Nov 18 2010
580 lecturas

Opinión

Venezuela: la canalla traiciona a la Patria, el gobierno cumple con sus compromisos contra el terrorismo

El patético personaje, que es dueño del canal golpista Globovisión, las vertió durante el aquelarre fascista continental realizado en Wáshington bajo el significativo título “Peligro en los Andes: amenazas a la democracia, los derechos humanos y la seguridad interamericana”.

Apoyando claramente el llamado a una intervención imperial en Venezuela, este delincuente prófugo de la justicia venezolana afirmó que el gobierno de Hugo Chávez representa una amenaza para Estados Unidos: “Es una amenaza por la actitud del presdente Chávez (…) El se declara que anti Estados Unidos…está definitivamente fortaleciendo las relaciones con Irán, que inclusive ha usado a Venezuela para montar un banco y poder utilizar recursos financieros”.

Las expresiones de este canalla enemigo de la Patria coinciden con las de los peores personajes de la derecha que se dejaron oír en ese foro. Según la republicana cubano-estadounidense Ileana Ros Lehtinen, fuertemente vinculada a la más radical gusanera de Miami, Estados Unidos debe cooperar con sus socios en la región para enfrentar el “declive de las libertades democráticas y los derechos humanos” que llevan adelante los gobiernos de Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador:

“Estados Unidos debe trabajar de cerca con nuestros socios responsables para enfrentar este azote”. Ros Lehtinen afirmó que el “peligroso comportamiento” de los presidentes de Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador muestra “el nexo innegable del declive de las libertades democráticas y los derechos humanos y el auge de riesgos tangibles para la seguridad de nuestra región”.

La republicana fustigó a la Organización de Estados Americanos (OEA), a quien pidió “absolver su legado de dobles estándares” y “finalmente responsabilizar a los estados miembros” que incumplan la Carta Democrática, y señaló que “Ahora más que nunca es el momento de que Estados Unidos apoye a sus amigos”. Por supuesto, entre estos amigos de Estados Unidos están la MUD y la canalla mediática venezolana.

No menos radical se mostró otro buen amigo de la gusanera cubano-venezolana radicada en Miami, Connie Mack, congresista por Florida y principal candidato a dirigir la subcomisión para América Latina de la Cámara de Representantes del Congreso de USA. Mack expresó;

“Espero que ahora que vamos a una nueva mayoría (…) hagamos eso: enfrentemos a Hugo Chávez… Venezuela debe estar en la lista de países que patrocinan el terrorismo porque es amiga de Irán… No veo cómo Estados Unidos puede continuar diciendo que luchamos por la libertad y la democracia en el mundo y no enfrentar de manera frontal a Chávez, que es una amenaza para la democracia en América Latina y el mundo”.

Estas amenazas hay que tomárselas en serio, ya que estos personajes van a ocupar cargos preeminentes en el Congreso, apoyados por la nueva mayoría republicana. Ya lo hemos advertido: parece acercarse el choque de trenes.

Expulsadso tres delincuentes-terroristas

La expulsión a Colombia de los tres delincuentes colombianos es coherente con las declaraciones hechas por el Gobierno Bolivariano con relación a los actos terroristas que se cometen inclusive en nuestro territorio, a veces en nombre de valores estratégicos que compartimos los revolucionarios, pero que entran en contradicción con esos mismos valores.

El secuestro y retención de civiles desarmados, en situaciones que no son de combate, es un acto de alevosía y violatorio de los más elementales derechos humanos, y ningún revolucionario debería involucrarse ni respaldar este tipo de acciones. En ese sentido, y sin entrar a definir la ubicación de los tres expulsados en alguna organización en particular, es justa la reiterada petición de nuestro Gobierno para que las FARC y otros grupos armados colombianos liberen a los secuestrados.

 Aquí nosotros personalmente introducimos un matiz: deberían ser liberados sin condiciones todos los civiles retenidos, caso distinto es el de policías y militares, que deben ser considerados prisioneros de guerra mientras persista el enfrentamiento armado.

El comunicado de nuestra Gobierno es claro: “El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, actuando en estricto apego a la Constitución y las leyes, ha decidido expulsar del territorio nacional a tres ciudadanos de nacionalidad colombiana, quienes fueron detenidos por su participación en delitos vinculados al secuestro y la resistencia a la autoridad; atentando así contra la seguridad pública de la nación, alterando la paz y el sosiego del pueblo venezolano…

"El Gobierno Bolivariano ratifica así su compromiso inquebrantable en la lucha contra la delincuencia y la criminalidad, en estricto cumplimiento de los compromisos internacionales, y bajo los principios de paz, solidaridad y respeto a los derechos humanos”.

La picaresca criolla pierde el rumbo

Ese personaje menor de la picaresca política criolla que es Ismael García ha hecho una solicitud insólita: García afirmó que de enjuiciar a Makled en Venezuela, el acto legal debe ser público y la justicia debe encargarse de investigar todas las acusaciones hechas por el narcotraficante.

Es decir, el Estado venezolano debe prestarse, según García, al show mediático de un delincuente, y al mismo tiempo ocupar el precioso tiempo del Ministerio Público en darle seguimiento al ventilador de porquerías de Makled, que ha hecho acusaciones a diestra y siniestra con el estilo del chisme, tan caro a gente como García, que prescinde de toda evidencia ¡Qué tupé!

* Analista de asuntos políticos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario