Oct 27 2006
629 lecturas

Ambiente

SE GLOBALIZÓ LA DESTRUCCIÓN DEL PLANETA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El neoliberalismo tiene como concepto básico el libre mercado, lo que significa que la oferta y demanda contribuyen a requerir de manera rapaz recursos naturales. No es la única característica del sistema, otro elemento es la suntuosidad frente a la utilidad de los bienes.

Se ha desarrollado un proceso de depredación ambiental no para satisfacer una necesidad, sino la vanidad; es decir mientras en países dependientes como Ecuador –o en África– la gente se muere de hambre, en los países desarrollados cada año un nuevo modelo de auto satisface la demanda que cubre con lujos a quienes ostentan el poder económico.

Edgar Isch, ex ministro del Ambiente de la República del Ecuador, al realizar el análisis de los impactos de la globalización en el plano ambiental nos proporciona los siguientes datos:

“En los países en desarrollo el área de bosques a partir de la década de 1981/90 ha disminuido en un 10%; según el WRI la cobertura boscosa original se ha disminuido en más del 50% en el mundo; menos del 40% de los bosques se encuentra relativamente libre de presiones humanas; a nivel mundial el 30% de las principales cuencas hidrográficas ha perdido el 80% de la cobertura forestal original, en el siglo XX se han perdido el 50% de los humedales en el mundo; cerca del 40% de las tierras agrícolas están degradadas o fuertemente degradadas, según la FAO; hacia 1999 más de la cuarta parte de la existencia de peces a nivel mundial estaba agotada”.

De acuerdo a estudios del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) “Los seres humanos están devastando la naturaleza a una velocidad sin precedentes y necesitaran el valor de los recursos naturales de dos planetas cada año en el 2050”; si se continúa a éste ritmo de destrucción de las fuentes de biodiversidad y agua dulce en el plazo de veinte años estarán prácticamente agotadas.

foto
A esto hay que sumarle que los países con mayor desarrollo capitalista son los más grandes depredadores del ambiente natural. Pero el Protocolo de Kyoto –sólo el intento de una medida paliativa frente a emisión de gases tóxicos a la atmósfera– no camina: el gobierno de George W Bush no lo firmo y entre los 12 países que causan el mayor impacto ecológico se encuentra Estados Unidos en los primeros lugares.

Queda así demostrado que para sus gobernantes el amo supremo es el rendimiento del capital aunque se ponga en riesgo la vida del planeta y las futuras generaciones. Ante ello cabe hacer una reflexión: “no he visto en ninguna parte del mundo que al sembrar billetes, crezcan árboles con frutos de billetes y a éstos se los pueda comer”.

Frente a esta catástrofe sobre la naturaleza cabe rescatar la información del diario El Universo de fecha 25 de Octubre del 2006, “Cuba es el único país del mundo con desarrollo sostenible, según el informe bianual presentado por la organización WWF, la cual ha elaborado un gráfico en el que sobrepone dos variables: el índice de desarrollo humano (establecido por la ONU) y la llamada “huella ecológica”, que señala la energía y recursos por persona que se consume en cada país. Sólo Cuba tiene en ambos casos niveles suficientes que les permite se designado un país que cumple con los criterios mínimos para la sustentabilidad.

Lo que deja en evidencia que cuando un gobierno –y un Estado– se aparta del sacrosanto capitalismo y privilegia al ser humano, su desarrollo y su vida, como lo es el ejecutado por una política socialista, no solo que ganan sus habitantes sino la humanidad y el planeta.

No globalicemos la destrucción de la tierra, el capitalismo y su “globalización” no nos dejará dónde habitar; socialicemos la vida, instauremos un Estado en el que exista respeto al ser humano, a su porvenir y, sobre todo, permita una correlación sustentable entre la sociedad, desarrollo económico, naturaleza: ya tenemos un ejemplo a seguir el Estado socialista de la hermana República de Cuba.

——————————————

* Dirigente social ecuatoriano (COFREP).

hitalostalin@yahoo.com

foto
Addenda
UN INFORME REVELA MÁS DESTRUCCIÓN EN LA TIERRA

Los seres humanos están devastando la naturaleza a una velocidad sin precedentes y necesitarán el valor de los recursos naturales de dos planetas cada año en el 2050, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

La humanidad consumirá en el año 2050 el equivalente a los recursos anuales de dos planetas como la Tierra, advirtió este martes el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que estima que la destrucción del medio ambiente ha alcanzado un ritmo nunca visto antes.

“Sobre la base de las actuales proyecciones, la humanidad utilizará (el equivalente a) dos planetas en términos de recursos naturales de aquí al 2050”, indicó el WWF en su informe bianual sobre el impacto ecológico del hombre sobre el medio ambiente.

El exceso de consumo en relación a la regeneración de recursos alcanzaba el 25% en el año 2003, contra el 21% en el 2001, calculó la organización ecologista. En otros términos, la Tierra ha tenido que producir en un año y tres meses lo que las actividades humanas consumieron durante el 2003.

El WWF hace este cálculo evaluando la superficie productiva necesaria para responder al consumo de los recursos de una población y la absorción de sus residuos.

Según la organización, este impacto empezó a sobrepasar los recursos naturales a partir de la década del ochenta y se multiplicó por tres entre 1961 y 2003. El año 2003 representaba 2,2 hectáreas por habitante, mientras que la Tierra solo puede ofrecer 1,8 hectáreas por cabeza, detalla el informe.

“Estamos gravemente al descubierto sobre el plan ecológico: consumimos los recursos más rápido que lo que regenera la Tierra”, manifestó el director general del WWF, James Leape, quien llamó a adoptar rápidamente “decisiones vitales” para el futuro del planeta.

El WWF se inquieta particularmente del rápido crecimiento del consumo de combustibles contaminantes (petróleo, gas y carbón), multiplicado por nueve entre 1961 y 2003.

Los países cuyos habitantes tienen el impacto ecológico más importante son, por este orden, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Finlandia, Canadá, Kuwait, Australia, Estonia, Suecia, Nueva Zelanda, Noruega, Dinamarca y Francia. El Reino Unido está en el puesto 14 y Alemania, en el 23.

En el diario de Guayaquil El Universo (www.eluniverso.com), del 25 de octubre de 2006.
(La imagen “mundo-manzana” corresponde a la ilustración de la nota de El Universo).

________________________________________

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario