Mar 29 2009
1204 lecturas

Sociedad

Tierra mapuche: la persecución infinita

Surysur*

Otra vez preso Waikilaf Cadín Calfunao, hijo de la lonko (dirigente de grupo o comunidad) Juana Calfunao y del werkén (consejero, vocero de la comunidad o del grupo) Antonio Cadín. Waikilaf Cadín Calfunao es un weichafe de la comunidad Juan Paillafef. Weichafe significa literalmente guerrero, defensor, y es un título que en su sentido simbólico y honorífico se gana por llevar una vida irreprochable y carente de egoísmos.
La Comunidad Juan Paillalef denuncia a la opinión pública nacional e internacional lo siguiente:

Hoy día, viernes 27 de marzo de 2009, alrededor de las tres de la madrugada, efectivos de la policía de investigaciones irrumpieron violentamente en el domicilio del comunero Waikilaf Cadin Calfunao, ubicado en la ciudad de Temuco. Como ya es costumbre en estos operativos realizados en este “estado de derecho”, el allanamiento se baso simplemente en una orden oral del Fiscal Moya.

Además es necesario denunciar que los efectivos policiales esperaron a que el comunero se encontrara totalmente solo en la vivienda, método que utilizan para así evitar la presencia de testigos que puedan denunciar luego las irregularidades del procedimiento –recordemos que muchas veces se fabrican evidencias puestas por los mismos policías.

También les sirve para poder robar impunemente, documentos escritos, audiovisuales, así como equipos computacionales y de almacenamiento de información. Esto es importante para ellos ya que son todos elementos que dejan en evidencia el verdadero rostro del “estado de derecho” que vivimos tanto en el territorio mapuche como a lo largo de Chile. Un Estado en donde se violan flagrantemente los derechos fundamentales del hombre, las normativas medioambientales y los derechos propios de los pueblos originarios.

El allanamiento se produce en el marco de una investigación realizada acerca de la explosión de una bomba de ruido producido en el supermercado Unimarc ubicado en el sector de Amanecer, Temuco. Estos hechos se habrían producido el día 29 de diciembre del año 2008 y la única prueba que existe por parte de la fiscalía es el testimonio de un guardia que habría reconocido a Waikilaf, entre otras personas, cuando arrancaban del lugar.

Por esta razón queremos dejar bien claro que una vez más nos encontramos frente a un miserable espectáculo ofrecido por los organismos policiales y de inteligencia del Estado chileno, en donde solo basta con el testimonio de un guardia para dejar en prisión a un comunero mapuche y en donde se le declara como responsable vulnerando un aspecto fundamental de la legislación que es la presunción de inocencia.

Esa es la justicia que se vive en este país, en donde la igualdad es una fantasía que nunca ha existido ya que ni siquiera existe un reconocimiento constitucional al pueblo-nación mapuche. De esta forma han logrado por el momento secuestrar a Waikilaf Cadin, trasladándolo a la cárcel de alta seguridad de Valdivia en donde permanecerá recluido en prisión preventiva por el tiempo que dure la investigación es decir, cinco meses. Esto último está sujeto a cambio ya que se hará todo lo necesario para obtener su libertad lo antes posible.

Hacemos un llamado general a mantenerse informados sobre la situación, a difundir y denunciar por todos los medios que sea posible. La noticia del secuestro esta en desarrollo por lo que debemos mantenernos alerta.

* En www.mapuexpress.net

Addenda

En agosto de 2006 podía leerse la siguiente información:

Los carabineros de la segunda comisaría de Temuco procedieron violentamente a arrestar al comunero Waikilaf Manuel Cadin Calfunao, cuando se dirigía a una reunión con los Lonko de otras comunidades. Durante su arresto y su posterior Detención el comunero Waikilaf recibió malos tratos y fue violentamente golpeado en la mayor parte del cuerpo y en la cara, por lo que, entre otras consecuencias, posiblemente puede perder una pieza dental.

En la audiencia de control de detención y la formalización de la investigación en su contra bajo los cargos de secuestro, daños, desórdenes en la vía pública, hurto, y porte ilegal de arma cortó punzante, el fiscal de Temuco, le solicitó al magistrado, que aplicara la medida cautelar de prisión preventiva al comunero.

El juez de Garantía Señor Francisco Gutiérrez precisó que sólo había antecedentes para presumir la participación del imputado, Waikilaf Manuel Cadin Calfunao, en los ilícitos de daños, desórdenes y hurto, decretando la medida de arraigo nacional y de arresto domiciliario total para el imputado.

Posteriormente, la Fiscalia no conforme con fallo del juez de Garantía recurre en la corte de Apelaciones de Temuco dicha corte revoca la decisión del Juzgado de Garantía ordenando la prisión preventiva basándola en procesos pendientes antes la fiscalia militar, dicho proceso fue por defender a su madre que era agredida por funcionarios policiales.

En su ingreso a la cárcel el comunero recibe un trato inhumano dejándolo en una celda de castigo de 2×2 como acostumbran hacerlo con los delincuentes y privándolo de agua, zapatos y frazadas. Luego, y debido a su insistencia apretaron sus manos entre la reja…

Poco después el weichafe iniciará, con otros/as prisioneros/as una huelga de hambre.
(www.mapuche-nation.org)

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

2 Comentários - Añadir comentario

Comentarios

  1. ´Jose Antonio
    31 marzo 2009 22:39

    La Presidenta Bachelet está a las ordenes de los imperios que buscan la aniquilación de nuestros habitantes, especialmente los pueblos primitivos que exigen respeto a la Pacha Mama y a todas las criaturas que la habitan, lo que irrita a los explotadores de grandes ambiciones y corta inteligencia.
    ¡Pobre pueblo MAPUCHE!! siglos sufriendo atropellos y cuando TODOS creímos que una mujer sería más sensible a sus problemas, mas abierta su inteligencia resulta que trabaja para que nada cambie o si cambia a peor.

  2. pillan
    31 marzo 2009 23:12

    conozco a varios integrantes de esta familia ke se revela al mal trato de kien esta llamado a proteger al mas debil ese es el ideal de la actuacion del estado
    y no ponerse del lado del mas fuerte los ricos y poderosos
    estuve el año pasdo con la madre del wuakilaf mujer brillante siempre alegre y siempre rebelde, y tambien con el waikilaf compartiendo un kahuin en l plaza de temuco juno a lamuen ke visitan a su familia y pude constar el daño probocado por la reclusion tan inhumana ke vivio ,
    tambien com estaba de preocupado por el resto de su familia presa padre, madre y tia Luisa, su hermana menor haciendose cargo de trabajar visitar a sus padres al cuidado de su herman menor y como se formaba es niña pequeña ke veia a su madre y a su padre en la carcel como se explica a una niña
    ke los padres estan preso por el solo hecho de ejercer sus derechos ke por ser dignos te castigan ,y sin embargo dentro del propio gobierno de la desconsertcion la corrupcion hace nata y nadie es encarcelado tapan los tribunales con recursos de proteccion pagan pagan y pagan y nunca con carcel
    ese es el chile donde existen unos mas iguales ke otros .es solo mirar un ratito o un poquito para atra y ver ke un minisro ke ni siquiera se dialisaba se interno y tuvo una operacion de trasplante sin ser parte de una lista de espera como le explicamos a nuestro niños, jovenes,la falta de moral de valores de kienes nos gobiernan
    de ese tipo de personas solo espéro el mal trato ke le dieron y le estan dando al wualki y a su familia por que a toda persona de pensamiento disidente lo reprimen de la forma mas brutal descestructurando al individuo aislando
    terrorisando scandolo de su habitad hoy una vez mas el hogr de wualki esa esperando a su dueños los dueños del sur de
    los hijos de la ñuke mapu
    debo confesar ke estoy con rabia y muy triste por los tribunales jamas van a reconocer la verdad por ke reconocer eso es sumir lo complice ke hansido todo este tiempo y no son seres dignos y valiente como la familia del waikilf para asumir los costo de la verdad por ke como todod sabemos la verdad no tiene remedio
    peukayal