Nov 20 2005
289 lecturas

Sociedad

UN EJE PARA LA PAZ: TODAVÍA HAY TIEMPO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Una coalición militar se ha lanzado a una explotación desenfrenada de los recursos energéticos y materias primas. Impulsada por los neoconservadores, ha incrementado sus depredaciones y ha reanudado todas las formas de injerencia, desde el cambio de régimen hasta el expansionismo colonial. Se burla permanentemente de los principios del derecho internacional elaborados por las conferencias de La Haya y enunciados por la Carta de San Francisco.

Oculta sus ambiciones intoxicando a los medios de comunicación y engañando a las instituciones internacionales. Desarrolla una política de doble rasero al acusar mentirosamente a los que le crean obstáculos de no respetar las reglas que viola. Desnaturaliza el ideal democrático pretendiendo servirlo mediante la ocupación militar.

foto
Para justificar sus conquistas, crea y manipula grupos terroristas, fabrica pretextos, propaga la teoría del complot islámico mundial y fomenta un choque de civilizaciones. Se abroga plenos poderes y empuja a la humanidad al desorden y a la ruina.

Para detener este proceso, hacemos un llamado a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de buena voluntad. Les pedimos que hagan respetar la soberanía de los Estados, base del derecho internacional y condición indispensable para el desarrollo de una auténtica democracia. Deploramos que Francia, que se había opuesto a la invasión de Irak, se una a las amenazas proferidas contra nuevas presas.

Saludamos la mediación de Rusia que defiende la aplicación del tratado de no proliferación nuclear y la presunción de inocencia en las relaciones internacionales. Hacemos un llamado a la Asamblea General de la ONU para que apoye los esfuerzos de Rusia en favor del restablecimiento de un diálogo multilateral, sus posiciones contra el financiamiento del terrorismo, el doble rasero en la política internacional y las injerencias en los asuntos internos de los Estados.

Por nuestra parte, nos comprometemos a movilizar a la opinión pública, a partir del ejemplo de lo que hacen ya los latinoamericanos, para hacer fracasar la propaganda y el odio, y para rechazar el proyecto global de dominación y explotación.

Aún es tiempo de unirse por la Paz.

——————————-

* Movimiento internacional por la Paz, que reune periodistas, intelectuales, políticos y diversos movimientos sociales del mundo entero.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario