Nov 8 2010
487 lecturas

Política

Sobre el llamado “mal menor”

Antonio Gramsci.*

¿Susto o muerte? ¿Novísimo Laborismo o Cameron? Puede ser peor aún: ¿Berlusconi o Fini? ¿Condoleeza Rice o Sarah Palin? O tal vez mejor: ¿”Agenda abierta” de Zapatero, Salgado, Valeriano Gómez y Rubalcaba o “agenda oculta” de Rajoy, Aguirre, Rato y Gallardón? En todo caso: un viejo problema de las épocas históricas regresivas sobre el que Gramsci reflexionó tan lacónica como lúcidamente desde una prisión musoliniana hace más de 70 años.

Inter folia fructum; un clásico es precisamente eso, y sirve precisamente para eso: entre sus hojas siguen asomando frutos, y sigue instruyendo siempre.

“El concepto de mal menor es uno de los más relativos. Enfrentados a un peligro mayor que el que antes era mayor, hay siempre un mal que es todavía menor aunque sea mayor que el que antes era menor.

Todo mal mayor se hace menor en relación con otro que es aún mayor, y así hasta el infinito.

No se trata, pues, de otra cosa que de la forma que asume el proceso de adaptación a un movimiento regresivo, cuya evolución está dirigida por una fuerza eficiente, mientras que la fuerza antitética está resuelta a capitular progresivamente, a trechos cortos, y no de golpe, lo que contribuiría, por efecto psicológico condensado, a dar a luz a una fuerza contracorriente activa o, si ésta ya existiese, a reforzarla.”

* Quaderno,16 (XXII)
En www.sinpermiso.info. Traducción de Antoni Domènech.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario