Jul 4 2013
5501 lecturas

OpiniónPolítica

El Egipto post-Morsi

Egipto siempre ha sido una pieza clave para mantener la hegemon√≠a norteamericana en Oriente Medio y el norte de √Āfrica pero los cambios producidos en el pueblo egipcio y que tuvieron su escenificaci√≥n en la plaza Tahrir del Cairo el d√≠a 25 de enero. ( d√≠a de la ira), para pedir el fin de la dictadura de Hosni Mubarak.

eg celebracionAsí, la primavera árabe destronó al dictador egipcio y las urnas encumbraron después a Mohamed Morsi, un presidente islamista que aspira a liderar la causa palestina en el mundo árabe y líder político de los  Hermanos Musulmanes egipcios, madre ideológica de Hamás.

As√≠, tras la remodelaci√≥n de la c√ļpula militar con la defenestraci√≥n del Ministro de Defensa , Tantaui y del Jefe del Estado Mayor Sami Anan, el nuevo Ra√Įs se revisti√≥ de un poder personalista con claros tintes autocr√°ticos , al reunir en su persona los poderes legislativo y ejecutivo y blindarse ante el Poder Judicial, redactando finalmente una nueva Carta Magna cuya aprobaci√≥n a finales del a√Īo pasado en refer√©ndum cre√≥ una brecha entre islamistas y laicos, pues √©stos alegan recortes de derechos y libertades adem√°s de facilitar una interpretaci√≥n islamista de la ley.

Deterioro de la coyuntura económica:

Seg√ļn lahaine.org, la econom√≠a egipcia est√° lastrada por la escasez de divisas, eg fuera mursila depreciaci√≥n de la moneda local, el alto d√©ficit y el desplome de los ingresos en sectores clave como el turismo o la inversi√≥n extranjera, por lo que el deterioro vertiginoso de la econom√≠a habr√≠a provocado un incremento de la la tensi√≥n social . As√≠, la oficina de estad√≠sticas constataba que la inflaci√≥n anual oficial del mes de mayo ser√≠a del 8,2%, ( lo que representa un aumento de los precios corrientes del 40%. y una reducci√≥n del consumo de un 70%).

Egipto lleva meses negociando con el Fondo Monetario Internacional un cr√©dito de casi 5.000 millones de d√≥lares, necesarios en un momento en el que la falta de liquidez ahoga al Estado pero que en contrapartida, exige recortes en los subsidios y subidas de impuesto en un pa√≠s en el que cerca de 1,6 millones de ni√Īos entre 5 y 17 a√Īos trabajar√≠an en la agricultura o como criados dom√©sticos y en el que los cortes de electricidad y la penuria de carburantes tendr√≠an su plasmaci√≥n en forma de¬† numerosos cortes de carretera y ferrocarril realizados por una poblaci√≥n exasperada.

El reciente nombramiento por el presidente Morsi de siete nuevos gobernadores miembros de los Hermanos Musulmanes y uno del grupo terrorista Gamá Islamiya (responsable del atentado terrorista que mató a 58 turistas en 1997 ) en la región de Luxor, habría sido el desencadenante de la nueva y peligrosa espiral de revueltas sociales en Egipto y que podría derivar en una guerra civil larvada.

As√≠, seg√ļn el pais.com, las sedes del partido Libertad y Justicia (brazo pol√≠tico¬† eg fuera murside los Hermanos Musulmanes) y otros edificios del grupo islamista fueron asaltados, quemados y saqueados en varias provincias del Delta del Nilo, donde esta semana se han registrado enfrentamientos en los que han muerto al menos cinco personas , por lo que el Departamento de Estado norteamericano habr√≠a anunciado la salida de Egipto de parte de su personal diplom√°tico y de sus familias al tiempo que pidi√≥ a sus ciudadanos ‚Äúaplazar los viajes no esenciales a Egipto‚ÄĚ..

Ante este escenario, surge el movimiento Tamarod (Rebeli√≥n en √°rabe) que englobar√≠a a liberales, socialistas nasserianos y dem√≥cratas laicos y agrupados bajo la plataforma del ‚Äú30 de junio‚ÄĚ , presentaron su hoja de ruta que pasar√≠a por devolver a la revoluci√≥n egipcia a su punto de partida y que incluye exigencias como la formaci√≥n de un gobierno interino de tecn√≥cratas, la disoluci√≥n del Senado controlado por los islamistas y la formaci√≥n de un comit√© de sabios que redacte una nueva Constituci√≥n previo a la celebraci√≥n de nuevas elecciones.

As√≠, la campa√Īa de firmas realizada por dicho movimiento, habr√≠a ya recogido m√°s de 15 millones de firmas declarando ileg√≠timo al presidente Morsi y ha convocado a una manifestaci√≥n masiva el 30 de junio con ocupaci√≥n ilimitada de la calle y de las plazas, exigiendo la dimisi√≥n inmediata del presidente Morsi o elecciones presidenciales anticipadas, teniendo a la m√≠tica Plaza Tahrir como epicentro y altavoz de las demandas de una parte de la sociedad egipcia mayoritariamente laica y hastiada por los intentos de la Hermandad de controlar todos los resortes de poder del Estado.

Por su parte, los islamistas están dispuestos a defender a su presidente y la legitimidad de las urnas con todas sus fuerzas, y ayer iniciaban una sentada en la plaza de Rabaa al Adawiya, en el barrio de Medinat Nasser hasta el domingo, tras la multitudinaria demostración de fuerza y de capacidad de movilización de la Hermandad de los Hermanos musulmanes demostrada en la manifestación de la semana pasada.

Golpe de mano blando contra Morsi: La remodelaci√≥n de la c√ļpula militar llevada a cabo por Morsi en el 2012 con la defenestraci√≥n del Ministro de Defensa , Tantaui y del Jefe del Estado Mayor Sami Anan con la creaci√≥n del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA), hizo que el Ej√©rcito egipcio haya observado hasta el momento a una escrupulosa neutralidad y un estricto cumplimiento de la legalidad vigente.

eg mursiSin embargo, Morsi apenas controlaba las palancas del poder en el pa√≠s y est√° claro que s√≥lo tenia un control nominal sobre el ej√©rcito, las fuerzas de seguridad o los servicios de inteligencia del estado, con lo que de continuar el actual deterioro de la convivencia entre las distintas fuerzas pol√≠ticas egipcias y el alarmante incremento de los problemas de orden p√ļblico, asistiremos a la asunci√≥n del protagonismo de las fuerzas armadas egipcias.

As√≠, Morsi negoci√≥ con la nueva direcci√≥n del consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) representado por Abdel-Fattah El Sisi la lealtad del Ej√©rcito a su persona, pero √©ste ser√≠a renuente a tomar partido por Morsi y hacer de valedor de su Presidencia y lanz√≥ una advertencia clara al instar a los pol√≠ticos a alcanzar un acuerdo, advirtiendo que ‚Äú el ej√©rcito no se quedar√° de brazos cruzados si la naci√≥n cae en un oscuro t√ļnel de conflicto‚ÄĚ.

Recordar que las Fuerzas Armadas y Estados Unidos desempe√Īaron un papel decisivo en anteriores protestas, al apoyar sin fisuras la legitimidad del rais, pues Egipto ser√≠a el segundo receptor de ayuda militar estadounidense por detr√°s de Israel (recibe $1,300 millones anuales), al ser considerado por EEUU como aliado estrat√©gico y portaaviones continental en Oriente Pr√≥ximo.

eg mursiSin embargo, en la coyuntural actual y seg√ļn Al Ahram, Egipto ser√≠a ‚Äúun r√©gimen indefinido en el que la lealtad a los intereses occidentales en Oriente Pr√≥ximo estar√≠a en entredicho‚ÄĚ y con un alarmante descenso de popularidad de Morsi del 70% al 40%, por lo que¬† tras los intentos infructuosos del Ej√©rcito por mediar entre las partes durante los √ļltimos d√≠as y el enroque de Mursi en la defensa de su legitimidad presidencial , el CSFA ejecut√≥ un¬† golpe de mano virtual contra Morsi, rememorando a Nasser (1.956),¬† golpe que¬† ser√≠a un episodio local dentro de un nuevo escenario de Guerra Fr√≠a entre EEUU y Rusia¬† y que contar√≠a con el visto bueno de EEUU al haber dejado Mursi de ser un pe√≥n √ļtil para la estrategia geopol√≠tica de EEUU en Oriente Pr√≥ximo.

As√≠, seg√ļn el diario oficial Al-Ahram en su edici√≥n web, el Ej√©rcito comunic√≥ a Mursi a las 17,00 horas local, que ya no era presidente de Egipto¬† (apenas treinta minutos despu√©s de que el ultim√°tum expirara) , anunciando adem√°s una hoja de ruta en cuya confecci√≥n habr√≠an intervenido adem√°s del Ej√©rcito , el m√°ximo representante de la oposici√≥n, Mohamed El Baradei;¬† el jeque de la mezquita de Al Azhar, m√°xima autoridad religiosa sun√≠; el l√≠der de la Iglesia Copta de Egipto y los representantes del movimiento Tamarrud.

Seg√ļn Al Jazeera, dicha hoja de ruta establece¬† un per√≠odo provisional hasta la celebraci√≥n de nuevas elecciones,¬† la creaci√≥n¬† de¬† un comit√© que elaborar√°¬† la nueva Carta Magna¬† y la asunci√≥n por el¬† Presidente del Tribunal Supremo de los poderes presidenciales,¬† todo ello bajo la estrecha supervisi√≥n de las Fuerzas Armadas egipcias, que han advertido que ¬ęse mantendr√°n con firmeza ante cualquier acto contrario a la paz por su responsabilidad patri√≥tica e hist√≥rica¬Ľ.

El escenario post- Morsi

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en declaraciones a Reuters, expres√≥ su inquietud por la nueva situaci√≥n al afirmar que ¬Ľ la interferencia militar en los asuntos de un pa√≠s es motivo de preocupaci√≥n¬Ľ,¬† no siendo descartable un enfrentamiento entre partidarios y detractores de Mursi con el consiguiente riesgo de guerra civil , a pesar de¬† las declaraciones del¬† l√≠der del grupo islamista Hermanos Musulmanes, Gamal Heshmat, en las que ha afirmado que¬† ¬ęno hay ninguna direcci√≥n hacia la violencia. Hermanos Musulmanes no se apoya en la violencia. Nuestra causa es pac√≠fica, defender nuestros derechos, que es m√°s fuerte que un golpe militar¬Ľ.

Sin embargo, seg√ļn el diario oficial ‘Al Ahram’ el n√ļmero de fallecidos por los egipto tahir-enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Mursi, en la ciudad de Marsa Matrouh, ubicada al norte del pa√≠s , habr√≠a ascendido a ocho, (disturbios que¬† habr√≠an estallado cuando un grupo de seguidores de Mursi ha atacado la sede de la Gobernaci√≥n) , con lo que la cifra de muertos en todo el pa√≠s por la ola de violencia que se ha desatado despu√©s de que el Ej√©rcito haya depuesto a Mursi¬† ascender√≠a a 14,¬† mientras que los heridos se cuentan por decenas.

As√≠, no ser√≠a descartable que las Fuerzas Armadas egipcias se vean obligadas a imponer el Estado de excepci√≥n con el objetivo inequ√≠voco de neutralizar las milicias armadas de los Hermanos Musulmanes y evitar un ba√Īo de sangre y en este contexto, se englobar√≠an¬† las √≥rdenes de arresto contra 300 miembros de Hermanos Musulmanes, (grupo islamista sobre el que se apoyaba el Gobierno de Mohamed Mursi), destacando las detenciones de dos importantes l√≠deres del Partido Libertad y Justicia (PLJ), vinculado a Hermanos Musulmanes (el l√≠der del PLJ y ex presidente del Parlamento, Saad El Katatni, y el ‘n√ļmero dos’ de Hermanos Musulmanes, Rashad al Bayoum).

Como √ļltima reflexi√≥n, indicar que¬† el retorno¬† de la Guerra Fr√≠a EEUU-Rusia tendr√° como efectos colaterales el advenimiento¬† de una nueva ola desestabilizadora mundial originada por el ocaso de la econom√≠a global; la p√©rdida de credibilidad democr√°tica de incontables gobiernos de pa√≠ses del Tercer Mundo; el declive de EEUU como primera potencia mundial y la irrupci√≥n de nuevos actores en el marco geopol√≠tico mundial como China, Rusia, India y Brasil , cuyos primeros bocetos ya se perfilaron en Honduras , Paraguay y ahora Egipto y que¬† tendr√°n a¬† Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panam√°, Grecia, Turqu√≠a, Pakist√°n y Afganist√°n como pr√≥ximos paradigmas de los llamados ‚Äúgolpes virtuales o postmodernos‚Äú, que protagonizar√° EEUU en el marco del nuevo escenario geopol√≠tico mundial surgido tras el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fr√≠a.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario