Sep 30 2020
96 lecturas

Pol铆tica

Uruguay: luces y sombras para la centroizquierda tras la elecci贸n municipal

Las elecciones municipales del 27 de septiembre en Uruguay dejaron luces, sombras y encendieron algunas alarmas sobre la actualidad del centroizquierdista Frente Amplio que gobern贸 15 a帽os el pa铆s y fuera derrotado en las 煤ltimos comicios presidenciales a manos de una coalici贸n multicolor de partidos de derecha.

Las disposicions electorales

La reforma constitucional plebiscitada y aprobada el 8 de diciembre de 1996, conocida como 鈥渓a Constituci贸n de 1997鈥 introdujo algunos cambios sustanciales en materia electoral, a saber:

-Se establece una candidatura partidaria 煤nica a la Presidencia. Para ello se introducen en el texto constitucional las elecciones internas o primarias, previas a las elecciones nacionales que se llevan a cabo en el 煤ltimo domingo del mes de octubre cada cinco a帽os. En ella se eligen los cargos de Presidente, Vicepresidente, Senadores y Diputados.
-Se introduce el mecanismo de la segunda vuelta o balotaje entre las dos candidaturas m谩s votadas, en el caso que ninguna obtenga la mayor铆a absoluta de los votos, en el 煤ltimo domingo de noviembre.
-Se separan en el tiempo las elecciones municipales, que pasan a realizarse en el mes de mayo del a帽o siguiente a las nacionales. En ella se elige para cada uno de los 19 Departamentos del pa铆s (equivalente a Estados en otros pa铆ses) el cargo de Intendente (equivalente a gobernador de un estado en otros pa铆ses) y a los ediles integrantes de la Junta Departamental (parlamento).
-Al mismo tiempo se eligen los Alcaldes que gobiernan los distintos Municipios -creados por ley del a帽o 2009- en los que se divide cada Departamento.

Siendo la primera elecci贸n en el continente desde la aparici贸n de la pandemia, exist铆an dudas en cuanto a la participaci贸n ciudadana y al desarrollo de la misma, pero la participaci贸n fue alta, similar a la elecci贸n municipal pasada, rondando en el 85% del electorado y como es habitual en Uruguay, el desarrollo fue ordenado, sin mayores inconvenientes.

Las luces

Para la izquierda, encarnada en el Frente Amplio, fue positivo volver a triunfar en la capital Montevideo por s茅ptima vez consecutiva, donde gobierna desde 1990. Lo mismo respecto a Canelones (por cuarta vez consecutiva); departamento lim铆trofe, y el segundo en cantidad de poblaci贸n del pa铆s. Entre ambos tienen m谩s del 55% de la misma.Yamand煤 Orsi - Movimiento de Participaci贸n Popular

En ambos casos mejor贸 su votaci贸n respecto a la elecci贸n municipal anterior, superando en ambos departamentos el 51%. Asimismo volvi贸 a ganar por segunda vez consecutiva en el departamento de Salto, en el norte del pa铆s.

Y si bien no son elecciones estrictamente comparables, como dato se puede decir que el FA mejor贸 en 3,8 puntos porcentuales su votaci贸n en todo el pa铆s respecto a las elecciones nacionales de octubre del pasado a帽o.

Las sombras

Si bien era un objetivo fundamental retener el gobierno en Montevideo y Canelones, no se puede cerrar los ojos ante el hecho de que se perdieron los gobiernos en otros tres departamentos: Paysand煤, R铆o Negro y Rocha. De seis gobiernos en 2015 se baja a la mitad en esta elecci贸n.

En s铆ntesis: de las 19 Intendencias en disputa, el Partido Nacional pasa a gobernar en 15, el FA en 3 y el Partido Colorado en uno.

Algunas alertas y conclusiones

No son comparables las motivaciones de los votantes en una elecci贸n nacional que en una municipal. Esta segunda es una elecci贸n pautada por una mayor cercan铆a entre el votante y la candidata o el candidato a Intendente Departamental y lo es mucho m谩s a煤n con la persona que se postula a una Alcald铆a de un Municipio.

Y es en este 煤ltimo aspecto que la izquierda vuelve a mostrar algunas deficiencias que explican algunos resultados negativos. Aparte de perder las Intendencias en los tres departamentos ya mencionados, en Montevideo, habiendo ganado la elecci贸n en general, se perdi贸 la alcald铆a de uno de los seis municipios (de un total de ocho) en los que se gobernaba, luego de haber desarrollado una muy buena gesti贸n en 茅l durante dos per铆odos consecutivos.

Lo mismo sucedi贸 en otros municipios emblem谩ticos para el FA: San Carlos y Piri谩polis en el Departamento de Maldonado o Chuy y Lascano en el Departamento de Rocha.

Estas deficiencias 鈥揷omunes a la mayor铆a de las fuerzas pol铆ticas progresistas de la regi贸n- parten del error de pensar que una buena gesti贸n de gobierno de por s铆 aseguraba la fidelidad del respaldo popular; olvidando la necesidad del trabajo sistem谩tico de educaci贸n pol铆tica de las masas que asegurara no s贸lo su voto, sino su participaci贸n en el desarrollo del proyecto pol铆tico de cambios, que genere y afiance su sentido de pertenencia; 煤nica garant铆a de toma de conciencia para su defensa.

Era urgente asumir y analizar estos errores en un proceso de autocr铆tica por parte de la fuerza pol铆tica. Aut茅ntico; sin apelar a falsos 鈥渃onsensos sem谩nticos鈥 (en los que somos especialistas) que terminan trampeando la verdadera discusi贸n pol铆tico ideol贸gica; con amplia participaci贸n de sus militantes de base, para en una posterior instancia intercambiar las conclusiones con las otras fuerzas de izquierda de la regi贸n.

De no encarar esta tarea bien y de una vez por todas, se seguir谩 cosechando derrotas.

Pero sigo confiando plenamente en las reservas pol铆ticas de nuestros militantes frenteamplistas que bregar谩n por impulsarla; y que con su denodado esfuerzo cotidiano mantienen vigente esta singular construcci贸n unitaria 鈥搒abia mezcla de coalici贸n y movimiento- pr贸xima a cumplir 50 a帽os.

*Ex Secretario de RR. II. del Partido Comunista de Uruguay, exmiembro de la Comisi贸n de Asuntos y RR. II del Frente Amplio, ex Embajador en el Estado Plurinacional de Bolivia. Colaborador del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la).

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

A帽adir comentario