Mar 18 2006
654 lecturas

Política

TIENE 77 AÑOS Y RECIBIÓ GOLPIZA BRUTAL – DE “JÓVENES PATRIOTAS” ARGENTINOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

(@DIN, Argentina, marzo de 2006*). Sonia Torres, presidenta de la filial cordobesa de Abuelas de Plaza de Mayo, fue golpeada salvajemente por paramilitares. La organización que busca a los bebés robados durante la dictadura militar de ese país viene recibiendo constantes amenazas. Las voces que se escuchan en la última oleada de amenazas –fueron grabadas por las Abuelas y la agencia @DIN ofrece una copia de esas grabaciones– son de estilo típicamente militar.

El ataque del grupo paramilitar se produjo aproximadamente a las 22.30 del lunes 13 de marzo en el domicilio de la hija de Sonia Torres, hasta donde ésta había acudido luego de participar en encuentros preparatorios de los actos de repudio al terrorismo de Estado. Este 24 de marzo se cumplen 30 años del más sangriento golpe militar que padeció la Argentina en toda su historia.

fotoLos paramilitares entraron a la vivienda y puntaron con armas de fuego a los presentes: Sonia Torres, su hija, sus nietos, la novia de un nieto y una empleada.

La dirigente luego dijo que los agresores tenían entre 25 y 30 años y uno de ellos era superior en contextura y altura a sus dos cómplices. En el interior de la casa el más corpulento de los tres se dirigió a ella y, apuntándole con un arma, le ordenó que se levantara de la mesa del comedor.Ante la negativa, el hombre percutió dos veces el revólver en su sien, para luego arrastrarla hacia el baño, donde fue brutalmente golpeada con la culata de un arma en la cabeza. Un segundo sujeto se sumó a la golpiza.

“¡Salgan de acá porque en cinco minutos toda la Policía los va a estar buscando!”, espetó el paramilitar luego del salvaje castigo. Torres precisó posteriormente: “Uno de ellos me dijo ‘levantate, levantate’ a lo que yo les respondí que no me iba a levantar”. Los golpes le significaron varios puntos de sutura y 48 horas de reposo absoluto por orden médica.

“Se trató de una intimidación clara”, dijeron representantes de organismos de Derechos Humanos en una conferencia de prensa. La Abuela Sonia Torres no participó en ella. “Todavía está algo mareada, recibió varios culatazos, está asistida médicamente y se le ha recomendado reposo”, señalaron sus familiares.

Constantes amenazas

La sección de Abuelas Mar del Plata, conocidos los hechos, denunció “a todo el pueblo que, a pesar de las denuncias radicadas el pasado 13 de marzo ante el Juzgado Federal Nº 1 de Mar del Plata, Secretaría nº 2 a cargo del Juez Castellanos, durante la conferencia de prensa que dimos en el transcurso de esta mañana, han llegado nuevas y aún más graves amenazas contra nuestra integridad física”.

Las voces telefónicas, amenazando de muerte, condenando a las Abuelas “a morir quemadas en la hoguera” y acusándolas de ser “madres de terroristas, abuelas de terroristas, parientes de terroristas”, son típicamente militares.
Estas amenazas venían profiriéndose desde hace varios días, y responden, según analistas, a la ofensiva de una logia militar, que también impulsara recientemente la incursión de Cecilia Pando, la esposa de un mayor del ejército, quien interrumpió públicamente un discurso del Presidente de la República.

—————————————–

* Agencia Digital de Noticias.
(www.adin noticias.com.ar).

La fotografía que ilustra esta información es también de @DIN.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario