Abr 16 2006
242 lecturas

Economía

RUMSFELD: EL SARTÉN POR EL MANGO – PERO LAS BRASAS ESTÁN A LA ESPERA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La información, recogida por las agencias noticiosas, no deja lugar a dudas. Un año después de invadido Iraq –cuando todavía se pensaba haber logrado una victoria contundente– tropas inglesas y estadounidenses realizaron en una base militar de este último país maniobras conjuntas que simularon un ataque a Irán.

El diario británico The Guardian señaló en su edición del 15 de abril de 2006 que el “juego de guerra” se realizó en Fort Belvoir, Virginia, y consistió en un ataque simulado a un país identificado en clave como Korona. Casualmente las fronteras de ese territorio imaginario eran –en materia geográfica y defensiva– similares a las de Irán.

En la realidad bélica de Asia las cosas no marchan como las diseñó el mando militar estadounidense. En los últimos días la resistencia iraquí causó fuertes bajas a las fuerzas de EEUU. Dos muertos y 22 heridos fue el saldo del jueves de abril en la provincia occidental de Al Anbar para el cuerpo de infantes de marina.

Todas las bajas fueron en combate.

Un fiscal para Rumsfeld

La organización por la defensa de los derechos humanos Human Rights Watch pidió en EEUU se designe un fiscal especial que investigue la responsabilidad penal del secretario de Defensa Donald Rumsfeld en las torturas infligidas a un prisionero de la cárcel de Guantánamo, Cuba.

Human Rights Watch exigió una investigación especial sobre el informe difundido por Salon.com el viernes 14 de abril
www.salon.com/news/feature/2006/04/14/rummy/index_np.html.

El informe contiene una declaración jurada del teniente general Randall M. Schmidt que involucra a Rumsfeld en las torturas a Mohammad al-Khatani –sindicado como militante de Al Qaeda– en Guantánamo, en 2002. El militar dice que el secretario de Defensa estuvo “involucrado personalmente” en el interrogatorio de Al-Khatani.

“La cuestión ahora no es si el secretario Rumsfeld debe renunciar, es si debe ser acusado”, afirmó Joanne Mariner, directora del programa Terrorismo y Contraterrorismo de ese grupo defensor de los derechos humanos con sede en Nueva York.

Khatani sufrió lo que los investigadores llamaron “tratamiento duro y degradante” por parte de soldados que aplicaron tácticas de interrogatorio aprobadas por Rumsfeld. Fue obligado a permanecer de pie desnudo frente a la mujer que lo interrogaba, se lo acusó de homosexual, fue obligado a usar ropa interior femenina y arrastrado por una traílla como un perro. Para los museulmanes el perro es un animal sucio.
foto
Los interrogatorios duraron casi dos meses durante los cuales Khatani fue mantenido entre 18 y 20 horas diarias bajo presión, según se señala en un informe del inspector general del ejército norteamericano sobre la conducta de Miller, del 20 de diciembre de 2005.

En la base naval de Guantánamo Estados Unidos retiene más de 400 hombres sin proceso judicial, a los que acusa de pertenecer a la red Al Qaeda o de ser integrantes del movimiento talibán, que gobernó Afganistán hasta 2001.

Irán y el sartén y las brasas

En los últimos días se sucedieron los pedidos de renuncia de seis generales retirados estadounidenses contra Rumsfeld, al que acusan de mal manejo de la guerra en Irak, ignorar el consejo de los comandantes en el terreno y tener un manejo arrogante de la situación.

El viernes 14 George W. Bush, respaldó a Rumsfeld y dijo que su liderazgo “enérgico y firme” en el Pentágono es “exactamente lo que se necesita en este momento crítico”. Llama la atención el uso de la expresión “momento crítico”, poco común en la semántica triunfalista de la Casa Blanca.

Por su parte, Rumsfeld dijo a la cadena de televisión árabe Al Arabiya que iba a
“servir al presidente hasta que él me lo pida”.

foto
Pese al evidente fracaso de la política de agresiones estadounidense en Asia, Wáshington insiste en presionar a la comunidad internacional para obligar a Irán a suspender el desarrollo de su programa nuclear.

Teherán, por su parte, reitera que no renunciará a su derecho soberano de disponer de esta tecnología con el objetivo de generar la energía eléctrica que reclama su desarrollo industrial, actividad que es supervisada por la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), la que no ha encontrado indicios del procesamiento de uranio con fines armanentistas.

En rigor, el único país del área que sí dispone de armas nucleares es Israel.

——————————————-

* Informe: Edison Barría.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario