May 3 2005
307 lecturas

Opinión

¿Se alista Estados Unidos para una ley marcial?

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

fotoEl Departamento de Seguridad Nacional del gobierno estadounidense realizó hace poco, entre el 4 y el 8 de abril de 2005, la segunda versión un complejo ejercicio antiterrorista denominado TOPOFF 3. El simulacro fue descrito por funcionarios como “una múltiple aproximación con vías a mejorar la seguridad norteamericana”. El objetivo del señalado “ejercicio a gran escala” era “preparar a EEUU” para el caso de un ataque bio-terrorista efectivo por Al Qaeda.

” .. montamos para estos efectos un muy complejo escenario de un ataque bio-terrorista en Nueva Jersey, y un doble ataque en el estado de Connecticut en términos de un dispositivo explosivo a bordo de un un vehículo y un ataque químico simultáneo.

“El sistema del TOPOFF 3 fue probado deliberadamente como no se había hecho nunca. Quisimos probar toda la gama completa de nuestros procesos de manejo de incidente y de los protocolos que incluyen prevención, inteligencia el intercambio de información, y luego la respuesta y recuperación clásicas. Por primera vez en un ejercicio nacional, realmente, llegamos tan cerca de un ataque con armas de destrucción masiva y bio terrorista simultáneo, lo que es, desde luego, extenuante para el personal federal, así como para nuestro estado y asociados locales e internacionales”.

(la trascripción completa de stas declaraciones se puede encontrar en: http://www.allamericanpatriots.com/m-news+article+storyid-9058.html).

LA GUERRA CONTRA EL TERRORISMO

foto
Estos ejercicios deben ser entendidos dentro del más amplio contexto de la doctrina de seguridad nacional de EEUU, que define a Al Qaeda como suc principal amenaza.

“La guerra contra el terrorismo” es la base de las acciones de política exterior y seguridad nacional del gobierno estadounidense. Según el secretario del Departamento de Seguridad Nacional Michael Chertoff: “La seguridad nacional es pieza clave de una estrategia de mayor aliento que lleva la batalla a terreno enemigo (…) No obstante aunque una de las calves para la defensa es el ataque, esto no constituye totalidad de nuestro cuadro defensivo.

“También necesitamos una defensa en profundidad como parte del todo estratégico. Esto quiere decir que, así como perseguimos a terroristas en todo el mundo, trabajamos en casa para prevenir su entrada y la de sus armas; proteger a nuestra gente y lugares si la infiltración ocurre; y dar respuesta y recuperarnos si se realiza un ataque. Esto está incorporado a nuestra estrategia de construir barreras múltiples contra eventuales ataques terroristas.

(Trascripción completa del discurso de marzo 2005 de. Michael Chertoff en: http://www.dhs.gov/dhspublic/display?theme=42&content=4392).

EL ILUSORIO ENEMIGO EXTERIOR

Se sabe y se ha documentado: Al Qaeda es una creación de los aparatos de inteligencia de EEUU. El objetivo de los ejercicios antiterroristas TOPOFF no es para “defender América” contra terroristas, sino para construir un acuerdo general dentro de los organismos federales, estatales y municipales, así como en la comunidad empresarial y la sociedad civil (hospitales, escuelas, etc.) de que este enemigo exterior ilusorio existe y de que “la amenaza es real”.

No se trata de una campaña tradicional de desinformación por la prensa. Así como el ejercicio TOPOFF prácticamente no ha ha sido mencionado en los medios, tampoco es objeto de un debate nacional.

En lo que concierne a TOPOFF, el proceso de acuerdos es “interno”, ajeno a la opinión pública. En gran medida se dirige a los funcionarios claves con poder de decisión de los organismos gubernamentales y no gubernamentales, lo que incluye a más de 10.000 personas que participan en la toma de decisiones importantes: funcionarios del gobienro federal y de los estados, en cargados de la aplicación de la ley, bomberos, personal hospitalario, etc.), que pueden ser llamados en e una situación de emergencia. Estas personas –a su vez– difundirán lo que se considere adecuado al interior de sus organizaciones, a sus compañeros de trabajo y colegas, así como a aquellos bajo su supervisión directa.

En otras palabras, la construcción de acuerdos se extiende a decenas de miles de personas en cargos con ejercicio de autoridad. La agenda antiterrorista y sus ejercicios, entonces, se convierten en un cruce de diálogos entre organizaciones, gubernamentales y privadas.

foto
A su vez, los ejercicios antiterroristas apoyan a la doctrina de seguridad nacional de “guerra preventiva” –por ejempolo, que EEUU tiene derecho legítimo de autodefensa si interviene en el extranjero, por ello de que debe defenderse cdel terrorismo–. De paso se alimenta el mito de que las armas de destrucción masivas son usadas por el terrorismo en contra de EEUU, cuando es evidente que EEUU es el productor más grande de las mismas, con un presupuesto de defensa de más de US 400 mil millones al año.

El objetivo es mantener vigente la “agenda” bélica y sobre seguridad nacional –y desde luego la posibilidad de una ley marcial– al inerior de los sectores gubernamentales, no gubernamentales y corporativos.

En última instancia, el objetivo es lograr la aceptación inequívoca por parte de funcionarios claves –y de sus colegas y subordinados–, tanto en el nivel federal como local, en una situación de emergencia, donde las libertades y los derechos ciudadanos puedan quedar suspendidos:

Los funcionarios no dan un número específico, pero dicen que el ejercicio implicó varios miles de muertes presuntas y muchos miles más de heridos. Esta vez heridos y moribundos sólo actuaban. Pero los funcionarios están conscientes de que algún día podría haber un verdadero ataque.Afirman que mientras más aprendan sobre como coordinar la prevención y los esfuerzos de respuesta, mejor trabajo podrán hacer hacer para reducir al mínimo las víctimas si –y cuando– esto pase.

(Puede consultarse para mayor abundamiento: http://www.voanews.com/english/2005-04-08 voa81.cfm).

LOS “AMIGOS” QUE PARTICIPARON

TOPOFF 3 implicó un gran número de participantes. Además, además de Canadá –implicada en el ejercicio anterior, TOPOFF 2 en 2003–, el ejercicio esta vez incluyó al ministerio del Interior Británico. El Reino Unido etiquetó su ejercicio “Atlántico Azul” y Canadá lo designó “Juego Triple”.

Si bien la prensa canadiense recogiño su realización, los detalles de “Atlántico Azul” no fueron revelados al público ni tampoco mencionados en la prensa británica. El ministro del Interior británico, Hazel Blears, se limitó a señalar en marzo que “no será visible ‘actividad sobre el terreno del ejercicio británico”. (Citado en el Sunday Express, 3 de Abril de 2005).

ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL TOPOFF 3

Más de 200 agencias Federales, estatales, locales, tribales, del sector privado, y organizaciones nacionales e internacionales y grupos de voluntarios participaron en él.

TOPOFF 3 se orgganizó operativamente en cinco puntos: 1. Interagencias, 2. Connecticut, 3. Nueva Jersey: 4. El Reino Unido, 5. Canadá:

El ejercicio pleno (Full Scale Exercise) ofrece a las agencias y distintas jurisdicciones ejercer una respuesta nacional e internacional coordinada frente a un ataque terrorista multipunto a gran escala. Esto permite a los participantes probar planes y habilidades en tiempo real sobre un escenario realista y obtenr el conocimiento a fondo que sólo la experiencia puede entregar”.

“El escenario TOPOFF 3 representa una campaña terrorista compleja y conduce el ejercicio a través del sistema de seguridad nacional, que comienza en Connecticut y Nueva Jersey, y permite una respuesta nacional e internacional.

A lo largo de varios días personal de bomberos conducirá búsqueda y rescate de víctimas, los hospitales tratarán heridos –interpretados por actores–, los expertos analizarán los efectos del ataque sobre la salud pública, y altos funcionarios desplegarán recursos y tomarán difíciles decisiones con el objeto salvar vidas.

Una red interna de noticias virtual y un portal web de noticias proveerán informaciones en tiempo real, tal como cubre los hechos una red de TV real. Los medios de comunicación fingidos mantendrán a los participantes actualizados sobre acontecimientos y permitirán a los que toman las decisiones afrontar el desafío de tratar con los verdaderos medios de comunicación mundiales. Sólo las agencias participantes podrán ver la difusión de la red virtual.

(Más información en: http://www.dhs.gov/dhspublic/interapp/editorial/editorial_0588.xml).

TEXTOS SOBRE EL EJERCICIO TOPOFF 3
(4 – 8 de Abril de 2005).

Connecticut. Ataque químico simulado sobre los muelles de Nuevo Londres y un ataque con gas mostaza.

Nueva Jersey. Ataque biológico simulado en los condados de Union y Middlesex.
Esto significa que los terroristas extendieron la plaga desde un vehiculo en el condado de Unión, “matando” eventualmente a 8.694 personas y enfermando” aproximadamente a 40.000.

(Ver: http://www.app.com/apps/pbcs.dll/article?AID=/20050409/NEWS03/504090432/1007).

El destacamento de seguridad local de Nueva Jersey analizará el desempeño de cada departamento estatal durante el ejercicio. Y el departamento de Seguridad Nacional analizará el funcionamiento de más de 200 agencias que participaron en TOPOFF 3 y emitirá “después de la acción” un informe en los próximos cuatro a seis meses.

“Esto no se termina hasta que recopilemos totalmente todas las lecciones aprendidas”, dijo Robert Stephan, director del grupo de manejo de incidente de la agencia. “Esta fase es quizás la más significativa, mostrándonos dónde hicimos bien y dónde tenemos que mejorar.

(Ver: “http://www.nj.com/news/ledger/jersey/index.ssf?/base/news-9/111302486385150.xml.).

Canadá. Coordinado por el departamento de Seguridad Pública y de Preparación para Emergencias y la Policía Montada, dieciocho departamentos federales canadienses, así como las provincias de New Brunswick y Nova Scotia, participaron en el ataque fingido.

“Los funcionarios dicen que el barco Castlemaine, en ruta a Halifax, lleva un contenedor que contiene sustancias químicas para crear una arma de destrucción masiva –posiblemente como la sustancia mortal ya liberada en los Estados Unidos y Gran Bretaña–. Llaman a una reunión urgente para diseñar un plan.

(Ver: http://www.canada.com/montreal/montrealgazette/news/story.html?id=3295af24-3ceb 4aae-b6cc-12a76bd32e17).

Escenario de alerta roja. El ejercicio de TOPOFF prepara a EEUU para una emergencia bajo alerta roja. Más directamente: se instala el escenario al interiuor de varios cuerpos gubernamentales y organizaciones. El ejercicio moldea el comportamiento de los funcionarios públicos.

Según declaraciones oficiales, “un ataque terrorista real” del tipo previsto bajo TOPOFF 3 inevitablemente conducirá a una alerta máxima, la que crearía las condiciones para la suspensión –temporal– de las funciones normales del gobierno civil. Dicho argumento había sido previsto por antiguo secretario de Seguridad Nacional Tom Ridge en una entrevista con CBS, en diciembre de 2003.

Este escenario también es detallado en los sitios del departamento de Seguridad Nacional. (http://www.ready.gov).

Instrucciones del departamento de Seguridad Nacional. “Los terroristas trabajan para obtener armas biológicas, químicas, nucleares y radiológicas, y la amenaza de un ataque es muy real. Aquí en el departamento de Seguridad Nacional, a través del gobierno federal, y en organizaciones en todo EEUU hacemos un gran esfuerzo para reforzar nuestra seguridad. Queremos detener los ataques terroristas antes de que ocurran. Todos los estadounidenses deben comenzar un proceso de aprendizaje sobre amenazas potenciales para estar mejor preparados acerca de cómo reaccionar durante un ataque. Ya que no hay ningún modo de predecir que pasará, o en que circunstancias será, hay cosas simples que usted puede hacer ahora para prepararse y ayudar a sus seres queridos”.

(Fuente: Descripción de Ready.Gov, América: http://www.ready.gov/overview.html).

Continuidad del Gobierno. Un gobierno secreto –Shadow Government– fue instalado el 11 de septiembre de 2001 bajo el Plan secreto de operaciones (ver: http://www.washingtonpost.com/ac2/wp-dyn/A20584-2002Feb28). Conocido internamente como Continuidad del Gobierno o COG, el gobierno secretoentrará en operaciones en el caso de una alerta máxima, y se procederá a la reubicación del personal clave en lugares secretos.

La alerta máxima suspendería las libertades ciudadanass, incluyendo reuniones públicas y las manifestaciones contra la guerra y la decisión del gobierno de declarar la ley marcial. Las autoridades emergentes también tendrían la autoridad para ejercer la censura sobre los medios de comunicación y sin duda paralizarían la prensa alternativa de la Internet.

En su momento, la alerta máxima dispararía el sistema emergente “civil” de respuesta nacional, incluyendo las instrucciones de Ready.Gov, los cuerpos ciudadanos Big Brother del departamento de Seguridad Nacional y no digamos USAonWatch y el programa Neighborhood Watch del departamento de Justicia, que tiene un nuevo objetivo desde el 9/11 (fecha del atentado a las Torres Gemelas): ordenar identificar e informar la actividad sospechosa en los barrios” a través de EEUU (ver: http: www.USAonWatch.org).

El rol de los Militares. En teoría la ley Posse Comitatus de 1878, adoptada tras la guerra civil, impide a los militares intervenir en tareas reservadas a la policía civil y tribunaless. Esta ley es central al funcionamiento de gobierno constitucional. Pero en la práctica la legislación no es eficaz en la prevención de la militarización de instituciones civiles. (Ver Frank Morales en: (http://globalresearch.ca/articles/MOR309A.html).

La legislación heredada de la administración Clinton, sin mencionar la ley Patriot I y II, enturbia la línea entre los papeles militares y civiles”. Esto permite a los militares intervenir en actividades judiciales y de aplicación de la ley, aun en ausencia de una situación de emergencia.

(Ver ACLU en http://www.aclu.org/NationalSecurity/NationalSecurity.cfm?ID=8683&c=24)

La legislación Patriot. Las leyes Patriot de la administración Bush han hecho el trabajo preliminar para el estado de Seguridad Nacional. Varias cláusulas son muy detalladas y precisas. La ley estadounidense de 2001, Proporcionando instrumentos apropiados para interceptar y obstruir acto terrorista del 2001, así como la de mejora de la seguridad nacional del 2003, ley Patriot II, crean las condiciones para la militarización de la justicia y funciones policíacas.

foto
La ley Patriot establece la coordinación represiva de las entidades de fuerza y engaño, la policía, la inteligencia y los militares. Esto ensancha, centraliza y combina la vigilancia, la detención y las capacidades de hostigamiento del aparato de inteligencia y la policía. La seguridad nacional es, en esencia, una forma de terrorismo estatal dirigido contra los americanos y la democracia en sí misma. Esto es el Pentágono declarando la guerra contra América (EEUU).

La guerra doméstica contra el terrorismo depende de la doctrina del Pentágono sobre seguridad nacional. Montañas de legislación represiva están siendo promulgadas en nombre de la seguridad interna. Tomando forma como un nuevo campo de batalla, estas “doctrinas” militares que proliferan procuran justificar nuevos papeles y misiones para el Pentágono al interior del país: vasta autoridad “legal” y fondos para espiar quienes discrepen, vistos como amenaza terrorista, se despilfarran sobre la defensa, la inteligencia y la “la comunidad” de la aplicación de la ley.

(Ver: Frank Morales, Seguridad Nacional: El pentágono declara la Guerra contra América, http://globalresearch.ca/articles/MOR312A.html. En 200 a Frank Morales se le concedió un Proyecto Censurado de la Universidad Sonoma, California.

EEUU EN LA ENCRUCIJADA

Incuestionablemente EEUU está en una encrucijada que marca la crisis más seria en su historia. Los alertas terroristas “y acontecimientos de terror” anunciados por el departamento de Seguridad Nacional son la parte de una campaña de desinformación realizada por la CIA, el Pentágono y el ministerio de Asuntos Exteriores.

El espionaje estadounidense no sólo está implicado en la creación de advertencias terroristas falsas, está también indirectamente detrás de los grupos terroristas, proveyéndolos con apoyo encubierto (ver http://www.globalresearch.ca/articles/CHO301B.html).

Mientras tanto, la militarización de instituciones civiles no sólo se contempla, se ha convertido en un punto de interés por la red de TV; es discutido abiertamente como “una solución” para la protección de la democracia americana que, como se dice, está amenazada por terroristas islámicos.

Las implicaciones de una alerta máxima son pocas veces objeto de un debate serio. Los ejercicios de terrorismo del TOPOFF sirven para condicionar a funcionarios públicos y responsables claves de otras áreas. Y, por la desinformación que brindan los medios de comunicación, los ciudadanos son preparados y condicionados gradualmente para lo impensable.

——————————-

* Profesor de Economía en la Universidad de Ottawa, Canadá. Publicado en el portal de Global Research, Centro de investigaciones sobre la globalización (www.globalresearch.ca).

Nota
Esta es una adaptación con fines informativos. El ensayo completo, en inglés, se encuentra en: globalresearch.ca/articles/CHO504B.html

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario