Ago 28 2013
1078 lecturas

Participación ciudadana

Desciolonización: Gibraltar, Malvinas y Guantánamo

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha brillado por su ausencia y falta de autoridad en los años recientes, en medio de la arbitraria manera de integrar su consejo de seguridad y las posiciones asumidas por China y Rusia. La ONU es poco probable que pueda interceder en el problema por la soberanía de España sobre Gibraltar.

En las narices de la ONU no tardará Estados Unidos, el policía del mundo, de invadir Siria, con el mismo cuento que invadió Irak, en una aparente búsqueda de armas químicas o de destrucción masiva ADM que nadie ve y los sirios no poseen y los iraquíes no tuvieron.

La Unión Europea UE enredada en los liderazgos británico-germánicos, que nadie quiere admitir, tampoco suena como opción probable de intermediación en el conflicto.

Lo que se ve de momento es que en España, es decir en los españoles, está el hecho de poner fin a esta situación para evitar casos de más enclaves y más colonias como Malvinas o el Ulster.

Vale recordar entonces y a renglón seguido que: “En la carta 221 dirigida a sir Jhon Sinclair, con fecha 14 de octubre de 1782, Adam Smith destacaba que es a nuestra posesión de la árida roca de Gibraltar a lo que debemos la unión de Francia y España, contraria a los intereses naturales y a los inveterados prejuicios de ambos países; y en consecuencia, la importante enemistad de España (frente a Inglaterra), y la fútil y costosa amistad (de Inglaterra) con Portugal” apostillaron entre comillas Campbel y Skinner, señalando que se trata de una directa insinuación del padre de la ciencia económica para, supuestamente, restablecer una buena relación entre España e Inglaterra.

Con o sin el levantamiento previo de los cubos de hormigón de las aguas territoriales españolas y mucho menos, pensando en la posibilidad de regresar la roca a sus genuinos propietarios, los españoles, parece que el señor Cámeron abrirá el diálogo.

Tampoco ha querido abrirlo con la señora Kitcher de Argentina por las Malvinas y no creo que lo haga con las autoridades de Irlanda por el Ulster.

La primera cita la he tomado del libro de don Ramón Tamames (La España alternativa), el primero que he leído al llegar a estas tierras y que me hizo saber porqué Felipe Gonzales al firmar el Tratado de Desarme OTAN-Varsovia, al referirse a Gibraltar la denominó “la última e insoportable colonia”.

Nunca mejor dicho. Sin eufemismos la roca es una oprobiosa colonia, es un raponazo, es una toma, tal como lo es hoy Guantánamo en la isla de Cuba.ARG MALVINAS SON ARGENTINAS

Cuenta don Ramón que Gibraltar pudo haber servido en los años 40 del siglo pasado, a una Inglaterra bombardeada por los nazis, para atraer a Francisco Franco a base de prometerle su devolución, cosa que incumpliría más tarde, porque al ganar la guerra “no cumpliremos lo prometido; y si la perdemos, ya se ocuparían de quitarnos Gibraltar y todo lo demás” en palabras del mismísimo Winston Churchil.

Mi pregunta es: Es que acaso después de 200 años de instaurarse la Casa de Borbón en la titularidad de la Corona de España no es de esperar más acción y determinación por parte del Rey Don Juan Carlos? Se necesitan más de 200 años de haber perdido a Gibraltar (1704) para que el grito desesperado de los pescadores inviten a pensar en el fin del conflicto? O, cuántos años más deberán pasar?Guantanamo 7

Puede sonar oportunismo, pero resulta hoy conveniente e inaplazable unir fuerzas con el pueblo argentino por sus islas Malvinas, con los cubamos para eliminar el oprobio de Guantánamo (promesa incumplida por Obama, incumplida como todas las promesas) y con los Irlandeses en su justa disputa por el Ulster. España no puede seguir en la ambigüedad, urge respuestas gigantes a problemas gigantes, antes y mucho antes, de que el hambre y la miseria terminen por agobiar a pescadores y sus familias.

Nota: Me resisto a creer que todo esto sea un acto de ’patrioterismo’ convocado por Rajoy, el presidente de gobierno español en plena crisis económica e institucional.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario