“Un genocidio de manual”: el alto funcionario de la ONU Craig Mokhiber habla sobre su renuncia

183

Democracy Now! realizó una entrevista en profundidad con un ex alto funcionario de Naciones Unidas en Nueva York, quien habla acerca de su decisión de renunciar luego de acusar públicamente a la ONU de no abordar apropiadamente lo que está sucediendo en Gaza, que él califica como “un genocidio de manual”. Craig Mokhiber es abogado internacional de derechos humanos y durante mucho tiempo se desempeñó como director de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Nueva York. Su carta de renuncia se ha vuelto viral.

En una de sus primeras entrevistas desde que dejó su cargo, Mokhiber le dice a Democracy Now! que, al abordar las violaciones del derecho internacional por parte de Israel, la ONU sigue”reglas distintas” que en los otros casos y se niega a implementar los mecanismos de acción que tiene, con lo que “efectivamente” funciona como “una cortina de humo detrás de la cual se profundiza y empeora la desposesión del pueblo palestino”. Mokhiber señala que “en los pasillos de la ONU se acepta como un secreto a voces que la llamada solución de dos Estados es efectivamente imposible” y pide a la comunidad internacional que presione para abrir un “nuevo paradigma” en la región que se base en la “equidad para todos”. Entre otros temas, Mokhiber también analiza la inacción de la Corte Penal Internacional y la censura que se ejerce a nivel global sobre el activismo a favor de Palestina con maliciosas acusaciones de antisemitismo.UN human rights official resigns over 'text-book case of genocide'

Transcripción

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now!, democracynow.org, el informativo de guerra y paz. Soy Amy Goodman.Un alto funcionario de las Naciones Unidas en Nueva York ha dimitido tras acusar a la ONU de no abordar apropiadamente la situación en Gaza, que él describe como un “genocidio de manual”. Craig Mokhiber es un abogado internacional de derechos humanos de larga trayectoria que se desempeñó como director de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Nueva York. Ha trabajado en las Naciones Unidas desde 1992 y vivió en Gaza en la década de 1990.

En una carta dirigida al Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, Craig Mokhiber escribió: “En Gaza, las casas de civiles, las escuelas, iglesias, mezquitas y las instituciones médicas están siendo atacadas arbitrariamente mientras se masacra a miles de civiles. En Cisjordania, incluida la Jerusalén ocupada, se confiscan y reasignan las casas basándose exclusivamente en la raza y los violentos pogromos que llevan a cabo colonos cuentan con el apoyo de unidades militares israelíes. En todo el territorio impera el apartheid”.

Craig Mokhiber añadió: “Además, los Gobiernos de Estados Unidos, el Reino Unido, y gran parte de Europa son totalmente cómplices de este horrible asalto. Estos Gobiernos no solo rehúsan cumplir con sus obligaciones adquiridas de ‘garantizar el respeto’ de los Convenios de Ginebra, sino que, de hecho, están armando activamente el ataque, proporcionando apoyo económico y de inteligencia, además de darle protección política y diplomática a Israel por sus atrocidades”.

El martes 31 de octubre, la ONU emitió una declaración sobre la renuncia de Mokhiber, en la que dice: “Puedo confirmar que ha dimitido hoy. Él le había informado a la ONU en marzo que estaba próximo a retirarse, lo cual tendrá efecto mañana. Las opiniones expresadas en su carta, publicada el día de hoy, son sus puntos de vista personales”, dijo el comunicado de la ONU.

Craig Mokhiber nos acompaña en Nueva York, el primer día que no está trabajando para las Naciones Unidas. Bienvenido a Democracy Now!

CRAIG MOKHIBER: Gracias, Amy. Es un placer estar aquí.

Watch Democracy Now! online | YouTube TV (Free Trial)AMY GOODMAN: Explique por qué renunció.

CRAIG MOKHIBER: Bueno, yo expresé originalmente mis preocupaciones por escrito en marzo ante el alto comisionado, como decía la declaración que leyó, a raíz de una ola de violaciones de derechos humanos en Cisjordania, incluyendo el pogromo que se cometió entonces en Huwara. Y en ese momento yo denuncié lo que vi como una respuesta vacilante por parte de muchos en la ONU y como un esfuerzo por tratar de silenciar a funcionarios de la organización que criticaban su manejo del tema de los derechos humanos, incluyéndome a mí. Y admito que sentí mucha frustración e indiqué en ese momento que renunciaría a la ONU en el presente mes. Por supuesto, la situación ha empeorado bastante desde entonces, por lo cual me vi, particularmente tras los eventos en Gaza, en la obligación de escribir esta reciente carta al alto comisionado, para dejar constancia de mis muy serias preocupaciones sobre nuestro fracaso al abordar los eventos que se desarrollan en los Territorios Ocupados.

AMY GOODMAN: ¿Qué cree que las Naciones Unidas, Estados Unidos, Occidente, el Reino Unido, deberían hacer ahora mismo?

CRAIG MOKHIBER: Creo que existe una obligación por parte de todos los Estados miembros de las Naciones Unidas, incluidos los Estados de Occidente, de responder de acuerdo con sus obligaciones en virtud de las leyes internacionales, incluido el derecho internacional humanitario. Mi punto central en la reciente carta era que habíamos dejado atrás el derecho internacional cuando la comunidad internacional acogió los Acuerdos de Oslo, lo cual planteó nociones de conveniencia política por encima de los requisitos del derecho internacional. Y eso fue una verdadera derrota para los derechos humanos en Palestina.

Creo que hay una obligación por parte de todos los Estados de no solo respetar el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos, sino también de, según los Convenios de Ginebra, garantizar el respeto. Y está claro que muchos Estados, incluido el propio Estados Unidos, no solo están incumpliendo su obligación de garantizar ese respeto, en lo que concierne a esos Estados sobre los que tienen influencia —en este caso, Israel— sino que han sido cómplices activos al proporcionar armamento, cobertura diplomática, apoyo político, apoyo de inteligencia, etc. Eso es un incumplimiento del derecho internacional humanitario. Necesitamos lo contrario. Necesitamos que todos los Estados, todos los miembros de la ONU usen toda la influencia que tienen para asegurar el fin de estos ataques contra civiles en Gaza, para garantizar también que se responsabilice a los perpetradores y que haya reparaciones a las víctimas y protección para la población vulnerable allí.

Es interesante, Amy. Tenemos una fórmula en las Naciones Unidas que se aplica prácticamente a cualquier otra situación de conflicto. Pero cuando se trata de la situación entre Israel y Palestina hay un conjunto de reglas diferente, aparentemente. Y creo que de ahí viene gran parte de mi frustración. ¿Dónde está el proceso de justicia transicional? ¿Dónde están las fuerzas de la ONU para proteger a todos los civiles? ¿Dónde está el tribunal para la rendición de cuentas? ¿Dónde está la acción por parte del Consejo de Seguridad, el único mecanismo en las Naciones Unidas que tiene poder de aplicación para garantizar la protección [de civiles] en los Territorios Ocupados? Obviamente, cada esfuerzo en el Consejo de Seguridad es vetado por Estados Unidos, una indicación más del tipo de complicidad a la cual me refiero.

Creo que lo otro que tiene que suceder en la comunidad internacional es que debemos abandonar los paradigmas fallidos del pasado a nivel político y volver a la raíz, que es el derecho internacional de los derechos humanos. Lo que ha sucedido en el contexto del llamado proceso de Oslo, la solución de dos Estados, el Cuarteto de la ONU, es que estos han actuado efectivamente como una cortina de humo detrás de la cual hemos visto una intensificación y empeoramiento del despojo de los palestinos, atrocidades a gran escala, como lo estamos presenciando ahora, la pérdida de hogares y tierras, y la expansión de los asentamientos. Es un secreto a voces, en los pasillos de las Naciones Unidas, que la llamada solución de dos Estados es prácticamente imposible ahora –no queda nada en pie para un Estado sostenible para el pueblo palestino– y no toma en consideración los derechos humanos fundamentales del pueblo palestino. El nuevo paradigma debe ser uno que se base en la igualdad de toda la población allí, igualdad de derechos para cristianos, musulmanes y judíos. Y ese tiene que ser el nuevo enfoque.

Del mismo modo, me parece interesante que este año estamos conmemorando el 75 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada en 1948, que fue el mismo año en que ocurrió la Nakba en Palestina y se implementó el apartheid en Sudáfrica. Hemos visto que, gracias a un enfoque basado en el derecho internacional y en el derecho internacional de los derechos humanos por parte de la ONU y la comunidad internacional, se puso fin al apartheid en Sudáfrica. No tuvimos el mismo enfoque en Palestina y en cambio lo hemos dejado en manos de procesos políticos. Y como resultado, no solo no hemos vimos un fin de la opresión del pueblo palestino, sino que hemos visto un continuo empeoramiento de la situación.

AMY GOODMAN: Usted es un veterano abogado de derechos humanos. Quiero conocer su opinión sobre este clip que le mostramos a Yousef Hammash, quien está en Gaza en este momento, en Khan Younis, para que opinara, pero me gustaría que usted también nos diera su respuesta. Tras el ataque de Israel del 31 de octubre en Jabaliya, el portavoz de las FDI, las Fuerzas de Defensa de Israel, el teniente coronel Richard Hecht, estuvo en CNN y fue entrevistado por Wolf Blitzer.

WOLF BLITZER: Sabe que hay muchos refugiados, muchos civiles inocentes, hombres, mujeres y niños, en ese campo de refugiados también, ¿verdad?

TENIENTE CORONEL RICHARD HECHT: Esta es la tragedia de la guerra, Wolf. Nosotros, como saben, hemos estado diciéndoles durante días que se vayan al sur, a los civiles que no están involucrados con Hamás, que por favor se trasladen al sur. Nosotros…

WOLF BLITZER: Sí, solo estoy tratando de obtener un poco más de información. Ustedes sabían que había civiles allí. Sabían que había refugiados, todo tipo de refugiados. Y aún así decidieron lanzar una bomba en ese campo de refugiados en su intento de matar a un comandante de Hamás. Por cierto, ¿lo mataron?

TENIENTE CORONEL RICHARD HECHT: No puedo confirmarlo. Habrá más información al respecto. Sí, sabemos que a él lo mataron. En cuanto a los civiles allí, estamos haciendo lo posible para minimizar esas muertes.

AMY GOODMAN: Él está diciendo que están haciendo todo lo posible para minimizar las muertes de civiles. Y se está refiriendo a Ibrahim Biari, a quien identificó… Israel lo ha identificado como el comandante de Hamás del Batallón Central de Jabaliya y afirma que lo mataron en esos ataques recientes. ¿Puede responder a cada aspecto de lo que dijo? Él dice que estaban tratando de atacar un objetivo muy valioso, según ellos, y no están tratando de matar a civiles.

CRAIG MOKHIBER: Bueno, creo que lo importante de esa entrevista es que es una de las muchas señales que demuestran las intenciones por parte de las autoridades israelíes, lo cual será muy importante en un tribunal de justicia. Él ha dicho muy abiertamente que sabían que allí había una concentración de civiles, y, sin embargo, en violación del principio de distinción en el derecho internacional humanitario, y con el pretexto de matar a un combatiente, arrasaron con la mayor parte de todo un campamento de refugiados, el cual estaba densamente poblado. También creo que lo que ha sido interesante en esta guerra son las declaraciones abiertas sobre sus intenciones.

En mi carta argumenté sobre esto como un caso de genocidio, que es lo que está sucediendo ahora. Y, como sabe, “genocidio” es un término muy politizado y a menudo se abusa de él. Pero en este caso, la parte más difícil al intentar probar que hay un genocidio ya ha sido expuesta ante nosotros con estas declaraciones muy abiertas de intención genocida por parte de funcionarios israelíes, incluido el primer ministro, el presidente, altos ministros del Gabinete y oficiales militares, quienes en sus declaraciones públicas han indicado muy claramente su intención de no distinguir entre civiles y combatientes, y de llevar a cabo los tipos de matanzas masivas que estamos presenciando en Gaza. Eso no es una justificación dentro del derecho internacional, decir que allí había un combatiente, para ese uso desproporcionado del armamento contra lo que era un objetivo civil. Y eso es lo que hemos estado viendo en toda Gaza, desde el norte hasta el sur.

El otro punto es esta afirmación de “Bueno, les dijimos que se fueran al sur y por lo tanto podemos matar a todos los que no se fueron”. Esta es una táctica extremadamente peligrosa e ilegal que están utilizando, primero porque sabemos que las evacuaciones en Gaza en el mejor de los casos, en este pequeño territorio densamente poblado con 2,3 millones de civiles hacinados, con una infraestructura muy limitada, suponen un reto mayúsculo. Pero la mayor parte de Gaza ha sido bombardeada hasta quedar en ruinas. Simplemente no es físicamente posible para los civiles moverse en masa de la forma en que Israel les ha exigido que lo hagan. Y sabemos, y ha sido bien documentado, que cuando lo hacen, siguen siendo objeto de bombardeos incluso en el sur de la Franja de Gaza. Entonces, todo esto, a mi parecer, es evidencia de intención y un caso claro de violaciones de las leyes de la guerra.

AMY GOODMAN: Israel ha pedido la renuncia del secretario general de la ONU, António Guterres, después de que este dijera que los ataques de Hamás del 7 de octubre “no se produjeron en el vacío”. Este es el embajador de Israel ante la ONU, Gilad Erdan.

Cabinet approves Gilad Erdan as ambassador to the UN and the US | The Times  of IsraelGILAD ERDAN: Sr. secretario general, la ONU se estableció para prevenir atrocidades, para evitar atrocidades como las cometidas de manera salvaje por Hamás. Pero la ONU está fracasando. La ONU está fracasando. Y usted, Sr. secretario general, ha perdido toda moralidad e imparcialidad, porque cuando dice esas terribles palabras de que estos ataques atroces no ocurrieron en el vacío, está tolerando el terrorismo. Y al tolerar el terrorismo, está justificando el terrorismo.

AMY GOODMAN: Ese era el embajador de Israel ante las Naciones Unidas. Craig Mokhiber, ¿su respuesta?

CRAIG MOKHIBER: Bueno, por supuesto, uno se puede imaginar por qué el embajador querría que la historia se cuente solo desde octubre, ignorando décadas tras décadas de persecución contra el pueblo palestino en Gaza, en Cisjordania, en Jerusalén y dentro del mismo Israel. Pero ese no es el tipo de análisis que pueda conducir a la paz o a un mejoramiento de la situación sobre el terreno. El secretario general estaba haciendo su trabajo. Había condenado la pérdida de vidas civiles en el ataque de Hamás, y también criticó no solo lo que Israel estaba haciendo en Gaza, sino todos los eventos que han conducido a esta situación.

A eso me refiero cuando hablo de la necesidad de romper el paradigma fallido del pasado. Realmente necesitamos llegar a un punto que diga que los seres humanos tienen derecho a que se respeten sus derechos humanos en virtud de las leyes internacionales y que la comunidad internacional tiene el deber de garantizar la protección de todas las personas bajo el Estado de derecho, de hacer que los perpetradores rindan cuentas por sus actos y de brindar reparaciones a las víctimas.

Entonces, no me sorprende esa declaración. Hemos visto muchas declaraciones extremas de ese embajador en particular, y mucho teatro, también. No creo que debamos permitir que nos distraiga de lo que está pasando sobre el terreno, que es la pérdida masiva de miles de vidas de civiles inocentes, incluyendo miles de niños y niñas en la Franja de Gaza, así como de la necesidad de llegar a un alto el fuego inmediato para después cambiar a un nuevo enfoque que evite que esto vuelva a suceder una y otra vez.

AMY GOODMAN: Quisiera preguntarle sobre el papel de Karim Khan, el fiscal principal de la Corte Penal Internacional. Creo que estuvo en Rafah hace solo unos días. Vimos la respuesta TPI: El abogado británico Karim Khan toma posesión como nuevo fiscal del  Tribunal Penal Internacional | Internacional | EL PAÍSdel mundo, o la respuesta de Occidente, cuando se trataba de Rusia invadiendo y ocupando Ucrania. Karim Khan, muy poco después, abrió toda una investigación por los crímenes de lesa humanidad que Putin estaba cometiendo en Ucrania. ¿Puede hablar de la diferencia en la respuesta a Rusia y Ucrania y a Israel y los Territorios Ocupados, oficialmente, bajo el derecho internacional, los Territorios Palestinos Ocupados?

CRAIG MOKHIBER: Ha habido una impresionante falta de coherencia en la rapidez con la que la corte fue capaz de actuar y sobre cómo el fiscal pudo actuar con respecto a Ucrania y los años y años de lentitud con respecto a Palestina. Esta es solo una de las muchas críticas a la corte, incluyendo el hecho de que no tiene un historial muy potente a la hora de hacer que los países del norte, Israel, Estados Unidos y demás, rindan cuentas por sus crímenes en virtud del derecho penal internacional, y sin embargo está muy ansiosa a la hora de avanzar en los casos relacionados con el Sur Global.

Ahora bien, no estoy condenando a la corte. Es una institución joven. Por lo tanto, es necesario fortalecerla. Necesita aislarse de la presión política que ha llevado a su inacción en el caso de Palestina. Pero nuestra esperanza, en última instancia, es la resolución pacífica de las disputas mediante el uso del derecho internacional. Y si queremos que eso suceda, necesitamos una Corte Penal Internacional robusta y justa que no facilite el excepcionalismo para los países poderosos del norte, como Israel, por ejemplo, sino que haga que todos los perpetradores de crímenes internacionales rindan cuentas. La corte tiene un largo camino por recorrer antes de alcanzar la reputación que traerá confianza a nivel mundial de que está cumpliendo con su mandato en virtud del Estatuto de Roma.

AMY GOODMAN: El lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, comparó a los manifestantes propalestinos con los supremacistas blancos que participaron en la fatal manifestación de “Unite de Right” en Charlottesville, Virginia, en 2017. Jean-Pierre hizo el comentario en respuesta a una pregunta del periodista de Fox News Peter Doocy.

PETER DOOCY: ¿Piensa el presidente Biden que los manifestantes anti-Israel en este país son extremistas?

Karine Jean-Pierre, una portavoz negra y lesbiana para la Casa Blanca |  Internacional | EL PAÍSKARINE JEANPIERRE: Lo que puedo decir es lo que hemos dicho muy claro al respecto: Cuando se trata de antisemitismo, no hay lugar para ello. Tenemos que asegurarnos de que hablamos en contra de ello muy alto y muy claro. Recuerde, lo que el presidente decidió… Cuando el presidente decidió postularse a la presidencia, eso es lo que vio en Charlottesville en 2017, cuando vimos a neonazis marchando por las calles de Charlottesville con odio vil y antisemita. Y fue muy claro entonces, y es muy claro ahora. Ha tomado medidas contra esto en los últimos dos años. Y ha seguido siendo claro: No hay espacio para este tipo de vil… este tipo de retórica.

AMY GOODMAN: Esa era la portavoz del presidente Biden, Karine Jean-Pierre. Craig Mokhiber, ¿su respuesta?

CRAIG MOKHIBER: Bueno, creo que uno de los aspectos inquietantes de la situación actual en el Norte, en países como EE.UU. y en Europa, ha sido esta represión sin precedentes contra los defensores de los derechos humanos que están defendiendo los derechos humanos de la población de Gaza durante esta situación. Y esa represión ha venido de declaraciones oficiales que intentan criticar de esa manera a la gente que defiende los derechos humanos, comparándolos con manifestantes neofascistas de extrema derecha, por ejemplo. Es un escándalo hacer esa comparación. Y no es solo eso. También hemos visto esfuerzos muy importantes por parte de instituciones gubernamentales, incluyendo Gobiernos locales y estatales, el Gobierno federal, universidades, empleadores y otros con el objetivo de castigar a la gente por atreverse a hablar y criticar las violaciones a los derechos humanos que están ocurriendo o el papel de Estados Unidos en estas violaciones.

Pero creo que lo que es más esperanzador, Amy, donde hay un rayo de esperanza, y tengo que decir que es algo que me conmovió mucho, es que la gente no se está dejando intimidar por estas tácticas. Hemos visto manifestaciones masivas, en todas partes de Estados Unidos. y en Europa, de personas que muchas veces corren el riesgo de ser arrestadas, de recibir golpizas por parte de la policía y otras consecuencias por negarse a permitir que esto siga adelante y que su defensa de los derechos humanos sea silenciada.AJ+ Español on Instagram: ""Se trata de un caso de genocidio de manual",  afirmó Craig Mokhiber, funcionario de las Naciones Unidas que ha dimitido  como director de la oficina del Alto Comisionado

Y creo que lo más alentador que hemos visto, solo a unas pocas calles de aquí hace unos días, fue un gran grupo, organizado por Voces Judías por la Paz e IfNotNow, de manifestantes judíos que se pusieron en pie y djieron: “No en nuestro nombre”, y ocuparon la terminal de trenes Grand Central, y en un solo movimiento eliminaron el argumento de la propaganda israelí que dice que de alguna manera están actuando en la defensa de los judíos. El pueblo judío no está representado por Israel. Estos manifestantes han dejado eso perfectamente claro. Israel utiliza un viejo tropo antisemita según el cual, de alguna manera, ellos representan a todos los judíos del mundo. Eso no solo no es factual, sino que es muy peligroso. Y todo el mundo necesita saber que Israel es un Estado que es responsable de sus propios crímenes, y esa responsabilidad no se extiende a nuestros hermanos y hermanas judíos, muchos de los cuales están de pie junto a musulmanes y cristianos y otros en manifestaciones en todo este país y en toda Europa, diciendo que esto debe terminar.

AMY GOODMAN: Quería saber su respuesta a un comentario en The Guardian realizado por Anne Bayefsky, que dirige el Instituto de Derechos Humanos y del Holocausto del Touro College en Nueva York, que le acusó a usted de antisemitismo manifiesto, y dijo que usó el membrete de la ONU para pedir que se borre a Israel del mapa. Craig Mokhiber, ¿podría responder?

CRAIG MOKHIBER: Bueno, Anne Bayefsky es alguien conocida entre los defensores de derechos humanos. Ha hecho una carrera atacando a cualquiera que se atreva a criticar las violaciones de derechos humanos de Israel, en particular. He respondido a esta idea de borrar a Israel del mapa diciendo que no estoy buscando el fin de Israel, estoy buscando el fin del apartheid. Y es muy revelador, lo que tuiteó Anne Bayefsky en su ataque contra mí. Ella me acusó de antisemitismo, y la parte de mi carta que citó para probar eso fue mi llamada a que haya igualdad de derechos para los cristianos, los musulmanes y los judíos. Tuve que responder a su tweet diciendo que ella se había convertido en una parodia de sí misma, porque si pedir igualdad de derechos para cristianos, musulmanes y judíos es una nueva forma de antisemitismo, entonces no hay conversación que se pueda tener.

(@AnneBayefsky) / X
El tuit de Anne Bayefsky

Pero no creo que la gente esté cayendo en esos trucos. Son casi automáticos. Pero el argumento que se necesita destacar una y otra vez es que criticar las violaciones israelíes de los derechos humanos no es antisemita, al igual que las críticas a las violaciones por parte de los saudís no son islamófobas, y las críticas a las violaciones de Myanmar no son anti-budistas, y las críticas a las violaciones indias no son anti-hindús. Si algo de eso es cierto, entonces no hay un marco para las leyes internacionales de derechos humanos. Y si solo el caso de Israel fuera verdad, bueno, ese es un argumento racista ya que solo son los palestinos quienes no pueden tener sus derechos humanos defendidos en este planeta. Entonces, no creo que nadie escuche demasiado ese tipo de trucos. Y afortunadamente, la gente está alzando la voz, no están silenciándose, para exigir derechos humanos en los Territorios Ocupados.

AMY GOODMAN: Entonces, ¿qué va a hacer, Craig Mokhiber? Quiero decir, usted ha estado en Naciones Unidas durante décadas. Hable sobre sus planes ahora. Hoy es el primer día que no está trabajando en la ONU.

CRAIG MOKHIBER: Bueno, tengo la intención de seguir involucrado en la causa de los derechos humanos internacionales, en la que he estado involucrado desde 1980, de hecho. No hay duda de eso. Lo haré bajo mi propio nombre, sin restricciones por protocolo diplomático y sin las limitaciones de la ONU. Seguiré apoyando a mis compañeros. No quiero dejar la impresión de que estoy criticando a toda la ONU. Ya saben, a los trabajadores humanitarios de la ONU a los trabajadores de derechos humanos de la ONU, a los colegas de UNRWA en Gaza, decenas de los cuales han perdido la vida solo en el último par de semanas bajo las bombas israelíes, y están haciendo un trabajo absolutamente heroico en todo el mundo. Pero quiero tratar de influir en el lado político de la institución para que se adopte un enfoque más realista y un enfoque de principios para este conflicto en particular, uno basado en los derechos humanos internacionales, en el derecho internacional humanitario, y en objetivos alcanzables, si no en el plazo inmediato, de un paradigma basado en la igualdad, en el fin del apartheid, y en la igualdad de derechos para cristianos, musulmanes y judíos.

AMY GOODMAN: Quisiera saber su respuesta a los manifestantes de ayer mismo en Washington D.C., en el Senado, interrumpiendo repetidamente al secretario de Estado, Antony Blinken, mientras testificaba ante el Senado respecto a la petición del presidente Biden de aprobar 106.000 millones para Ucrania, Israel y la militarización de la frontera entre Estados Unidos y México. Un grupo de manifestantes miembros de las organizaciones Muslims for Just Futures y Detention Watch Network, que estaban sentados detrás de Blinken, levantaron sus manos cubiertas de sangre falsa. Blinken también fue interrumpido por miembros de CodePink, incluida la exfuncionaria del Departamento de Estado Ann Wright, que renunció por la guerra de Irak. Esto es lo que ella dijo.

ANN WRIGHT: Tres mil quinientos niños muertos. Venga ya. Soy una coronel del Ejército. Soy una exdiplomática. Renuncié por la guerra en Irak de la que usted ha hablado. Esa guerra fue algo terrible. Y lo que están haciendo en este momento al apoyar el genocidio que Israel está ejecutando en Gaza también es algo terrible. ¡Detengan la guerra! ¡Alto el fuego ya!

AMY GOODMAN: Wright portaba un letrero cuando fue sacada por los miembros de seguridad que decía “Alto el fuego en Gaza”. Craig Mokhiber, ¿sus comentarios finales?La orden llegará": Israel confirma pronta incursión en Gaza y el mundo se  divide - 20.10.2023, Sputnik Mundo

CRAIG MOKHIBER: Esto es lo que me da la mayor esperanza, Amy. He perdido la confianza en las instituciones oficiales de gobierno después de todos estos años en el movimiento internacional de derechos humanos. Estoy perdiendo la esperanza en una parte importante de las instituciones internacionales. Donde hay esperanza, es en la sociedad civil. En esa gente común, aquí en Estados Unidos y en otros lugares, que está dispuesta a ponerse en pie y exigir respeto por la vida humana y por los derechos humanos. Y este tipo de protestas en los pasillos del Congreso, ante el Departamento de Estado, frente a la Casa Blanca, en la estación Grand Central, en las calles, en todas partes, particularmente con este clima que está tratando de…

AMY GOODMAN: Tres segundos.

CRAIG MOKHIBER: … suprimir las voces críticas contra estas políticas actuales, solo van venir de la sociedad civil…

AMY GOODMAN: Craig Mokhiber…

CRAIG MOKHIBER: … que seguirá manifestándose para evitar que esto continúe.

AMY GOODMAN: Muchas gracias, abogado internacional de derechos humanos.

 

*Traducido y editado por Igor Moreno Unanua e Iván Hincapié

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.