Sep 5 2012
2563 lecturas

Cultura

Suecia: animales de la mar para Neruda

En Estocolmo el diplom√°tico Ulf Hjertonsson habla del libro Havsb√§vning: ‚ÄúUn fin de semana, de 1969, est√°bamos en Isla Negra. Mi esposa Karin le regal√≥ un delf√≠n de bronce a Pablo Neruda y √©l se entusiasm√≥ mucho; de repente Pablo le dice a Karin: ‚ÄėH√°game una docena de xilograf√≠as de seres del mar que las olas dejan por la playa‚Äô.

 

Nos re√≠mos mucho de esto y no lo tomamos muy en serio, pero despu√©s de dos semanas lleg√≥ una carta de Pablo preguntando: ‚Äė¬ŅCu√°ntas xilograf√≠as hab√≠a hecho Karin?‚Äô.
Entonces mi esposa se fue a su taller para trabajar de verdad. Karin decidi√≥ los motivos, hizo las xilograf√≠as, y Pablo escribi√≥ los versos‚ÄĚ.
Hjertonsson volvió a encontrarse con su amigo en septiembre de 1973.

 

Ulf Hjertonsson aparece mencionado en tres páginas del libro de Jorge Edwards: Adiós poeta (Tusquets, 1990) y el historiador Mario Amorós lo entrevistó para el libro: Sombras sobre Isla Negra (Ediciones B, 2012). Hjertonsson visitó a Neruda en la Clínica Santa María, a las cuatro o cinco de la tarde del 22 de septiembre de 1973:
‚ÄúNo recuerda que el poeta se hallara en el estado de excitaci√≥n febril‚ÄĚ ‚ÄĒescribi√≥ Amor√≥s en su libro‚ÄĒ. Neruda habl√≥ con el diplom√°tico sueco ‚Äúdel terror que desplegaba la Junta Militar‚ÄĚ.

 

Ulf Hjertonsson recuerda: ‚ÄúEl gobierno de Suecia me mand√≥ a Chile despu√©s del golpe para ayudar al embajador Harald Edelstam en su heroica lucha por los derechos humanos. Yo me ocup√© m√°s bien de negociar los salvoconductos para los asilados en nuestra embajada‚ÄĚ.
 

 

‚ÄĒEmbajador Ulf Hjertonsson, ¬Ņa qui√©n conoci√≥ durante su primera designaci√≥n diplom√°tica en Chile?, ¬Ņde qui√©n fue amigo en Santiago e Isla Negra?
‚ÄĒGracias a mi amistad con Neruda, y como me convid√≥ a visitarlo muchas veces en Isla Negra, conoc√≠ a sus amigos que ten√≠an 20 o 30 a√Īos m√°s que yo. Ellos eran gente importante en la sociedad chilena, un joven segundo secretario de la Embajada de Suecia nunca los habr√≠a conocido si no hubiera sido por Neruda.
¬ęDe sus amigos me hice amigo, en particular, con el canciller Gabriel Vald√©s, Flavi√°n Levine (Presidente de la Compa√Ī√≠a de Aceros del Pac√≠fico), los senadores Carlos Altamirano y Volodia Teitelboim. Tambi√©n de la muy bella Silvia Celis (ex esposa de Carlos Altamirano), y del diplom√°tico-escritor Jorge Edwards.
¬ęY debo mencionar a Nemesio Ant√ļnez, el pintor chileno m√°s importante de aquella √©poca¬Ľ.
 

 

‚ÄĒSu esposa, la pintora Karin Oldfelt, public√≥ el libro Havsb√§vning (poemas de Neruda con ilustraciones de Oldfelt), ¬Ņc√≥mo fue el proceso creativo del libro?, ¬Ņlo han reeditando en Suecia?

‚ÄĒUn fin de semana, en 1969, est√°bamos Karin y yo en Isla Negra; Karin hab√≠a empezado a hacer xilograf√≠as. Despu√©s de la cena estuvo trabajando con sus instrumentos en una placa de madera para hacer un delf√≠n de bronce. Karin lo regal√≥ a Pablo y √©l se entusiasm√≥ mucho con el delf√≠n, y de repente Pablo le dice a Karin:
‚Äú’H√°game una docena de xilograf√≠as de seres del mar que las olas dejan por la playa’.
Nos re√≠mos mucho de esto y no lo tomamos muy en serio, pero despu√©s de dos semanas lleg√≥ una carta de Pablo preguntando: ‘¬ŅCu√°ntas xilograf√≠as hab√≠a hecho Karin?’.
¬ęEntonces mi esposa se fue a su taller para trabajar de verdad. Karin decidi√≥ los motivos, hizo las xilograf√≠as y Pablo escribi√≥ los versos. El libro est√° reeditado en Suecia desde hace una d√©cada, en una linda edici√≥n, yo hice la traducci√≥n al sueco de los poemas de Neruda¬Ľ.
 

 

‚ÄĒEn septiembre de 1973 regres√≥ a Chile, ¬Ņusted pidi√≥ colaborar con el Embajador Harald Edelstam?, ¬Ņinfluy√≥ su amistad con Neruda para la nueva misi√≥n diplom√°tica?
‚ÄĒEl gobierno de Suecia me envi√≥ a Chile despu√©s del golpe para ayudar al Embajador Harald Edelstam en su heroica lucha por los derechos humanos. Yo me ocup√© m√°s bien de negociar los salvoconductos para los asilados en nuestra embajada.
El 11 de septiembre de 1973 estuve en el Ministerio y la informaci√≥n del golpe me cay√≥ como una piedra en la cabeza. Me preocupaba mucho la suerte de los amigos chilenos¬Ľ.
 

 

‚ÄĒCuando le pregunt√© al Embajador Gonzalo Mart√≠nez Corbal√° sobre el presunto asesinato de Neruda, respondi√≥: ‚ÄúPara ser sincero nunca hab√≠a escuchado la versi√≥n de un posible asesinato, hasta que le√≠ la entrevista con Manuel Araya‚ÄĚ (Clar√≠n 22/06/2011). ¬ŅQu√© pens√≥ al leer la denuncia del chofer de Neruda?
‚ÄĒPuedo contestar como lo hizo el Embajador Mart√≠nez Corbal√°: yo nunca hab√≠a o√≠do hablar de un asesinato de Neruda, hasta que le√≠ el libro de Mario Amor√≥s.
 

 

‚ÄĒEn entrevista con el historiador Mario Amor√≥s, usted declar√≥ que el 22 de septiembre visit√≥ a Neruda en la Cl√≠nica Santa Mar√≠a; ¬Ņcu√°ndo habl√≥ por primera vez ‚Äďen p√ļblico o en privado- sobre la muerte de Pablo Neruda?
‚ÄĒHabl√© en privado con mis colegas en la Embajada de Suecia en Santiago, cuando regres√© de la Cl√≠nica Santa Mar√≠a por la tarde del 23 de septiembre. En p√ļblico puede ser que habl√© por primera vez sobre la muerte de Neruda cuando fui entrevistado por la Radio de Suecia.
 

 

‚ÄĒAl regresar a Suecia, ¬Ņbusc√≥ al acad√©mico y traductor Arthur Lundqvist?
‚ÄĒAl regresar a Suecia fui a hablar con Arthur Lundkvist que ya era amigo m√≠o. Le cont√© todos los detalles de mi √ļltima conversaci√≥n con Pablo del d√≠a 22 de septiembre en la Cl√≠nica Santa Mar√≠a.
 

 

‚ÄĒ¬ŅLe√≠a la poes√≠a de Neruda en espa√Īol o en las traducciones al sueco de Arthur Lundqvist?
‚ÄĒLe√≠a mucho la poes√≠a de Neruda, en castellano o en sueco. En los a√Īos setenta mi castellano era bastante bueno. Claro que he le√≠do las traducciones de S√∂derberg y de Lundkvist.
 

 

‚ÄĒNuestro amigo Abraham Quezada me dijo que se conocieron en Nueva York, seguramente el historiador y diplom√°tico chileno le pregunt√≥ si conserva cartas in√©ditas de Neruda, ¬Ņde qu√© sol√≠a conversar con su colega Abraham Quezada?
‚ÄĒTengo¬†aproximadamente diez cartas de Neruda, todas escritas con su tinta verde. Son todas las que conservo, menos algunas muy personales. He mostrado todas las cartas de Neruda a Abraham Quezada.
¬ęUna es interesante porque est√° fechada en mayo de 1970 y dice Pablo que quiere venir a Suecia para ver el museo y la casa de Selma Lagerl√∂f. Pablo escrib√≠a que ella hab√≠a inventado el realismo m√°gico que tanta importancia tuvo en Am√©rica Latina.
¬ęCuando Garc√≠a M√°rquez recibi√≥ el Premio Nobel yo cen√© con √©l en la casa de Arthur Lundkvist. Le pregunt√© a Gabriel Garc√≠a M√°rquez qu√© opinaba sobre Selma Lagerl√∂f y Gabo dijo: ‚ÄúElla ha tenido una gran influencia sobre mi obra‚ÄĚ. Pero el viaje de Neruda a Suecia tuvo que cancelarse por su enfermedad¬Ľ.
 

 

‚ÄĒFinalmente, en 1966, Arthur Lundqvist y Jorge Sanhueza organizaron la exposici√≥n de libros de Neruda en la Asociaci√≥n de Estudios Obreros de Suecia. ¬ŅVisit√≥ la exposici√≥n de la Biblioteca Neruda en Estocolmo?
‚ÄĒS√© muy poco de esta exposici√≥n. Nunca la visit√©. Pero Jorge Edwards, que tuvo un papelito en la exposici√≥n, me dec√≠a que no tuvo ninguna importancia para darle el Premio Nobel a Pablo.
¬ęFue el inmenso trabajo de Arthur Lundkvist dentro de la Academia Sueca que result√≥ en la decisi√≥n del jurado, para otorgar el Premio Nobel a Neruda en 1971¬Ľ.
‚ÄĒ‚ÄĒ
* Periodista.
Realizada para el diario digital chileno Clarín (www.elclarin.cl). Publicada también en Rebelion (ww.rebelion.org). Se transcribe aquí por gentileza del autor.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario