Dic 4 2014
2055 lecturas

Sociedad

Galeano/ Ayotzinapa

Los hu√©rfanos de la tragedia de Ayotzinapa no est√°n solos en la porfiada b√ļsqueda de sus queridos perdidos en el caos de los basurales incendiados y las fosas cargadas de restos humanos.

Los acompa√Īan las voces solidarias y su c√°lida presencia en todo el mapa de M√©xico y m√°s all√°, incluyendo las canchas de f√ļtbol donde hay jugadores que festejan sus goles dibujando con los dedos, en el aire, la cifra 43, que rinde homenaje a los desaparecidos.

Mientras tanto, el presidente Pe√Īa Nieto, reci√©n regresado de China, advert√≠a que esperaba no tener que hacer uso de la fuerza, en tono de amenaza.

Adem√°s, el presidente conden√≥ ‚Äúla violencia y otros actos abominables cometidos por los que no respetan la ley ni el orden‚ÄĚ, aunque no aclar√≥ que esos maleducados podr√≠an ser √ļtiles en la fabricaci√≥n de discursos amenazantes.

El presidente y su esposa, la Gaviota por su nombre artístico, practican la sordera de lo que no les gusta escuchar y disfrutan la soledad del poder.

Muy certera ha sido la sentencia del Tribunal Permanente de los Pueblos, pronunciada al cabo de tres a√Īos de sesiones y miles de testimonios: ‚ÄúEn este reino de la impunidad hay homicidios sin asesinos, torturas sin torturadores y violencia sexual sin abusadores‚ÄĚ.

En el mismo sentido, se pronunci√≥ el manifiesto de los representantes de la cultura mexicana, que advirtieron ‚ÄúLos gobernantes han perdido el control del miedo; la furia que han desencadenado se est√° volviendo contra ellos‚ÄĚ.

Desde San Crist√≥bal de las Casas, el Ej√©rcito Zapatista de Liberaci√≥n Nacional dice lo suyo: ‚ÄúEs terrible y maravilloso que los pobres que aspiran a ser maestros se hayan convertido en los mejores profesores, con la fuerza de su dolor convertido en rabia digna, para que M√©xico y el mundo despierten y pregunten y cuestionen‚ÄĚ.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario