Jul 28 2012
1433 lecturas

PolíticaSociedad

Tenencia de armas (y masacres) en EE.UU: ya es hora de un cambio

James Holmes, el presunto autor de la masacre de Aurora, Colorado, aparentemente se hizo de su arsenal con bastante facilidad. Algunas de las armas que pose√≠a eran ilegales hace tan solo ocho a√Īos. Un proyecto de ley que est√° siendo estudiado por el Congreso podr√≠a volver a convertir en ilegales no las armas en s√≠, pero al menos a los cargadores de gran capacidad que permiten disparar balas r√°pidamente sin tener que detenerse a recargar el arma.

Al parecer, Holmes adquiri√≥ la mayor parte de su armamento en los √ļltimos meses. Es posible que, si hubiera leyes de control de armas razonables, que incluyeran la prohibici√≥n de cargadores de gran capacidad, muchas de las v√≠ctimas de Aurora que ahora est√°n muertas o padecen heridas de gravedad estar√≠an sanas y salvas.

Los hechos del ataque son de p√ļblico conocimiento. Holmes aparentemente irrumpi√≥ en la sala repleta de gente durante el estreno de la pel√≠cula de Batman ‚ÄúEl caballero de la noche asciende‚ÄĚ y lanz√≥ una o dos latas de una especie de gas o sustancia irritante, que explotaron. A continuaci√≥n comenz√≥ a disparar met√≥dicamente contra el p√ļblico: mat√≥ a 12 personas e hiri√≥ a otras 58.

‚ÄúLa pel√≠cula hab√≠a comenzado hac√≠a aproximadamente quince minutos cuando escuchamos que alguien abri√≥ la puerta de una patada. Aparentemente la abrieron por la fuerza, pero la patearon y alguien ingres√≥ a la sala y lanz√≥ una bomba de humo al p√ļblico. Pensamos que era una broma. Yo pens√© que era una bomba de olor, algo un poco infantil, pero cuando la lata explot√≥ todos comenzaron a gritar y fue en ese momento que el atacante abri√≥ fuego contra la multitud y rein√≥ el caos‚ÄĚ, me dijo Omar Esparza, que estaba en la tercera fila del cine junto a cinco amigos en una celebraci√≥n de cumplea√Īos. ‚ÄúComenz√≥ a abrir fuego contra el p√ļblico y a disparar en cualquier direcci√≥n. Fue en ese momento que todo el mundo comenz√≥ a gritar y a entrar en p√°nico. Ya mucha gente hab√≠a recibido impactos de bala en ese tiroteo inicial y fue en ese momento que todos se fueron al suelo y comenzaron a salir. En un momento dejamos de escuchar el ruido de los disparos y parec√≠a que estaba cambiando de arma o recargando su rifle. En ese preciso instante de silencio nos dimos cuenta de que era nuestra √ļnica oportunidad de salir si no quer√≠amos morir. En ese segundo tuvimos que reaccionar y salir lo m√°s pronto posible. Nos salvamos por muy poco, porque aproximadamente un segundo despu√©s de que salimos escuchamos que comenz√≥ a disparar nuevamente‚ÄĚ.

El momento de silencio se debi√≥ a que una de las armas se tranc√≥. CNN inform√≥ que ‚Äúseg√ļn afirm√≥ el domingo una fuente policial que tiene conocimiento directo de la investigaci√≥n, el rifle semiautom√°tico utilizado en la matanza del cine de Colorado se tranc√≥ en medio del tiroteo‚ÄĚ.

Holmes supuestamente tenía un fusil AR-15, equipado con un cargador de tambor con capacidad para 100 cartuchos, además de dos pistolas Glock con cargadores con capacidad ampliada para 40 cartuchos y una escopeta Remington 870 que puede disparar hasta siete cartuchos sin necesidad de recargar. El fusil AR-15 puede disparar de 50 a 60 cartuchos por minuto. Holmes tenía un arsenal enorme, que adquirió fácilmente en tiendas minoristas y en Internet.

Carolyn McCarthy es congresista de Long Island, Nueva York. Su esposo recibió un disparo en la cabeza durante la masacre del ferrocarril de Long Island en 1993 y fue una de las seis víctimas mortales. Su hijo también recibió un disparo en la cabeza, pero sobrevivió y quedó paralítico. McCarthy era enfermera en aquel entonces, pero cuando el congresista que la representaba votó en contra de la prohibición de las armas de asalto se presentó como su rival en las elecciones, fue electa al Congreso y desde entonces es congresista.

McCarthy present√≥ el proyecto de ley H.R. 308 sobre artefactos de alimentaci√≥n de municiones de gran capacidad, que prohibir√≠a la venta o traspaso de estos cargadores de gran capacidad que posibilitaron la gran cantidad de muertes en Aurora y en Tucson, Arizona en enero de 2011 cuando la congresista Gabrielle Giffords recibi√≥ un disparo y seis personas murieron. La congresista McCarthy me dijo: ‚ÄúEl problema es que los pol√≠ticos y los legisladores de todo el pa√≠s se sienten intimidados por la Asociaci√≥n Nacional del Rifle y por los fabricantes de armas, que aportan tanto dinero a las campa√Īas que pueden decir ‚Äėsi toman medidas en contra de nosotros les haremos perder las elecciones‚Äô. El sentido com√ļn dir√≠a que estamos en condiciones de aprobar una legislaci√≥n razonable sobre armas y seguridad e intentar salvar vidas. Esa es la conclusi√≥n principal‚ÄĚ.

Un grupo que promueve la prohibici√≥n de armas con cartuchos de gran capacidad es la Campa√Īa Brady para prevenir la violencia con armas, llamada as√≠ en honor a Jim Brady, el secretario de prensa que qued√≥ discapacitado tras recibir un disparo en la cabeza en el intento de asesinato del presidente Ronald Reagan en 1981. Habl√© con Colin Goddard, que trabaja para dicha organizaci√≥n. Goddard sobrevivi√≥ a la masacre de Virginia Tech, donde 32 personas fueron asesinadas y donde recibi√≥ cuatro disparos. Le pregunt√© acerca de algo que actualmente se dice muy a menudo en la televisi√≥n acerca de que es demasiado pol√≠tico hablar del control de armas antes de que las v√≠ctimas hayan sido enterradas.

Goddard me respondi√≥: ‚ÄúYa hace mucho tiempo que deber√≠amos estar hablando de soluciones. Este debate tendr√≠a que haber tenido lugar antes de que sucediera esta masacre. Es incre√≠ble cuando escuchas a la gente decir que quieren que pase el tiempo. Esto sucede cuando la gente est√° indignada. Es en este momento que la gente se da cuenta de que esto podr√≠a pasarle a ellos. No podemos esperar. No podemos tener este debate dentro de varios meses cuando suceda la pr√≥xima masacre. Si no cambiamos las cosas no podemos esperar que las cosas sean diferentes en el futuro. Ahora es el momento de hacer un cambio. Podemos hacerlo‚ÄĚ.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario