Oct 7 2023
112 lecturas

Pol铆tica

Estados Unidos: guerra comercial, huelgas y crisis institucional

Luego de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitara el 26 de setiembre un piquete de trabajadores en huelga de la Uni贸n de Trabajadores del Autom贸vil (UAW) , las tres empresas m谩s importantes del sector -la General Motors, Ford y Stellantis- decidieron castigar a los huelguistas, despidiendo a m谩s de dos mil de sus trabajadores.

El conflicto se inici贸 el 15 de septiembre, cuando la UAW denunci贸 a las automotrices por no otorgar aumentos salariales y beneficios jubilatorios, no responder a las demandas de reducci贸n de la jornada laboral a 32 horas semanales ni ofrecer programas de reconversi贸n productiva para la transici贸n hacia la producci贸n de autos el茅ctricos.

La huelga se lleva a cabo mientras se entrecruzan tres conflictos sustanciales. Por un lado, el que se vincula con la crisis del neoliberalismo financiarista. En segundo t茅rmino, el relativo a la guerra h铆brida planteada contra la Rep煤blica Popular China. En tercer t茅rmino, la crisis institucional y pol铆tica ligada a las elecciones de 2024.

芦Los sindicatos son fundamentales禄

En el breve discurso pronunciado por Joe Biden ante los trabajadores, advirti贸 que 鈥溾all Street no construy贸 este pa铆s, la clase media construy贸 este pa铆s, y los sindicatos construyeron la clase media… se merecen lo que se han ganado. Y se han ganado much铆simo m谩s de lo que les pagan ahora鈥︹ A continuaci贸n, agreg贸 que 鈥渓os sindicatos fuertes son fundamentales para hacer crecer la econom铆a, y hacerlo desde abajo hacia arriba, no de arriba hacia abajo鈥. Esta 煤ltima afirmaci贸n, repetida en los dos 煤ltimos a帽os, cuestiona la teor铆a ofertista del derrame que el neoliberalismo ha impuesto como mitolog铆a b谩sica para viabilizar una profunda concentraci贸n de riqueza, la ralentizaci贸n del crecimiento econ贸mico y la consecuente generaci贸n de crisis sist茅micas basadas en especulaciones financieras.

El segundo elemento que expone la huelga es la complejidad de la transici贸n energ茅tica y productiva hacia los veh铆culos el茅ctricos. que en la actualidad lidera Beijing. Seg煤n los datos de la OICA (Organizaci贸n Internacional de Fabricantes de Autom贸viles), China lidera la producci贸n del sector: en 2022 produjo 27 millones de veh铆culos. Estados Unidos manufactur贸 menos de la mitad: alrededor de 10 millones, mientras que Jap贸n alcanz贸 los 8. La India, 6 millones y Corea del Sur, 4.

China no reconoce a los h铆bridos como veh铆culos de nueva energ铆a - TyN MagazineAdem谩s, el gigante asi谩tico lleva la delantera en el segmento de los veh铆culos el茅ctricos y las bater铆as imprescindibles para su elaboraci贸n. Cuenta con el acceso a los insumos b谩sicos necesarios para su producci贸n 鈥搇as denominados tierras raras, el cobalto y el litio鈥, lo cual le permite el ensamble del 50 por ciento del total de los autos del segmento, en sus diferentes versiones: los veh铆culos de bater铆a (BEV); los h铆bridos (HEV) y los que utilizan celdas de hidr贸geno (FCEV).

En su guerra total contra Beijing, Biden ha dado continuidad a las pol铆ticas de Donald Trump, sum谩ndole cap铆tulos de proteccionismo, re帽idos con el modelo ofertista neoliberal. El arancel que impone Washington a los autos chinos supera el 27 por ciento y, en los 煤ltimos dos a帽os, ha otorgado cuantiosos subsidios a la relocalizaci贸n productiva, sobre todo en las 谩reas de la elaboraci贸n de microprocesadores, insumo cada vez m谩s necesario para la producci贸n creciente de bienes, desde juguetes hasta lavarropas o autom贸viles.

Estos conflictos se expresan en los saldos comerciales: en 2022, la balanza entre ambos pa铆ses fue superavitaria para Beijing en un 32,4 por ciento, exhibiendo Washington una sostenida p茅rdida de competitividad de su industria. Para frenar la ca铆da, Biden intent贸 detener esa debilidad relativa prohibiendo la exportaci贸n de tecnolog铆as cr铆ticas a China, sobre todo las ligadas a los microprocesadores. Adem谩s, el paquete de medidas gubernamentales de 2022, conocido como Chips and Science Act, dispone de 280 mil millones de d贸lares para la instalaci贸n de plantas de semiconductores en territorio estadounidense. La deslocalizaci贸n que caracteriz贸 al proyecto globalista hoy se reconvierte en relocalizaci贸n.

Mutaci贸n estructural

La mutaci贸n estructural ubica a Washington a la defensiva respecto de China. Sus consecuencias se observan incluso en el plano pol铆tico dom茅stico: la destituci贸n del presidente republicano de la C谩mara de Representantes, Kevin McCarthy 鈥揾echo in茅dito en la historia de ese pa铆s鈥 fue el resultado de la concesi贸n realizada por este 煤ltimo para elevar el denominado techo de la duda, es decir, el gasto p煤blico.

La reciente condena a Trump por abuso sexual, junto a las cuatro causas judiciales que se le tramitan, suman incertidumbre a un sistema pol铆tico que se vanagloriaba de su previsibilidad y solidez. Otro mundo est谩 naciendo. Pero no parece tener su centro hegem贸nico en el norte de Am茅rica.

 

*Soci贸logo, doctor en Ciencias Econ贸micas, analista senior del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la). Publicado en P谩gina 12

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.