Oct 2 2011
594 lecturas

CulturaOpinión

Prácticas difusas de nacionalismo vulgar

Las críticas y justificaciones no se hicieron esperar, publicadas  en Aporrea, calificando el texto de Britto de “exabrupto  por indignación” o “mal interpretación”, porque él supuestamente, sólo se refería a la dimensión jurídica constitucional, al marco jurídico de la doble nacionalidad…Para algunos opinantes de profesión la ofuscación le sacó lo más controversial de su nacionalismo. Entre las críticas de compañeros que apoyan el proceso revolucionario bolivariano, se encuentran entre otras: “Es el tipo de error en que se incurre cuando la pasión invade el reino del derecho y el terreno de las leyes. Nada justifica apropiarse o valerse de los propios argumentos del fascismo, de la derecha xenófoba, ni siquiera actuando en defensa propia…”expresó Xavier Padilla.7

Por su parte María Linares expresó: Insisto la lucha no es contra el extranjero, la lucha es contra el capitalismo, donde este último perviva. No se debe perder, pues, la verdadera base de los acontecimientos: la lucha de clases. Por consiguiente, la tarea de todo socialista, consiste en borrar las fronteras para lograr la unidad de todos los revolucionarios del mundo y, así, derrotar el imperialismo. Encumbrar lo nacional es un engaño burgués (y a menudo de fuerzas retrógradas); nuestro deber-ser, esto es, nuestra necesidad fundamental, la internacional socialista.8

  Personalmente, creo que Luis Britto -a quien estimo y comparto su lucha antiimperialista- en cuanto humano, se equivocó como cualquiera de nosotros, y debe una explicación pública a quienes ofendió con la presunción generalizada de deslealtad a la patria venezolana de cientos de miles de extranjeros nacionalizados, cuyo número es imposible determinar, porque la estadística no los discrimina, para ella sólo son venezolanos.

 Cuando se me pregunta por qué, en tanto tiempo de residencia, no me nacionalizado venezolano, respondo que tener una nacionalidad es inevitable, pero tener dos o más, ¿quién lo soporta?, solo Macelline, mi amiga brasileña, que tenía tres nacionalidades, con sus respectivos pasaportes y visados, la nacionalidad venezolana donde vivían sus hijos pequeños, la brasileña, donde había nacido, y francesa donde vivía su madre; su residencia  los aviones, y aeropuertos.

Lo nacional y el nacionalismo han estado y estarán presente en nuestras vidas ciudadanas, como un ideal por alcanzar con sus respectivos matices conflictivos, cuando divide nuestros pueblos, establece fronteras, crea muros contra la naturaleza humana, dificulta la unidad e integración entre nuestras  naciones, entorpece nuestra emancipación, genera mitos patrióticos nacionalistas que sólo ha servido para legitimar en el poder a las oligarquías más despreciables y espoliadoras.

Es también entre otras cosas, el caldo de cultivo de la ideología política del ultranacionalismo, que más que ideología parece una religión dormida en el interior de los humanos como un monstruo, que se despierta con las guerras civiles y fronterizas de nuestras naciones, alimentándose de la sangre de pueblos hermanos.

 En síntesis, la defensa de la nación, es un acto necesario, legítimo, debemos defender nuestra patria de la injerencia y agresiones externas, sin ser nacionalistas, ni patrioteros. No estar haciendo gala de una independencia, que aún no hemos alcanzado, porque dependemos en lo económico, tecnológico y cultural de las naciones más poderosas. Participar en la lucha por nuestra soberanía, comprendiendo  que toda lucha de liberación nacional, es un punto vital en todo programa de transición al socialismo en nuestros pueblos.

Notas

1  Ricardo Carpani “Nacionalismo Burgués y Nacionalismo Revolucionario”, Contrapunto. Argentina.
2. Topografía del Terror (Topographie des Terrors), Berlín, Alemania. Niederkirchnerstraße 8 10963 Berlín.
3. DISIP: Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención. Venezuela.
4. EAVCR: Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas de Caracas, Venezuela.
5. Aníbal Ortizpozo, “Borrón Histórico; creadores, espacios y obras del arte venezolano I”. Debatecultural.org.
6. Luis Britto  “Por qué se insulta a los venezolanos” Aporrea.org.
7. Xavier Padilla, “Luis Britto García y el problema de la doble nacionalidad” Aporrea.org.
8. María Linares, “Encumbrar lo nacional es un engaño burgués” Aporrea.org.

*Artista plástico y docente chileno-venezolano
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario