Jun 11 2011
291 lecturas

OpiniónPolítica

Portugal y Perú, elecciones que confirman la regla

Juan Guahán*

Se dice que en tiempos de crisis hay una regla que plantea: En los países centrales hay un corrimiento hacia lo que se conoce como “derecha” y de fuerzas más inclinadas a la “izquierda” en nuestros pueblos del tercer mundo. El domingo pasado se votó en Portugal y Perú y esa generalidad parece confirmarse.

Portugal

Que Portugal está en el ojo de la tormenta de la crisis europea no quedan dudas. El FMI y la Unión Europea le han prometido un préstamo de 100 mil millones de dólares que les irán entregando a lo largo de 3 años. 
Allí, en el 2005, había ganado el socialismo. En las elecciones del 2009 volvió a triunfar esa misma fuerza pero perdiendo la mayoría parlamentaria.

La crisis -con sus secuelas de desocupación, pobreza e indigencia- fue creciendo y el Primer Ministro decidió adelantar la convocatoria a elecciones. Se votó el domingo pasado, con más del 40% de abstenciones, y perdió el socialismo. Triunfo un partido Social Demócrata (de esos que se autodenominan de centro derecha) que ahora intentará gobernar junto con otra fuerza aún más conservadora.

Mientras Portugal tiene una tasa récord de desempleo y recesión el Presidente le demanda que los triunfadores constituyan de inmediato un nuevo gobierno. Una a vez más se verifica, en los países europeos, que -ante la crisis- la población se vuelca hacia los partidos más reaccionarios.

Perú

Perú se hace digno de su pueblo y privilegia su mirada sobre Suramérica. Ganó Ollanta Moisés Humala Tasso, el militar nacionalista (de 49 años) que –en los últimos tiempos- tomó distancia de Hugo Chávez y asimiló su discurso al más moderado de Lula, el carismático ex presidente brasileño.
Los padres de Ollanta se conocieron siendo estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima), cuna de la intelectualidad comprometida de la década de los 60.

Su padre es el fundador del etnocacerismo, una corriente política peruana identificada con el nacionalismo étnico, reivindicador del poderío del Imperio Incaico y el nacionalismo peruano del héroe de la Guerra del Pacífico (1879/1883) Andrés Avelino Cáceres. Esta corriente sostiene la necesidad de integración de los antiguos territorios del Imperio Inca (fundamentalmente Perú, Bolivia, Ecuador).

Los nombres incaicos de varios de sus hijos (Pachacutec, Ima Sumac, Cusicollur, Antauro, Ollanta) dan cuenta de esa férrea voluntad de reivindicación histórica. El más fiel seguidor de las ideas del padre de Ollanta es su hermano Antauro, quien está cumpliendo una condena por su participación en un frustrado levantamiento militar, contra Alejandro Toledo (año 2005). La esposa de Ollanta, Nadine Heredia (de 35 años) es hija de dirigentes del APRA, que fuera en sus orígenes una fuerza antiimperialista y hoy es el partido -en desintegración- del actual Presidente, Alan García. La pareja Humala/Heredia tiene dos hijas llariy y Nayra, de 9 y 4 años. El único hijo varón es Samín de 6 meses.

Ollanta conoció la cárcel -siendo luego amnistiado- por protagonizar un levantamiento militar (año 2000), junto a su hermano Antauro, contra el Presidente Alberto Fujimori. Éste -padre de Keiko Fujimori-, contendiente de Ollanta en las recientes elecciones, está cumpliendo una condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad y actos de corrupción.

Ollanta fue el fundador del Partido Nacionalista Peruano, como candidato presidencial del mismo, compitió en las elecciones de 2006. Allí ganó en primera vuelta, siendo derrotado en la segunda por el actual Presidente, Alan García.

En las recientes elecciones las fuerzas con mejores condiciones de defender el actual sistema se presentaron divididas en 3 partidos, ello hizo posible que pasaran a la segunda vuela el nacionalista Ollanta y la populista conservadora Keiko Fujimori. La fuerte corrupción, asociada al gobierno de Alberto Fujimori, perjudicó a su hija y favoreció el triunfo de Ollanta. Éste ahora tendrá que lidiar con dureza para construir el poder necesario que le permita sostener su Programa. Para ello deberá acudir al auxilio de una fuerte movilización popular. También tendrá que cultivar un acuerdo con otras fuerzas políticas desde el punto de vista institucional y de vastos acuerdos internacionales para evitar un aislamiento y desestabilizacion por parte del poder económico.

Ya tiene anunciado un acuerdo con la fuerza legislativa del ex Presidente Alejandro Toledo, con ello contará con una exigua mayoría legislativa.Tampoco ha demorado el inicio de una gira por la región, que abarca Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Venezuela, llegando el próximo martes a nuestro país.

En estos años el crecimiento económico de Perú estuvo entre los mejores de la región, sin que se hayan reducido la pobreza y la desigualdad. De allí que el poder económico tenga mucho por defender. Es por eso que ya le “mostró los dientes” al Presidente electo. Al día siguiente a las elecciones, el lunes pasado, las acciones de la Bolsa de Valores de Lima perdieron el récord histórico de un insólito 12,5%, en una jornada. El mensaje mafioso de los “mercados”, esos que “votan todos los días” fue claro, “si no aceptás nuestros criterios, te hundiremos la economía”

*Analiusta de Question Latinoamérica
 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario