables de diversos crímenes y atrocidades, incluyendo intervenciones en diversos países de todo el mundo, el apoyo al terrorismo y la guerra de Yugoslavia.

Además son responsables del bombardeo con armas radiactivas en la guerra de Yugoslavia, en Somalia y probablemente también en el bombardeo de Iraq y de Afganistán.

Los hechos

Iraq 1993-2001. Durante toda la duración de la administración Clinton/Gore se continúa bombardeando Iraq (con la colaboración de Francia y de Gran Bretaña). La justificación de los bombardeos son excusas que más tarde se revelarán fraudulentas (1).

Por ejemplo el 26 de junio de 1993 (5 meses después de que Clinton/Gore tomen el poder) EEUU bombardea Bagdad con 23 misiles Tomahawk con la excusa de una conspiración para matar a Bush. Los Estados Unidos financiaron con miles de dólares el Acuerdo Nacional Iraquí para desestabilizar el régimen de Saddam Hussein con atentados terroristas (2). Además se mantiene el embargo y duras sanciones económicas, que costaron la vida a más de millón y medio de iraquíes en su mayoría niños (3).

Somalia 1993. Bombardeo con misiles a las fuerzas del general Mohamed Aidid, que se oponía a la entrada de tropas estadounidenses en su país. La operación fue presentada con la coartada de la ayuda humanitaria con amplio despliegue de los medios. Pero la realidad es que detrás estaba “la mierda del diablo” que es como los africanos llaman al petróleo, el “oro negro” como lo llamamos nosotros.

Hay evidencias de que se utilizó armamento radiactivo (4).

Yugoslavoa 1992-94. Se establece un Bloqueo marítimo de EEUU y la OTAN sobre Yugoslavia: Serbia y Montenegro. Yugoslavia está en la agenda.

Yugoslavia, Bosnia 1993. Se establece una zona de exclusión aérea patrullada, se fomenta la guerra civil, se derriban aviones, se bombardea a los serbios. Se aumenta la tensión sobre los objetivos que explicaremos más adelante.

Haití 1993. Ocupación de Haití por una fuerza multinacional encabezada por EEUU el 19 de septiembre 1994 sobre el régimen que ellos mismos pusieron en el poder, derrocando al legítimamente electo presidente Aristide.

Los ocupantes de EEUU no arrestaron a los líderes del ejército de Haití por sus crímenes, muy al contrario, les premiaron garantizándoles su seguridad y millonarias jubilaciones. El cura cristiano Aristide que había sido derrocado por un golpe militar a los pocos meses de resultar electo en 1991 es devuelto al gobierno después de haber sido obligado por EEUU a aceptar que se va a portar bien. Es decir que va ha dejar de ayudar a los pobres y someterse a una agenda favorable a los ricos y a la clase gobernante del país.

Desde entonces, EEUU impide el castigo de los responsables de las violaciones de los Derechos Humanos y se niega a devolver los documentos oficiales robados durante la invasión que podrían establecer sus responsabilidades.

Yugoslavia, Bosnia 1994-1995. Aquí me permito extenderme más allá de los hechos para hacer comprensible el contexto, porque el dúo dinámico es totalmente responsable de haber provocado una aparentemente incomprensible guerra en Europa.

Yugoslavia se negaba tercamente a que Occidente le impusiera su modelo y a entrar en la OTAN. Algo especialmente grave porque era una región geoestratégica importante para el paso de las autopistas energéticas de Asia Central y además poseía importantes recursos mineros. Yugoslavia, era además un mal ejemplo de convivencia interétnica como comprobé personalmente en dos viajes en los que la crucé en 1967.

Así que inicialmente me resultaba profundamente incomprensible cómo se había provocado la guerra. Pero es un hecho que la estrategia del imperio se basa justamente en azuzar las diferencias étnicas, igual que lo hizo Hitler cuando invocó la autodeterminación étnica contra Checoslovaquia y Polonia con la excusa de invadirlas en 1938/39.

La autodeterminación étnica es un principio que ahora se esconde bajo la tapadera de los “derechos humanos” para conseguir el mismo objetivo: estimular las insolidaridad y dividir. Así que EEUU orquestó la demonización de los serbios que ya había sido iniciada por Alemania desde principios de los años 90 (5,6).

Desde 1994 los Estados Unidos desarrollan una operación secreta similar a la que ya hicieron anteriormente y que resultó revelada en el escándalo Irán-Contra, pero esta aún permanece oculta (7).

Estados Unidos encubiertamente (financiando a grupos islámicos) violó el embargo del Consejo de Seguridad de la ONU en la venta de armas a cualquier grupo armado en el conflicto de Yugoslavia. Como resultado se formó una red secreta de venta de armas a través de Croacia (8).

No se trata de teorías conspiratorias, los Estados Unidos utilizaron a islamistas para armar a los musulmanes en Bosnia, ex-Yugoslavia, según un informe gubernamental holandés que incluso provocó la dimisión del gobierno (9).

Para entender la participación de los islamistas en las dos guerras de Yugoslavia y de Bin Laden, financiados por Estados Unidos, es especialmente interesante el trabajo de Jurgen Elsasser que explica como los combatientes musulmanes reclutados por la CIA para luchar contra los soviéticos en Afganistán y que estaban prácticamente en el paro, fueron utilizados sucesivamente en Yugoslavia (y en Chechenia) siempre con el apoyo de EEUU.

Al término de la guerra en Afganistán, Osama ben Laden reclutó a esos militantes yihadistas, los entrenó, en parte con el apoyo de la CIA, y los desplegó en Bosnia con sueldos de 3.000 dólares mensuales por servir en el ejército bosnio. Su lugarteniente en Bosnia Herzegovina, Al Zawahiri, que era el brazo derecho de Ben Laden, fue el jefe de operaciones en los Balcanes a principios de los años 90, viajó a Estados Unidos con un agente del US Special Command para recoger dinero para la nueva guerra (10).

Chechenia 1995. Los EEUU no aparecen como actores en esta primera guerra pero hay evidencias de que también participaron financiando grupos islámicos desocupados tras la guerra de Afganistán, y al separatismo, al igual que hizo en Yugoslavia, como se explica en el libro Cómo llegó la Yihad a Europa (11).

Cuba 1996. El 21 de Octubre un avión norteamericano fue encontrado fumigando algo en la provincia cubana de Matanzas. Siguió una plaga del insecto Thrips palmi que nunca se había encontrado en la isla y que devoró maíz, judías, pepinos y otros alimentos. Este acto de guerra biológica fue denunciado ante la ONU (12).

Zaire, Congo, 1996-97. Intervención de tropas de Marines EEUU al igual que en Liberia en 1997 y Albania también en 1997.

Sudán 1998. Imposición de un embargo económico y bombardeo del país. Incluyendo el ataque con más de una decena de misiles Tomawak de la única fábrica de medicamentos humanos y veterinarios con la excusa de que fabrican armas químicas y del terrorismo (13). Algo que nunca se demostró y se reconoció incluso que se trataba de un error (14).

La consecuencia fue una penuria del 90 % de los medicamentos que estaban produciendo. Estos medicamentos eran fabricados y consumidos localmente. Por lo tanto la consecuencia del bombardeo del dúo dinámico fue sobre todo la destrucción de la autonomía farmacéutica del país con respecto a las multinacionales médicas.

Como consecuencia también, miles de desgraciados somalíes murieron al no poder tratarse con medicamentos efectivos para las enfermedades endémicas. Es decir asesinatos y despoblación. Curiosamente es lo mismo que promueve la ortodoxia del SIDA de la que Clinton se ha convertido en un apóstol y en la que colaboró Al Gore (15).

África 1998. Ese mismo año se creaba la Iniciativa estadounidense de respuesta a las crisis africanas (ACRI). Con la excusa de realizar “misiones humanitarias” se desarrolló un amplio programa de entrenamiento militar con varios países africanos cuya prolongación consecuente es la actual invasión de Somalia (16).

Afganistán 1998. Ataque con misiles sobre antiguos campos de entrenamiento de la CIA utilizados por grupos fundamentalistas islámicos a los que se acusa de haber atacado embajadas (17).

Iraq 1998-99. Bombardeo intenso con misiles durante cuatro días de ataques aéreos. Sólo en los primeros 8 meses de 1999 EEUU y GB realizan 10.000 vuelos sobre Iraq, utilizando más de mil bombas y misiles sobre 400 lugares (18).

Sudáfrica, 1999. Al Gore, que estaba ligado a la industria farmacéutica (19), intenta venderle AZT rebajado al gobierno de Sudáfrica. Pero este rechaza la “ayuda” al darse cuenta de que el AZT es el SIDA por receta. (15)

Yugoslavia 1999: Kosovo Bajo el liderazgo de EEUU, la OTAN bombardeó Kosovo y Serbia en una operación denominada “Intervención Humanitaria-Ángel Guardián” desde el 24 de marzo al 10 de junio de 1999.

Como en el caso de Bosnia los EEUU promocionaron al fundamentalismo islámico para desestabilizar la región. Por arte de magia, en solo cuestión de meses, las milicias de la UCK calificados en febrero del 98 de terroristas por EEUU pasaron a convertirse en aliados de los Estados Unidos en Kosovo (20).

La intervención se montó una vez más (igual que en Bosnia) a partir de información falsa y manipulada, facilitada por EEUU y la OTAN, sobre presuntas masacres cometidas por los serbios para demonizarlos. Este montaje impresentable fue difundido vergonzosamente por todos los medios de desinformación durante meses para preparar la invasión.

Después EEUU presentó unas fraudulentas negociaciones con unas condiciones surrealistas que pueden resumirse en lo siguiente: La OTAN (es decir, EEUU) se apropiará de Kosovo y tendrá acceso libre a toda Yugoslavia y además ustedes tienen que pagar los costes del gobierno de la OTAN. Unas exigencias inaceptables para cualquier estado que evidentemente fueron rechazadas (21.22).

Y en consecuencia vino la operación humanitaria “Ángel guardián” durante la que se arrojaron cerca de 25.000 toneladas de explosivos, en unas 25.200 incursiones aéreas. Se emplearon bombas racimo y de fibra de carbono así como municiones radiactivas.

El comandante de las fuerzas aéreas francesas de la OTAN, General Joffret, afirmó: “Las fuerzas aéreas recibieron órdenes para destruir la vida en Serbia” (23) Según sus declaraciones en esta misión humanitaria, mujeres, niños, mayores, pasajeros de trenes y autobuses, transeúntes sobre puentes, fueron aniquilados.

2.500 personas perdieron sus vidas, de las cuales, el 30% fueron niños. Se produjeron más de 10.000 heridos, de los cuales, más del 40% niños. Durante el ataque se realizaron bombardeos masivos de objetivos civiles, alojamientos residenciales, puentes, carreteras, vías ferroviarias, refinerías, instalaciones químicas, estructuras empresariales vitales, transmisores de radio, televisión. Muchas instituciones sanitarias o educativas, monumentos culturales, iglesias, monasterios, cementerios, también fueron arrasados totalmente.

Se destruyeron deliberadamente la estación de televisión (como es habitual hacerlo, el último ejemplo es la de Bagdad en Iraq) e incluso la embajada China de Belgrado que los Estados Unidos (con sus sofisticados medios de detección por satélite) no sabían donde estaba (lo que era evidente en un simple mapa turístico). Se causó una pérdida masiva de vidas, y una catástrofe humanitaria, económica y medioambiental, cuyas trágicas consecuencias no pueden ser limitadas en términos de tiempo ni de territorio.

En esta agresión de Estados Unidos y de la OTAN contra la República Federal de Yugoslavia, se cometió una grave violación de los principios fundamentales en las relaciones internacionales, y del Derecho Internacional Humanitario. La OTAN violó los mandatos del consejo de Seguridad de las Naciones Unidas así como el acta de su propia fundación (24).

En marzo de 1999, juristas de varios países incluyendo EEUU, presentaron demandas ante el Tribunal Penal Internacional en La Haya, acusando de crímenes de guerra a la OTAN pero el tribunal procesó a los serbios (25).

Por si fuera poco los EEUU y la OTAN admitieron oficialmente haber lanzado más de 30.000 proyectiles con uranio empobrecido en Kosovo, más de 2.500 en el resto de Serbia y 300 en Montenegro. Recordemos que estas armas además de no ser de “uranio empobrecido”, son consideradas por la Subcomisión para la Protección y Promoción de los Derechos Humanos (de la ONU) como “armas de destrucción masiva” y violan numerosos convenios internacionales como ya hemos explicado.

El General G. Robertson, en su carta de 7 de febrero del 2000, confirmó que por todo el territorio de la provincia de Kosovo y Metohija, en aproximadamente 100 incursiones aéreas, se utilizaron unas 31.000 cartuchos de munición de uranio (lo que es equivalente a 10 toneladas de UE). En los meses que siguieron los soldados de la OTAN que tuvieron el privilegio de participar en este genocidio se empezaron a enfermar y a morir. Especialmente los que habían sido situados estratégicamente en las zonas de máxima contaminación como los españoles.

Hay que recordar que las tropas de los privilegiados que pertenecen al club nuclear se posicionaron fuera de esa zona.

Además Estados Unidos retuvo, ocultó y negó la información, obstruyendo las investigaciones sobre los peligros del uranio con el objetivo de evitar responsabilidades morales y financieras. El portavoz del Pentágono tuvo la desvergüenza de afirmar que “los proyectiles de uranio empobrecido no son dañinos desde el punto de vista medioambiental, ni presentan un significativo impacto sobre la salud” (27).

Javier Solana fue todavía más lejos sugiriendo que incluso podría ser beneficioso para la salud. El programa de la UNEP sobre la contaminación radiactiva fue un fraude, y el informe de la OMS también, ya que desde 1957 está sometida a la Agencia Internacional de Energía Atómica, es decir, al lobby nuclear (28).

Los medios de comunicación siguieron la voz de su amo y censuraron toda la información al respecto, especialmente cuando se detectó plutonio en Yugoslavia. El plutonio es el elemento radiactivo artificial más tóxico de la creación. El plutonio no forma parte del uranio fraudulentamente llamado uranio empobrecido, como tampoco otro elemento artificial radiactivo, el U236, que también se encontró en Iraq y en Afganistán (29). Eran nuevas pruebas de que EEUU y la OTAN mienten en contra de nuestra salud.

El balance de la guerra de Yugoslavia fue de 200.000 muertos y más de un millón de refugiados (30). Y lo que queda ya que las consecuencias de la radiactividad seguirán estando presentes para siempre.

Chechenia 1999. En la segunda guerra de Chechenia, al igual que en la primera, los Estados Unidos aparentemente no intervienen, pero según muchos analistas estaban detrás azuzando el conflicto utilizando, como en Afganistán y en Yugoslavia, a las milicias islámicas.

Éstas eran armadas por países aliados de Estados Unidos como Arabia Saudí, Turquía, Jordania, y se refugiaban en Azerbayán que también es su aliado. Además eran descaradamente apoyadas por las radios de la CIA: Radio free Europe y radio Liberty. Incluso hay evidencias de que el agente de la CIA Ben Laden financió y apoyó a los rebeldes chechenos (31).

Bombas 1999. Estados Unidos se negó a firmar el Acuerdo Internacional para la prohibición de las minas antipersonal (dentro de cuya definición entran las bombas de racimo) que entró en vigor el 1o de marzo de 1999. Y con razón, ya que ese mismo año había lanzado en Yugoslavia 1.100 bombas de racimo cada una de las cuales contenía 202 bombas sencillas. Es decir regó 222.200 bombas en el país (32).

Ese mismo año EEUU reconoce que está formando un grupo para manipular la opinión pública internacional respecto a su política exterior (33).

Timor Oriental 1999. Estados Unidos sigue apoyando con ayuda militar la masacre que perpetra el ejército indonesio sobre la población que reclama la independencia (34). Por cierto que lo mismo hizo con Israel durante la Guerra del Líbano.

Sudáfrica 2000. A pesar de los esfuerzos de las instituciones sanitarias internacionales OMS, UNICEF y de las multinacionales farmacéuticas, la guerra de los EEUU contra la epidemia de SIDA inventada en África, va mal. Las ventas del tóxico AZT se rechazan, e incluso la propia hipótesis oficial de que el SIDA esté causado por un virus es cuestionada.

En enero Al Gore preside una reunión excepcional del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el problema del SIDA en África. Pero en realidad, sobre la amenaza del creciente cuestionamiento de la hipótesis oficial en África. En mayo EEUU amenaza a Sudáfrica declarando que el SIDA en África es una amenaza para la seguridad nacional de los EEUU (35).

Colombia 2000. Con la excusa de la “Guerra a las Drogas”, Estados Unidos lanza el Plan Colombia, un programa de ayuda masiva que en su mayor parte es militar.

La guerrilla es calificada de narcotraficante, pero el propio administrador de la DEA en un testimonio del año anterior ante la Cámara del Comité Judicial, Subcomité del Crimen, dijo que “no había llegado a la conclusión de que las FARC y el ELN fueran entidades de tráfico de drogas”. Al contrario hay pruebas de que el ejército colombiano sí está implicado en el tráfico de drogas y no solo de cocaína, sino también de heroína. Y lo mismo puede decirse del mexicano y del peruano apoyados por los EEUU (36).

El Plan Colombia, presentado en 1998 por el presidente Andrés Pastrana como un programa de desarrollo económico sin drogas, es en realidad una pantalla para la implantación de fuerzas estadounidenses en el país, como lo demuestra el hecho de que después de cinco años de combates, Colombia sigue siendo el primer productor mundial de cocaína (37).

No se trata de ningún fracaso. El petróleo colombiano se encuentra controlado por los EEUU y la disidencia interna también. La hipocresía de la lucha contra la droga la hemos dejado bien clara anteriormente (para los que tuvieran alguna duda) mediante la exposición de un hecho: tras la invasión de Afganistán –cuya producción de opio había sido reducida en un 90% antes de la invasión–, con la excusa de combatir el terrorismo, tras la democracia impuesta por EEUU el país vuelve a consagrarse como el principal productor de opio mundial (38).

Desde 1993- a 2001. Durante todo su mandato también luchó contra el propio pueblo norteamericano. El analista Nat Hentoff afirma que la Administración Clinton/Gore “es quien ha inflingido el mayor daño a nuestros derechos y libertades constitucionales” (39).

Toda esta galería de atrocidades no pretende ser exhaustiva. El dúo dinámico de cruzados humanitarios Clinton/Al gore son responsables además de los siguientes crímenes globales:

1- Haber fomentado durante su estancia en el poder del país más poderoso un orden mundial injusto que asesina silenciosamente por sí mismo a una gran mayoría de sus semejantes al privarles del agua potable y de los alimentos mínimos que necesitan, para beneficio de una elite de las que ellos forman parte.

2- Ocultar que el problema más grave que tiene la humanidad no son sus rentables cruzadas oportunistas sobre el SIDA o el calentamiento global: esas son coartadas para entretenernos, crear miedo e impedir que nos enfrentemos con los auténticos problemas que tenemos: agotamiento de los recursos petrolíferos, aumento de la contaminación química y radiactiva, aumento de las guerras y de las desigualdades entre ricos y pobres, etc…

Manipular el problema del calentamiento global, cuyas consecuencias podremos experimentar dentro de un indefinido número de años, ocultando las consecuencias de la contaminación radiactiva (que ellos mismos han contribuido a aumentar con sus guerras) cuyos efectos llevamos padeciendo desde hace décadas en forma del aumento de las enfermedades de civilización.

El calentamiento global presentado como “la principal amenaza con la que enfrentarnos”, oculta y fomenta el deterioro de nuestro patrimonio genético provocado por la creciente contaminación radiactiva.

Notas

1- Michel Collon “Attention medias” ed. EPO Bélgica. pág. 284.

2- Independent. Londres 26 mazo 1996.

3- Ver nuestro informe detallado sobre las consecuencias sanitarias del bloqueo para la población de Iraq en el nº 69 de la revista. Alfredo Embid “Aumento de cánceres, malformaciones y otras enfermedades en Iraq”. Y entrevista con el ministro de Salud Pública iraquí.

4- Ver para más información sobre Somalia y la guerra actual el próximo boletín nº 142. Alfredo Embid “La puerta de las lágrimas de nuevo ensangrentada por la mierda del diablo”. Cuya publicación hemos retrasado para recibir a Al Gore.

5- Michel Collon: ” Yougoslavie: a nouveau la demonisatión. Pour cacher quoi?.” postsciptum enero 2004 “Attention Medias” ediciones EPO Bélgica.

6- Michel Collon Poker menteur. Ediciones Epo Bélgica, del que también existe una traducción española en editorial Hiru. A mi juicio un libro imprescindible para entender la guerra de Yugoslavia.

7- Ver al respecto de la operación Irán-Contra y de sus actuales repercusiones el boletín nº 122.

8- The Guardian.

9- The Guardian op.cit.

10- Silvia Cattori entrevista a Jurgen Elsasser: “La CIA reclutó y entrenó a los yihadistas” , Voltaire 28 junio, 2006.

11- Jurgen Elsasser Comment le Djihad est arrivé en Europe, prólogo de Jean-Pierre Chevènement. Ediciones Xenia (Suiza).

12- Documento de la Asamblea General de la ONU, A/52/128, 29 abril, 1997.

13- Noam Chomsky 11/09/2001, RBA editores. Barcelona 2001.

14- William Blum. El Estado agresor, La esfera de los libros. Madrid 2006.

15- ver boletín nº 140.

16- ver boletín nº 142.

17- Sobre la creación de los grupos islámicos en Afganistán ver entre otros nuestros editoriales de la revista Medicina Holística nº 64, 65 y el boletín nº 89.

18- W. Blum. Op. cit.

19- John Judis K.Street Gore The American prospect, julio-agosto 1999. Ver boletín anterior nº 140.

20- Michel Collon Monopoly ed Hiru.

21- Addict to war. Joel an dreas. www.adictedtowar.com. Excelente síntesis de la historia de los EEUU con algunas objeciones sobre el 11S.

22- Michel Collon, op cit

23- Citado en una carta deMichel Fontanie, Presidente de ASFED FRANCE (Association pour la suvegarde des familles et enfants de disparus), Estrasburgo, 27 Mayo 1999.

24- Facts on consequences of the use of depleted uranium in the nato agresión against the federal republic of yugoslavia in 1999. Catherine Euler. publicado en agosto de 2000 por el Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Federal de Yugoslavia.

25- William Blum op. cit.

26- The trojan horses of nuclear war. Conferencia de Hamburgo Octubre 2003.

27- Reuters, 23 de marzo del 2000

28- Ver nº 64 de la revista Medicina Holística.

29- Ver trabajos del UMRC publicados en anteriores boletines.

30- Le livre noir du capitalisme. Le temps des cerises.1998.

31- Michel Collon. Monopoly, la OTAN a la conquista del mundo. Hiru.

32- William Blum. Op. cit.

33- Washington Times 28 Julio 1999.

34- Allan Naim “US complicityin Timor” The observer. Londres 19 septiembre 1999.

35- Ver boletín anterior 140 y la sección de artículos gratuitos, apartado SIDA y otros publicados en nuestra revista.

36- William Blum. Op. cit.

37- El Plan Colombia. Cocaína, petróleo y mercenarios. Red Voltaire. 14 de febrero de 2005.

38- Ver detalles en el boletín nº 89.

39- Washington post. 2 enero 1999.

————————————————-

* En Boletín Armas contra las guerras

Para obtener el boletín, la información .

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario