Abr 30 2012
599 lecturas

Sociedad

Túnez: se teme un 1º de mayo violento por represión gubernamental

En los últimos meses el pueblo ha demostrado una gran capacidad de movilización a través de todo el país. Se trata de reivindicaciones sociales producto del desempleo masivo que ha duplicado en poco tiempo, altísimos precios de la canasta básica, la desesperación de familias de mártires y las demandas no satisfechas de víctimas de la represión en los días de la insurrección, algunas de ellas todavía con balas en el cuerpo. | RASHID SHERIF.*

 

Como agravante de este cuadro, el gobierno provisional dirigido por los islamistas de Ennahdha ha reprimido violentamente en las calles al pueblo durante marchas pacificas en ocasión de fechas patrias como Día de la independencia y Día de los mártires entre otras ocasiones.

 

Se trata del mismo estilo de represión y por la misma policía del régimen anterior, lo cual ha despertado cada vez mayor rechazo hacia los islamistas, cuanto más estos se han ensañado contra el pueblo indefenso en las calles no solo con las policías sino también mediante la furia de las hordas salafistas y las milicias, brazo armado de Ennahdha.

 

En lugar de sembrar terror estas acciones no han hecho más que agudizar el nivel de conciencia política del pueblo para defender con más fuerzas aún los objetivos de la insurrección: trabajo, libertad y dignidad nacional. Dentro de un par de días, será el primero de mayo. Ennahdha parece estar consciente de su ausencia en las celebraciones nacionales y patrióticas y solo estar presente para reprimir o antagonizar a todo cuanto significa libertad: sea de pensamiento, expresión, reunión, creación.

 

De pronto, ha decidido participar en la marcha en la capital organizada por la Unión general de los trabajadores (UGTT). En la medida en que estos elementos violentos y antipatrióticos no son bienvenidos en el seno de la marcha de los trabajadores y el pueblo en general, corren rumores de choque durante esa marcha.

 

Es posible que las fuentes de estos rumores busquen intimidar, infundir miedo para obligar al pueblo a no movilizarse masivamente y hasta no marchar. Muy al contrario, lo más probable es que la marcha será masiva y combativa tanto en la capital como en otras ciudades del país.

 

El pueblo está cada día más y mejor organizado tanto en el seno de partidos políticos “aglomerados” de izquierda, centro y derecha como en varias asociaciones y movimientos sociales. Además, la línea de separación como expresión de una polarización de fuerzas sitúa con mayor claridad de un lado a los patriotas con afán de construir un país independiente y soberano; mientras del otro lado intereses foráneos con alianzas entre islamistas y fuerzas imperiales de EEUU, sus secuaces europeos y del Medio Oriente.
——
Médico, luchador social.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario