Jul 22 2008
236 lecturas

Política

Nueva ofensiva del ejército colombiano a las FARC

surysur

Al menos 20 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) murieron luego de un bombardeo de la Fuerza Aérea colombiana contra el sexto frente de este grupo guerrillero en la zona rural de Corinto, departamento de Cauca, según informaron fuentes oficiales citadas por el diario “El Colombiano”.
 
El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, declaró que la cantidad de muertos podría superar la cifra de 20, y que entre los cadáveres podría recolectarse varias computadoras portátiles.
 
"La Fuerza Aérea, en coordinación con la Policía, identificó un campamento y se hizo un bombardeo muy certero y hasta ahora van siete guerrilleros muertos y más de diez fusiles incautados. Pero aparentemente los muertos podrían superar los 20, ya que fue un golpe contundente contra el sexto frente de las Farc", dijo.
 
Y agregó que "hay un alias ’Alirio’, no sabemos si está entre los muertos, pero lo importante es que es una operación bien ejecutada", sostuvo Santos antes de salir de viaje a Estados Unidos, donde tendrá varios encuentros, incluido uno con el presidente George W. Bush.
 
Por su parte, el gobernador de Cauca, Guillermo Alberto González, confirmó la cifra de siete muertos, aunque aclaró que la cifra puede ser mayor.
 
A este bombardeo, que se perfila como otro golpe contundente a las FARC, se sumaron ayer otros operativos en otros tres departamentos del país. En uno de los casos, un guerrillero murió en combate contra tropas del Ejército.
Los sucesos ocurrieron en una zona rural del municipio de Pijao, cuando soldados del Batallón de Alta Montaña 5 General Urbano Castellanos de la Octava Brigada se enfrentaron contra integrantes de la cuadrilla 50 de las FARC.
 
El informe de “El Colombiano” puntualizó también que en las últimas horas se desmovilizó al alias "El Cabezón", integrante del frente 48 de las FARC, que opera en el sur del país. El guerrillero afirmó que había decidido entregarse debido al "resquebrajamiento" de la organización, "los abusos por parte de los cabecillas" y la constante presión de las fuerza públicas en la región.
 
En lo que va del año se entregaron en el sur del país a las tropas de la Armada Nacional nueve personas que han dejado las filas de los grupos insurgentes.
 
Tras la liberación de Ingrid Betancourt en manos de las FARC, el presidente Álvaro Uribe redobló su apuesta por la vía armada en la lucha contra las FARC.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario