Ago 19 2008
531 lecturas

Política

Venezuela: El Estado ya controla la industria del cemento

surysur

El Estado venezolano tomó en el primer minuto de hoy el control de las cementeras Cemex, Holcim y Lafarge, al vencerse anoche el plazo en el que debía negociarse el traspaso de sus propietarios a la órbita de Caracas.

En un acto realizado en los primeros minutos del día, el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, aclaró que en Venezuela el sector privado tiene todas las oportunidades pero no puede estar por encima de los intereses del pueblo.

En la planta de Pertigalete, en el estado Anzoátegui, el ministro explicó que para la administración del presidente Hugo Chávez es estratégica la producción de cemento y concreto para garantizar los planes de vivienda y de infraestructura para toda la población.

Anoche el vicepresidente Ramón Carrizales informó que se lograron acuerdos con las empresas Holcim y Lafarge, mediante los cuales el estado asumió el 85 y 89 por ciento de las acciones, respectivamente. Sin embargo, no se pudo llegar a un arreglo en el plazo establecido por la ley –que venció a las 0 de hoy- con Cementos Mexicanos (Cemex) por lo cual se procedió a la expropiación.

Ramírez explicó que esa medida respondió al plazo de 60 días que estableció el decreto de ordenación de las empresas productoras de cemento, después de más de 10 reuniones con los accionistas en la búsqueda de un acuerdo.

La nacionalización busca impulsar los planes de construcción de viviendas vigentes para enfrentar un déficit que distintas fuentes estiman entre 1,5 y dos millones de unidades habitacionales.

Chávez no firmó todavía el decreto de expropiación de Cemex, pero todas sus plantas así como la de la suiza Holcim y la francesa Lafarge pasaron a control del Estado, cuyas autoridades garantizaron la estabilidad laboral de los operarios.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario