Jun 23 2020
1009 lecturas

Pol铆tica

Chile, en proceso de demolici贸n

Es probable que el Covid-19 no solo nos contagie sino tambi茅n infecte nuestras estructuras, todo el orden pol铆tico y cultural. Estamos en Chile,聽 en una condici贸n febril, delirante, con todos nuestros estados alterados. Un trance, una extra帽a conciencia estacionaria que es tambi茅n su peculiar clausura.

Una par谩lisis de las actividades pero tambi茅n el cierre de sue帽os y proyectos. Quedan las horas encadenadas y uniformes, como las semanas y meses al interior de un submarino, como una c谩psula espacial con viajeros en hibernaci贸n, como una celda. Un momento a煤n sin explicaci贸n ni comprensi贸n.Chile negocia contra reloj una salida a la crisis | Internacional ...

En nuestro alargado rinc贸n en el sur del mundo tambi茅n. Todos los males reproducidos y amplificados. Chile padece un estado de decaimiento mientras observamos pasmados como ruedan, una a una, todas nuestras estructuras y organizaciones. Aquello que cre铆mos s贸lido y necesario muestra su fugacidad y precariedad. Ese orden, esos modelos de vida, se desvanecen para exhibir su falsedad.

La gran estructura econ贸mica y social que arm贸 la clase pol铆tica por m谩s de treinta a帽os, escorada desde octubre pasado, ahora cae por su propio peso. Un susurro, un soplido, el movimiento invisible de un virus, ha bastado para terminar con el armaz贸n en una ca铆da que ser谩 estruendosa.

Hacia d贸nde vamos. Nada bueno augura una nave en un viaje de ocho meses sin visi贸n ni tim贸n. Una extensi贸n temporal demasiado larga que ha confirmado, d铆a a d铆a, mes a mes, una fuga sin contenci贸n de todos los referentes, desde los pol铆ticos, econ贸micos, sociales, culturales. Aquello que alguna vez se pens贸 como un estado, una naci贸n, exhibe y transparenta su mitolog铆a.

Nada m谩s ficticio, m谩s fingido, que el crecimiento econ贸mico indefinido, la distribuci贸n de las riquezas, la integraci贸n social, y nada m谩s real que las brechas, los obst谩culos, las divisiones, los vac铆os. Es este un proceso de demolici贸n que constata la descomposici贸n. Lo que hoy ha comenzado a caer desde hace tiempo, a帽os, estaba por mucho m谩s ya desintegrado. Semanas de barricadas, de furia y fuego, meses de rebeli贸n y rabia hoy contenida son su confirmaci贸n diaria.

Desde este lugar ser谩 dif铆cil evitar el colapso. Porque nunca hubo un proyecto compartido. Esta es la extensi贸n del espacio de las oligarqu铆as, un territorio disponible para explotar y saquear. Chile, un plan de negocios, un estado que no es estado sino sociedad an贸nima destinada a desmontar el pa铆s para liquidarlo en los mercados. Un proyecto de fin de mundo sin otro destino y futuro que el colapso. Y en este proceso de t茅rmino estamos atados a nuestras precarias c谩psulas en hibernaci贸n.

Aquel plan de mercado, o estado subsidiado, se desbarranca. Lo que queda hoy es la desnudez de la tierra desolada, el vac铆o que aparece en todos los espacios en liquidaci贸n o en procesos de cierre y quiebra. Chile no ha sido una naci贸n, sino una invenci贸n para entregar a los mercados para engorde de las oligarqu铆as. Es por ello que las elites junto a sus especuladores y mercachifles son incapaces de pensar en otro lugar. Chile, pa铆s recolector y monoproductor, pa铆s de rentistas y especuladores, muere sin los mercados.

En esta marcha decidida al hundimiento, la lucha de clases reaparece en toda su crudeza. Despierta, porque solo hab铆a desaparecido en las mentes y relatos de pol铆ticos oportunistas, publicistas y oficiantes neoliberales. A la indignaci贸n del pueblo, van disparos a los ojos, violaciones, humillaciones, da帽o y perversiones. El estado pretoriano en plenas funciones聽 para custodiar la propiedad privada de las elites. Los peores momentos de la historia de esta naci贸n se reproducen y se refuerzan con toda su maldad. La t贸xica atm贸sfera mental de 1973 nunca fue disipada.

Peste, represi贸n, vigilancia, castigos y carencias en un invierno terror铆fico. Momentos para observar y pensar, para aguantar el miedo, recordar y tal vez so帽ar. 驴En qu茅 est谩bamos cuando se oscureci贸 todo? Est谩bamos juntos, abrazados en las calles con nuestros lienzos, demandas y proyectos. All铆 volveremos porque es hoy, con m谩s certeza que nunca, nuestra 煤nica y tal 煤ltima salida.

 

*Escritor y periodista chileno, director del portal mural.cl. Analista asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.