Feb 10 2013
5498 lecturas

CulturaOpini贸n

Viudas de poetas: Matilde Urrutia y el entristecido, traicionado legado de Neruda

PabloNerudaEl juez Mario Carroza orden贸 la exhumaci贸n de los restos de Pablo Neruda, en el 谩mbito de la causa abierta a mitad del 2011 鈥攖ras la querella presentada por homicidio por el Partido Comunista鈥 a casi 40 a帽os de la muerte del poeta.
Hasta ahora los informes emanados del Servicio M茅dico Legal (SML), siempre apuntaron a que el poeta falleci贸 de c谩ncer, pese a las dudas suscitadas sobre la causa de su muerte, ocurrida doce d铆as despu茅s del golpe de Augusto Pinochet, el 11 de septiembre de 1973. | MARIO CASAS脷S.*

 

Los tr谩mites de divorcio entre Neftal铆 Reyes Basoalto y Mar铆a Antonia Hagenaar concluyeron el 3 de mayo de 1942, el edicto fue publicado en el Peri贸dico Oficial del Estado de Morelos (M茅xico).
La primera irregularidad radica en la nula notificaci贸n al domicilio de la se帽ora Hagenaar, en B茅lgica; Neruda promovi贸 el juicio de divorcio en la ciudad de Cuernavaca sin previo aviso de carta rogativa, ni mediante los documentos certificados por la v铆a diplom谩tica.

 

La legalidad y no legalidad de los matrimonios del poetaLas autoridades mexicanas tampoco tomaron en cuenta que el poeta chileno y la ciudadana holandesa contrajeron nupcias en Batavia (Java) el 6 de diciembre de 1930, mucho menos dictaminaron el monto de la pensi贸n alimenticia que recibir铆a su hija Malva Marina (1934-1943). Neruda se separ贸 de su primera esposa en 1937, el poeta viaj贸 a Holanda en el invierno de 1939 para visitar por 煤ltima vez a su hija, despu茅s envi贸 鈥攄esde M茅xico鈥 algunas remesas para la manutenci贸n de Malva Marina, la peque帽a muri贸 el 2 de marzo de 1943.

 

En 1948, Maruca Hagenaar lleg贸 a Chile por invitaci贸n del gobierno de Gabriel Gonz谩lez Videla para atestiguar contra Neruda en un juicio de bigamia, pero la querella no prosper贸. En su defensa, Neruda le escribi贸 a Dar铆o Puccini 鈥攅n marzo de 1950鈥 la estrategia a seguir:
鈥淓l delito de bigamia es enteramente falso y no pueden probarlo. La querella debe ser entablada en esta base. Nuevos documentos te llegar谩n, entre ellos uno de mi ex mujer, documento notarial en que reconoce nuestro divorcio.
芦En realidad Gonz谩lez Videla hizo venir desde Europa a esta se帽ora, ya divorciada de m铆, para intentar un chantaje contra m铆 ya que las acusaciones por las que se me persegu铆a eran demasiado vagas: 鈥榠njurias鈥, etc茅tera, y de este modo provocar un esc谩ndalo. Han hecho viajar a esta mujer desde B茅lgica con vistas al chantaje, pero no han hecho nada en t茅rminos legales pues mi nuevo matrimonio [con Delia del Carril] es legal禄.[1]
A consecuencia del abandono de sus patrocinadores Maruca Hagenaar regres贸 a Holanda, donde falleci贸 en 1965.

 

En 1934, el c贸nsul Neftal铆 Reyes conoci贸 a la pintora argentina Delia del Carril, en la casa madrile帽a de Carlos Morla Lynch. Neruda vivi贸 con La Hormiguita hasta 1955, las dos d茅cadas de mayor formaci贸n pol铆tica y crecimiento intelectual del poeta, todos los testimonios coinciden al respecto. El investigador Edmundo Olivares escribi贸:
鈥淒esde los d铆as de la guerra en Espa帽a se hab铆a establecido una gran sinton铆a ideol贸gica que 鈥攕umada a la afectiva鈥 generaba una poderosa combinaci贸n de voluntades, energ铆as y prop贸sitos (鈥) De esa s贸lida y gran experiencia en tiempos borrascosos ven铆a la uni贸n de Pablo y Delia. Ahora en este M茅xico tan hispanizado, vibrante y soleado de 1943, ellos terminan por dar apropiado marco legal y ceremonial a una ya larga vida en com煤n禄.[2]

 

La abogada Paola Reyes 鈥攕obrina nieta de Neftal铆 Reyes鈥 dedic贸 su tesis de licenciatura al estudio de las relaciones jur铆dico familiares de Neruda y sus efectos, un cap铆tulo de la investigaci贸n universitaria contiene esta interesante teor铆a:
鈥淣o pude encontrar en Chile dato alguno que me pudiese hacer concluir que Delia del Carril y Neruda hubiesen anulado su matrimonio o tramitado el divorcio; s贸lo es posible constatar la cancelaci贸n de la inscripci贸n del matrimonio ante el Registro Civil de Chile, cuyas actas y sentencia tengo en mi poder. Pero no as铆 la certeza de la anulaci贸n o divorcio en Tetecala (Morelos), lugar donde contrajeron matrimonio el 2 de julio de 1943″.[3]

 

En efecto, el diplom谩tico Neftal铆 Reyes nunca se divorci贸 en M茅xico de la pintora Delia del Carril. El a帽o pasado fui al poblado de Tetecala (a 60 kil贸metros de Cuernavaca) para cotejar los libros del Registro Civil, el alcalde me facilit贸 fotocopias y autoriz贸 que tomara fotograf铆as de las p谩ginas correspondientes al dos de julio de 1943; en los m谩rgenes del libro del Registro Civil no existe ninguna referencia al tr谩mite de divorcio en M茅xico; en el acta de matrimonio 鈥攍as im谩genes permanecieron in茅ditas hasta ahora鈥 podemos apreciar las firmas de los contrayentes: Ricardo Reyes y Delia del Carril, de los testigos: 脫scar Schnake (Embajador de Chile), Luis Enrique D茅lano (escritor y diplom谩tico chileno), Wenceslao Roces (escritor espa帽ol exiliado en M茅xico y traductor de Karl Marx), Enrique de los R铆os Lav铆n (comerciante chileno residente en M茅xico); as铆 como las r煤bricas de las autoridades locales: Jes煤s Castillo L贸pez (gobernador del Estado de Morelos) y Romualdo Ram铆rez (alcalde de Tetecala).

 

Seg煤n la investigaci贸n de David Schidlowsky: 鈥淓ste matrimonio posteriormente ser谩 declarado ilegal ya que la Corte Suprema de Chile 鈥榥o dio exequ谩tur (cumplimiento)鈥 al divorcio entre Neruda y Maruca Reyes禄[4]. Sin embargo Neruda demostr贸 que 鈥渕i nuevo matrimonio [con Delia del Carril] es legal鈥 y descalific贸 la estrategia de Gabriel Gonz谩lez Videla al invitar a Maruca Hagenaar para que testificara contra el desaforado senador.

 

En el acta de matrimonio de Pablo Neruda y Delia del Carril fechada en 1943 se lee: 鈥淣eftal铆 Ricardo Reyes, originario de Parral Rep煤blica de Chile y de tr谩nsito en esta ciudad, vecino de M茅xico, Distrito Federal, y actualmente C贸nsul general de la Rep煤blica de Chile en M茅xico (鈥) divorciado seg煤n copia certificada que exhibe en este momento expedida por el ciudadano juez mixto de primera instancia del segundo distrito judicial del Estado de Morelos, de 39 a帽os de edad鈥.

 

Matilde1Matilde: registro civil, la Luna
En el poblado de Tetecala, Neruda s铆 acredit贸 su divorcio de Maruca Hagenaar, situaci贸n que omiti贸 al 鈥渃asarse鈥 con Matilde Urrutia el 28 de octubre de 1966.

 

Neruda conoci贸 a Matilde Urrutia en 1946, tres a帽os despu茅s iniciaron su amor铆o clandestino en M茅xico. El 3 de mayo de 1952, en la isla de Capri, se 鈥渃asaron鈥 simb贸licamente; seg煤n Matilde: 鈥淎ll铆, Pablo, muy serio, sin un asomo de broma, le pidi贸 a la luna que nos casara鈥 A muchos a帽os de este matrimonio en que nos bendijo la luna, Pablo qued贸 viudo y nos volvimos a casar en 1966″[5]. Llama la atenci贸n que Matilde diga: 鈥淧ablo qued贸 viudo鈥, en referencia al fallecimiento de Maruca Hagenaar acaecido en 1965, pero anula de la historia oficial el matrimonio con Delia del Carril, La Hormiguita muri贸 en 1989.

 

Irremediablemente Neruda se separar铆a de Matilde Urrutia para vivir un t贸rrido romance con Alicia Urrutia, la musa del 脕lbum de Isla Negra (1969) y La espada encendida (1970).

 

El doctor Francisco Velasco, copropietario de La Sebastiana, escribi贸 en sus memorias in茅ditas:
鈥淭anto va el c谩ntaro al agua que por fin Matilde sorprende a su marido 鈥榠n fraganti鈥 con las manos en la 鈥榩lasta鈥 de su sobrina, la expulsa inmediatamente de casa con sus enseres a cuesta. Matilde muy afectada se aleja de Pablo y quiere irse a M茅xico con sus padrinos Blanca Hauser y Armando Carvajal, le cuenta a mi se帽ora [Mar铆a Martner] estos planes, quien le aconseja que no lo haga, que no se retire y le deje el camino expedito a su sobrina鈥 Por fin viene la reconciliaci贸n, pero ya no es lo mismo, algo ha cambiado, Neruda estuvo realmente enamorado de Alicia禄.[6]

 

El escritor Enrique Lafourcade dedic贸 el cap铆tulo final del libro Neruda en el pa铆s de las maravillas a la Alicia de Pablo:
Matilde2鈥淢atilde era una mujer de muy mal car谩cter. Estallaba en unas c贸leras oce谩nicas 鈥 鈥楨l error de Matilde鈥 鈥攎e informa una fuente fidedigna que conoci贸 todo este affaire鈥 鈥榝ue haber tratado a su sobrina Alicia como a una Cenicienta. La hac铆a comer en la cocina, al extremo que muchos amigos que los visitaban pensaban que era una de las criadas鈥櫬.[7]

 

A partir de la infidelidad, Matilde descalific贸 a su sobrina: 鈥淣unca hablar茅 de esa ladrona,[8] le dijo a la escritora Virginia Vidal. Alicia Urrutia propiciar铆a la ruptura definitiva; el matrimonio entre Neruda y Matilde se derrumbaba, desde el principio la boda carec铆a de sustento jur铆dico, y de facto el matrimonio tambi茅n era una farsa: Neruda y Alicia continuaron su romance hasta 1973, mientras tanto Matilde viv铆a un affaire con el abogado y pol铆tico Julio Estuardo, seg煤n el testimonio de Manuel Araya, el chofer y asistente personal de Neruda.

芦El testamento de Matilde Urrutia 鈥攆echado el 15 de enero de 1982鈥 designa: 鈥渁lbaceas, herederos modales, tenientes de bienes y directores vitalicios de la Fundaci贸n Neruda鈥 a Flavi谩n Levine, Ra煤l Bulnes, Juan Agust铆n Figueroa, Jorge Edwards y Roberto Parada. El abogado Juan Agust铆n Figueroa declar贸 a La Naci贸n:
Tumba鈥淒espu茅s del golpe qued贸 muy sola y yo era el pa帽o de l谩grimas de Matilde, y cuando ella quiso darle forma jur铆dica a la fundaci贸n recurri贸 a m铆; ahora, se conservaban algunos borradores de las ideas primitivas de Pablo con respecto a la fundaci贸n y que, junto a mi cu帽ado [Sergio Inzunza], nos sirvieron de base para la creaci贸n del testamento de Matilde, que yo lo redact茅 y es de donde nace la fundaci贸n鈥.[9]

 

El cinismo de Matilde Urrutia qued贸 al descubierto cuando pretendi贸 enga帽ar a la opini贸n p煤blica: 鈥淣osotros hemos formado la llamada 鈥楩undaci贸n Pablo Neruda鈥 y ya no es Matilde de Neruda quien lo pide, sino una fundaci贸n. Hay cinco personas manej谩ndola y los estatutos son los mismos que dej贸 Pablo鈥.[10]

 

De ninguna manera se trata de la 煤ltima voluntad de Neruda, la Fundaci贸n Cantalao designaba a los rectores de la Universidad de Chile, la Universidad Cat贸lica, la Universidad T茅cnica del Estado, a los presidentes de la Sociedad de Escritores (SECH) y la Central 脷nica de Trabajadores (CUT), finalmente Neruda reserv贸 dos lugares en su Fundaci贸n para dos personas de su absoluta confianza (en la actualidad, los dos lugares en el directorio podr铆an ser ocupados por dos sobrinos del poeta).

 

La presunta viuda argument贸 m煤ltiples contradicciones sobre el destino de la herencia del poeta:
鈥淓l 11 de septiembre de 1973 el abogado Sergio Insunza llegar铆a con los estatutos de la Fundaci贸n Pablo Neruda, con el testamento de Pablo鈥, escribi贸 Matilde al inicio de sus memorias.
Luego se retracta: 鈥淧ablo no dej贸 testamento鈥.

 

La hermana de Juan Agust铆n Figueroa 鈥擜铆da Figueroa鈥 cometi贸 una indiscreci贸n en 1974 al deslindar los tr谩mites realizados por su esposo Sergio Insunza, el abogado de Neruda:
鈥淗ab铆a hecho un testamento, que estaba redactado. Faltaba s贸lo afinarlo y darle forma legal鈥.[11] A铆da Figueroa le coment贸 al periodista Sergio Villegas los detalles del testamento inconcluso de Neruda:
鈥淟a Fundaci贸n de Punta de Tralca. Sus derechos de autor, despu茅s de morir Matilde, iban a estar destinados a eso. Se trataba del proyecto de una gran casa en que los poetas de Chile y del mundo tendr铆an la oportunidad de vivir por per铆odos para dedicarse a escribir, descansar y leer. Hab铆a discutido ya con los arquitectos. 脡l iba a donar, para esa casa, todos los libros de poes铆a que hab铆a reunido en su vida, primeras ediciones, ediciones raras鈥.[12] En los nuevos estatutos de la Fundaci贸n Neruda no existe ninguna cl谩usula que indique la incorporaci贸n de las universidades chilenas, los sindicatos o la Sociedad de Escritores, ni siquiera una vez concluida la dictadura. Matilde traicion贸 el legado de Neruda, confeccion贸 la falsificaci贸n de los Estatutos dise帽ados por Neruda en 1973.

 

驴Despecho, venganza, estupidez?
Matilde3Atando los cabos sobre la posesi贸n efectiva de la herencia de Neruda, sospecho que Matilde ocult贸 el testamento del poeta para justificar la l铆nea de sucesi贸n hereditaria en beneficio de Juan Agust铆n Figueroa: la abrupta muerte de Neruda impidi贸 el cumplimiento cabal de su legado, sin embargo la 煤ltima voluntad del bardo tiene un respaldo notarial, a diferencia del presunto matrimonio con Matilde de 1966.

 

La actual Fundaci贸n Neruda funciona en la ilegalidad por partida doble: Matilde no era la viuda leg铆tima en 1973, no ten铆a ning煤n derecho de heredarle a Juan Agust铆n Figueroa la presidencia vitalicia de la Fundaci贸n. Matilde Urrutia y Juan Agust铆n falsificaron los Estatutos de la Fundaci贸n que dise帽贸 Neruda: pero a pesar del fraude que cometieron no pudieron ocultar la 煤ltima voluntad del poeta, 40 a帽os despu茅s el directorio de la Fundaci贸n debe estar integrado por los rectores de la Universidad de Chile, la Universidad Cat贸lica, la Universidad T茅cnica del Estado (USACH), los presidentes de la Sociedad de Escritores (SECH), la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y dos sobrinos de Neftal铆 Reyes.

 

La exhumaci贸n de Neruda es otra forma de cuestionar el papel de Matilde Urrutia, la presunta viuda ocult贸 la inyecci贸n que provoc贸 la muerte del poeta en la Cl铆nica Santa Mar铆a el 23 de septiembre de 1973, seg煤n el testimonio de la enfermera Rosita N煤帽ez:
鈥淒os a帽os despu茅s de la muerte de don Pablo, un verano, la se帽ora [Matilde Urrutia] me vino a visitar. Me dijo que sospechaba que a su marido lo hab铆an matado en la cl铆nica, posiblemente con alguna inyecci贸n. Fue la 煤ltima vez que la vi禄.[13] El periodista Javier Garc铆a todav铆a conserva el audio MP3 con la entrevista a la enfermera de Neruda.
El tiempo le dio la raz贸n a Manuel Araya, el chofer viene insistiendo en las raras circunstancias de la muerte de Neruda, en el soborno que pretendi贸 darle Matilde para callarlo y en las mentiras de la presunta viuda.

 

El historiador Mario Amor贸s encontr贸 cuatro interesantes declaraciones de Matilde Urrutia:
鈥淣o lo mat贸 el c谩ncer. Los m茅dicos, a los que hab铆amos visto unos d铆as antes, le dijeron que lo hab铆an atajado y que podr铆a vivir unos a帽os m谩s鈥 (Agencia EFE); despu茅s dijo:
鈥淓l c谩ncer que padec铆a [Neruda] estaba muy dominado y no preve铆amos un desenlace tan repentino. [Neruda] no alcanz贸 ni a dejar testamento pues la muerte la ve铆a muy lejos鈥 (Revista Pueblo). En 1979, Matilde declar贸 a la revista Hoy:
鈥淓l profesor Vargas Salazar, que lo atend铆a, siempre dijo que Pablo era un hombre muy fuerte, que se estaba defendiendo maravillosamente. Lo de llevarlo a la cl铆nica fue m谩s que todo por resguardarlo y protegerlo鈥; y en el mismo sentido Matilde dijo:
鈥淟o traje a la Cl铆nica porque a la Isla no pod铆a ni siquiera ir una enfermera. Recuerde que en esos d铆as est谩bamos viviendo momentos muy dif铆ciles 鈥 Yo estaba junto a 茅l y s茅 que su mal no estaba en ninguna etapa de peligro. El doctor que lo atend铆a hab铆a dicho que durar铆a unos seis o siete a帽os m谩s y que a lo mejor se iba a morir de cualquier otra cosa鈥 (La Tercera).[14]

Finalmente el investigador David Schidlowsky retom贸 las declaraciones que Matilde hizo a Sara Vial, sobre el pron贸stico de vida que recibi贸 Neruda el 19 de septiembre de 1973: 鈥淓n la cl铆nica Santa Mar铆a, los m茅dicos despu茅s de examinar al poeta, dicen a Matilde que tiene s贸lo un a帽o m谩s de vida禄.[15]

 

livreSi Matilde ten铆a sospechas de la inyecci贸n, si traslad贸 a Neruda a la Cl铆nica para protegerlo, si el c谩ncer estaba controlado despu茅s de dos operaciones y 56 sesiones de radioterapia, si el poeta ten铆a el pron贸stico de de un a帽o de vida a partir del 19 de septiembre de 1973, 驴por qu茅 no denunci贸 sus sospechas?, 驴por qu茅 ocult贸 el crimen cometido en la Cl铆nica Santa Mar铆a?, 驴por qu茅 nunca habl贸 de la negligencia m茅dica del 23 de septiembre?, 驴cu谩l era el motivo de su silencio?, 驴por despecho ante el romance de Neruda y Alicia?, 驴o para cuidar el 芦statu quo禄 de la herencia?

 

El anuncio de la pr贸xima exhumaci贸n demuestra que hab铆a una duda razonable para investigar el asesinato de Neruda. La exhumaci贸n del poeta dejar谩 entre la espada y la pared a la Fundaci贸n que falsific贸 Matilde Urrutia y a su heredero Juan Agust铆n Figueroa, que declar贸:
鈥淣os oponemos a una exhumaci贸n del cad谩ver porque nos parecer铆a un verdadero acto de profanaci贸n禄.[17]
___
1] Obras Completas V. Nerudiana dispersa II. Galaxia Gutenberg/C铆rculo de lectores; Espa帽a, 2002.
2] Pablo Neruda: Los caminos de Am茅rica. LOM Ediciones; Chile, 2004.
3] Correo electr贸nico de Paola Reyes; 02/08/2008.
4] Neruda. Las furias y las penas. Tomo 1. RIL Editores; Chile, 2008.
5] Mi vida junto a Pablo Neruda. Editorial Seix Barral; Espa帽a, 1986.
6] El libro in茅dito del doctor Francisco Velasco fue consultado gracias a la amabilidad de la familia Velasco Martner.
7] Neruda en el pa铆s de las maravillas. Editorial Norma; Colombia, 1994.
8] Hormiga pinta caballos. RIL Editores; Chile, 2006.
9] Oda al dinero. La Naci贸n; Chile, 09/06/2006.
10] La Tercera; Chile, 18/09/1983. Cita del libro: Sombras sobre Isla Negra. La misteriosa muerte de Pablo Neruda (Ediciones B, 2012).
11] Funeral vigilado. Araucaria de Chile, n煤mero 3; Espa帽a, 1978.
12] Op. Cit.
13] La soledad del capit谩n. La Naci贸n; Chile, 18/09/2005.
14] Las cuatro declaraciones de Matilde Urrutia fueron publicadas en el libro: Sombras sobre Isla Negra. La misteriosa muerte de Pablo Neruda (Ediciones B, 2012).
15] Neruda. Las furias y las penas. Tomo 2. RIL Editores; Chile, 2008.
16] Entrevista a Juan Agust铆n Figueroa. Radio B铆o Bio; Chile, 05/12/2012.
鈥斺
* Periodista
(Mario Casas煤s ha dedicado la 煤ltima d茅cada a la investigaci贸n sobre la muerte de Pablo Neruda y el proceder de la Fundaci贸n que lleva el nombre del poeta).

Publicado originalmente en www.elclarin.cl 鈥攕e reproduce por gentileza del autor.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    2 Coment谩rios - A帽adir comentario

    Comentarios

    1. Antonio Casalduero Recuero
      16 febrero 2013 2:20

      No me queda m谩s que felicitar a Mario Casas煤s por este magn铆fico art铆culo, hay tantas cosas encerradas en este texto -ya valioso de por s铆-, ha destruido o puesto bajo el velo de la duda tantos mitos y creencias sobre el poeta. Esa relaci贸n t贸rrida con Alicia, la justificable ira de Matilde y, fundamentalmente, su matrimonio cuestionable desde un punto de vista jur铆dico, pero que echar铆a por tierra las decisiones que ella tom贸 como 芦propietaria禄 del legado del vate, que invalidar铆an su consolidaci贸n legal del matrimonio; pero dentro de todo esto, lo que m谩s me ha asombrado ha sido la afirmaci贸n de que ella habr铆a mantenido la inyecci贸n letal, y m谩s a煤n, que ella haya ocultado el hecho ante los dem谩s, incluso tratando de sobornar al chofer Manuel Araya, para que guardara silencio. Es incre铆ble que adem谩s reci茅n sepamos qui茅nes deber铆an conformar el directorio de la Fundaci贸n, tres rectores, SECH y CUT. Espero que la exhumaci贸n -tan temida por Figueroa- dilucide esta neblina que a cuarenta a帽os del deceso del poeta a煤n subsiste.
      Gracias, Mario, por este art铆culo.

    2. hernan
      8 octubre 2013 17:46

      Neruda, vaca sagrada de las letras chilenas, nunca fue sino un superficial de la vida y de la poes铆a. Amante de las salchichas y las prietas, de las tetas y los culos, no am贸 a las mujeres, ni a su 煤nica hija, ni al hediondo pueblo, ya que prefer铆a la compa帽铆a de los perfumados millonarios.
      Eg贸latra patol贸gico, su poes铆a no es sino apariencia, piel, fulgores superficiales. Gusto de masas y adolescentes hormonales.