Jun 19 2022
380 lecturas

Pol铆tica

Operaciones de la DAIA jud铆a para disciplinar al gobierno argentino

Patricia Bullrich, presidenta del PRO, y Jorge Knoblovits, titular de la DAIA.

En esta ocasi贸n, su actual presidente, Jorge Knoblovits, se convirti贸 en uno de los arietes encargados de sembrar dudas sobre la actuaci贸n de los funcionarios nacionales como supuestos c贸mplices del terrorismo internacional. A esa operaci贸n se le sumaron de forma inmediata los colaboradores propagand铆sticos de la trifecta medi谩tica, los voceros del cambiemismo local y 鈥損or 煤ltimo鈥 las dos embajadas comprometidas en la ofensiva contra Venezuela e Ir谩n.

La plataforma de lanzamiento del p谩nico sembrado por la DAIA remite a una 煤nica hip贸tesis central: todo aquello que est茅 vinculado con Teher谩n y Caracas supone una ligaz贸n intr铆nseca e indudable con los dos atentados sucedidos en 1992 y 1994. Utilizando ambas tragedias, la DAIA ha asumido desde 2015 la vanguardia en esta tarea de articulaci贸n geopol铆tica consistente en escandalizar a la sociedad con relaci贸n a espantosos peligros latentes y denunciar ante la Justicia 鈥揻uncional a la derecha local鈥 cualquier lazo pol铆tico, comercial o diplom谩tico que sea compatible con los intereses de Estados Unidos e Israel. Esa tarea supone, de forma expl铆cita, el debilitamiento de la propia soberan铆a nacional en pos de agendas extranjeras.

En esta ocasi贸n, igual que en el caso de la denuncia de Alberto Nisman y el propio suicidio del fiscal, la instituci贸n inquilina de la calle Pasteur instituy贸 la fantasmagor铆a del avi贸n venezolano, destilando acusaciones descabelladas: en el escrito presentado por la DAIA ante la Justicia se asevera que 鈥渁l permitir el ingreso del avi贸n, se puso en riesgo no solo la seguridad de todo nuestro pa铆s sino la de Am茅rica del Sur鈥. En otro p谩rrafo se consigna que 鈥渁l no haber indagado a la tripulaci贸n y corroborado sus intenciones, se habr铆a impedido la oportunidad de combatir al terrorismo internacional, afectando peligrosamente el futuro de nuestro pa铆s鈥.

A pesar de las fren茅ticas operaciones de prensa, el 煤ltimo jueves se empez贸 a desinflar el avi贸n fantasma y qued贸 claro que el vuelo proveniente de Quer茅taro hab铆a arribado a Ezeiza con el solo motivo de transportar autopartes para las terminales automovilistas de Volkswagen. Frente a esa realidad, las delegaciones diplom谩ticas de Washington y Tel Aviv 鈥搇os verdaderos tutores de Knoblovits鈥 se apuraron a valorar el rol de las autoridades gubernamentales.

En el caso de la Embajada de Israel se alab贸 el 鈥渁ccionar r谩pido, efectivo y firme鈥 operado sobre la tripulaci贸n y la aeronave Boeing modelo 747-300M, con matr铆cula YV3531, propiedad de la empresa Transportes Cargo del Sur (EMTRASUR), una filial de la compa帽铆a Consorcio Venezolano de Industrias Aeron谩uticas y Servicios A茅reos (CONVIASA). El embajador norteamericano Marc Stanley, por su parte, valor贸 el despliegue de las diferentes agencias del Estado pero insisti贸 en su preocupaci贸n por los espectros de Caracas y Teher谩n.

Con las declaraciones de ambas embajadas se logr贸 cerrar un sutil c铆rculo de sometimiento sobre la soberan铆a nacional: las usinas ligadas a la DAIA ya hab铆an logrado actualizar el espectro de peligrosidad terrorista y al mismo tiempo hab铆an logrado que se naturalizara la intervenci贸n for谩nea en las decisiones dom茅sticas. Uno de los mecanismos m谩s utilizados por el globalismo unilateralizado consiste justamente en acostumbrar a las sociedades neo-colonizadas a respetar reglas supranacionales, que nunca pueden ser cuestionadas por los pa铆ses domesticados.

La DAIA, en conjunci贸n con la trifecta medi谩tica y las dos embajadas, logr贸 tambi茅n disimular las violaciones a los protocolos internacionales de aviaci贸n al imponer como aceptable que el tr谩nsito a Uruguay 鈥搎ue ten铆a autorizaci贸n previa para cargar combustible en Montevideo鈥 fuera rechazado en pleno vuelo. Dada la negativa a aterrizar en el Aeropuerto de Carrasco, la aeronave tuvo que permanecer en espera sobre el R铆o de La Plata durante una hora y 40 minutos, con reserva escasa de combustible. Seg煤n las normativas vigentes del protocolo aeron谩utico, los funcionarios del Presidente Luis Lacalle Pou violaron los acuerdos internacionales y pusieron en riesgo la seguridad de la tripulaci贸n.

Espectros del terror

Visita del embajador estadounidense Marc Stanley a la DAIA.

El proceso de sutil domesticaci贸n instaurado por el affaire a茅reo permite la naturalizaci贸n de las sospechas sobre cualquier suceso que se ligue con Venezuela o Ir谩n. Ambas identidades volvieron a quedar rotuladas 鈥揻rente a la sociedad鈥 por las consideraciones y los intereses de Estados Unidos: el 煤ltimo viernes, el juez federal Federico Villena termin贸 someti茅ndose a la jurisdicci贸n de Washington para decidir si el piloto iran铆 Gholamreza Ghasemi 鈥搎ue carece de pedidos de captura y/o de alertas de INTERPOL鈥損osee v铆nculos con el terrorismo. Las embajadas volvieron a aplaudir esa obediencia jurisdiccional.

El martes 煤ltimo Knoblovits public贸 una nota en el matutino La Naci贸n con t铆tulo cat谩strofe: 鈥淣uevamente la sombra del terrorismo sobre Argentina y Am茅rica Latina鈥. Dos d铆as despu茅s las embajadas felicitaron al gobierno por haber detenido preventivamente a pilotos y t茅cnicos del vuelo, por haber retenido al avi贸n, y por haber extendido la peligrosidad que suponen ambas identidades nacionales. El miedo instalado por la imposici贸n geopol铆tica colonizada se encarga de hacer el resto: las autoridades locales se ubicaron a la defensiva y aparentemente YPF le neg贸 la provisi贸n de combustible por temor a ser sancionada en la bolsa de valores de Nueva York, donde cotiza.

En forma coincidente, los funcionarios y varios voceros se mostraron d贸ciles frente a disposiciones extranjeras que solo buscan darle potencia y continuidad a las sanciones unilaterales y a los bloqueos impuestos por Washington a Caracas y a Teher谩n. Mientras Alberto Fern谩ndez exige la inclusi贸n de todos los pa铆ses de Latinoam茅rica y el Caribe en la Cumbre de la OEA, dos semanas despu茅s se acepta que se demonice a una empresa estatal de un pa铆s que est谩 sufriendo el acoso, la injerencia y la demonizaci贸n por parte de Washington.

Los pa铆ses que en forma permanente son cuestionados por el Departamento de Estado son aquellos que no se someten a los intereses y las reglas estipuladas por el unilateralismo: son los que instituyen 鈥揷on aciertos y errores鈥 su soberan铆a como un desaf铆o frente a la l贸gica trasnacional impuesta por las concepciones neoliberales. Aunque la existencia de la c茅lula persa-chavista del avi贸n no pudo ser validada, la agenda medi谩tica logr贸, sin embargo, actualizar la cuota de terrorismo necesaria para dicotomizar entre pa铆ses buenos y pa铆ses malos.

La Argentina, por su parte, qued贸 un poco m谩s indefensa frente a las futuras exigencias de la DAIA, las propaladoras del odio y las delegaciones diplom谩ticas extranjeras.

Adem谩s, en forma paralela, se logr贸 a帽adir un aire de sospecha permanente sobre el sambenito que asocia al kirchnerismo con el Eje del Mal. La pol铆tica exterior, desde la percepci贸n del conglomerado neo-colonizador, no debiera ser de competencia local sino someterse a las reglas impuestas por agencias extranjeras como la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), dependiente del Tesoro de los Estados Unidos.

El aquelarre sobre el avi贸n se inscribe en un contexto geopol铆tico que le da entidad y lo hace comprensible. Dos meses atr谩s, la Argentina y Venezuela anunciaron la recomposici贸n de sus relaciones diplom谩ticas. En la novena Cumbre de la OEA, celebrada recientemente en Los 脕ngeles, el Presidente Fern谩ndez cuestion贸 en nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribe帽os (CELAC) la exclusi贸n de Caracas, La Habana y Managua por parte de Washington. Dicho mensaje, proferido frente a Joe Biden, fue elogiado d铆as despu茅s por Nicol谩s Maduro desde Teher谩n, cuando desarrollaba una visita para firmar convenios de cooperaci贸n tecnol贸gica, energ茅tica y comercial.

La DAIA se encarga de hacer el trabajo dom茅stico de las dos embajadas. En una de las entrevistas concedidas por Knoblovits para insistir en la demonizaci贸n de Teher谩n y Caracas, asever贸 que los cinco iran铆es 鈥搃ntegrantes de tripulaci贸n鈥 pertenec铆an probablemente a organizaciones terroristas dado que 鈥淚r谩n es un Estado terrorista鈥. En otro de sus aseveraciones insisti贸 en que 鈥渆st谩 determinado por la Justicia argentina que el responsable de ambos atentados es el gobierno terrorista de Ir谩n鈥, pese a que en las dos causas judiciales 鈥搇a que gestiona la Corte Suprema en relaci贸n al atentado en la Embajada y la que se tramita en relaci贸n a la explosi贸n de 1994鈥 no aparece como imputado un gobierno o un Estado.

En el primer caso, las investigaciones acusan a una organizaci贸n libanesa, Hezbol谩, y en la segunda a cinco funcionarios persas. Knoblovits quiz谩s no registra que de haber existido alguna causa contra la Rep煤blica Isl谩mica de Ir谩n no existir铆a justificaci贸n para las relaciones diplom谩ticas que a煤n hoy existen entre la Argentina y ese pa铆s. De hecho, el gobierno cambiemita de Macri 鈥搕erminal pol铆tica de la DAIA a nivel local鈥 no dud贸 en mantener dichos v铆nculos entre 2015 y 2019.

En otra de sus apariciones p煤blicas, Knoblovits tergivers贸 los datos al afirmar que la tripulaci贸n desconect贸 el transponder (dispositivo de identificaci贸n que llevan los aviones y que permite que sean rastreados por las torres de control). La presidenta de la Empresa Argentina de Navegaci贸n A茅rea (EANA), Gabriela Logatto, le respondi贸: 鈥淨uisieron instalar una idea medio fantasiosa de que el avi贸n apag贸 el transponder. Eso no ocurri贸. El avi贸n en cuesti贸n siempre fue identificado por los radares. La aeronave no incumpli贸 ninguna instrucci贸n que le dio el Servicio de Control de Tr谩nsito A茅reo鈥. En otro reportaje, brindado a una radio del Uruguay, no dud贸 en manifestar que 鈥渓a Justicia argentina dictamin贸 que Nisman fue asesinado鈥, sin advertir a los entrevistadores que la causa a煤n se encuentra en etapa de instrucci贸n, sin fecha de elevaci贸n para su tratamiento en un Tribunal Oral.

Cristina Fern谩ndez de Kirchner y H茅ctor Timerman estuvieron procesados por la denuncia de la DAIA.

Como parte de la operaci贸n de demonizaci贸n concertada, el presidente de la DAIA tampoco dud贸 en falsear la realidad respecto al comportamiento de las autoridades argentinas, difuminando desconfianzas y sugiriendo complicidad con el terrorismo internacional. Seg煤n su apreciaci贸n, los funcionarios locales 鈥渄esconocieron las advertencias emitidas鈥. La realidad, sin embargo, exhib铆a lo contrario: el avi贸n y su tripulaci贸n carec铆an de impugnaciones para el vuelo y las alertas (externas) remit铆an a la interdicci贸n de una nave que fue vendida.

La prescripci贸n de la OFAC remit铆a a la empresa persa Mahan Air 鈥搗endedora de la nave鈥 y no a EMTRASUR, su propietaria desde 2021. Eso no le importaba a la DAIA ni a las embajadas. Con que fuesen iran铆es y/o venezolanos alcanzaba para que fueran censurados. Uno de los vuelos previos de la misma aeronave, contratado por el amigo de Mauricio Macri y ex Presidente de Paraguay, Horacio Cartes, no gener贸 sin embargo el mismo esc谩ndalo continental. El 13 de mayo la empresa Tabacalera del Este SA (TABESA) transport贸 de Ciudad del Este hasta Aruba un cargamento de cigarrillos valuado en 755.000 d贸lares, pero su trayecto no fue etiquetado como sospechoso. Tampoco lo fue en M茅xico, desde donde partieron con las autopartes.

Seg煤n avezados abogados que transitan por Comodoro Py, la DAIA buscar谩 utilizar este fantasmag贸rico suceso para la audiencia citada por la C谩mara de Casaci贸n el pr贸ximo 29 de septiembre, cuando se dilucidar谩 la apelaci贸n tramitada para evitar el sobreseimiento de Cristina Fern谩ndez de Kirchner 鈥搚 otros imputados鈥 por inexistencia de delito en la causa del memor谩ndum. En esa instancia, todas las partes tienen la oportunidad de sostener sus posiciones y defender la sentencia impugnada, de forma oral.

Curiosamente, Knoblovits y los dos familiares apelantes no se registraron para justificar, en forma oral, la apelaci贸n. La Vicepresidenta, el procurador del Tesoro Carlos Zannini, el secretario de Justicia Mart铆n Mena, el diputado Andr茅s Larroque y el Llamamiento Argentino Jud铆o se inscribieron para acreditar la inexistencia de delito dictaminada por el Tribunal Oral 8 el 煤ltimo 7 de octubre.

Jorge Knoblovits junto al presidente Alberto Fern谩ndez

Knoblovits protesta ante Alberto Fern谩ndez por el respaldo a investigar cr铆menes de guerra contra Palestina;

La DAIA representa a los sectores de la comunidad jud铆a que se sienten identificados con Juntos por el Cambio. Es una entidad de tercer grado en cuyo estatuto no figura ninguna atribuci贸n para asociarse a embajadas extranjeras ni para funcionar como complemento informal de partidos pol铆ticos. Sus asociados no son personas sino clubes, escuelas y templos. Sus dirigentes suelen repetir como un mantra (falaz) que agrupan a m谩s de un centenar de organizaciones, cuando en realidad no son m谩s que tres docenas, cuyos asociados participan en varias de ellas al mismo tiempo y que no superan el 20% de la totalidad de los jud铆os existentes en la Argentina.

Una gran cantidad de esos adherentes, adem谩s, no se sienten identificados con las decisiones de la DAIA, pero se ven imposibilitados de participar o cuestionar sus pol铆ticas.

La tarea de la DAIA consiste en exagerar una representaci贸n exigua, sostenida 鈥揷ada vez m谩s鈥 por las corporaciones de la comunicaci贸n, las grandes empresas y los apoyos de sendas delegaciones diplom谩ticas. Sus denuncias y persecuciones se orientaron a proscribir a la actual Vicepresidenta y generaron la muerte de H茅ctor Timerman. Es hora de que la sociedad, los operadores judiciales y los comunicadores desautoricen el cr茅dito y la trascendencia que se esmeran en exhibir y representar. Son una da帽ina impostura.

*Soci贸logo, doctor en Ciencias Econ贸micas, analista senior del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la).

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.