Ene 4 2010
539 lecturas

Despacito por las piedras

En 2010 será noticia lo que sea noticia

Para controlar la información, algunos pretenden que el periodismo sea un sistema cerrado, que empiece y termine en sí mismo. Así, los fabricantes de noticias (agencias internacionales y grandes grupos mediáticos) deciden qué es relevante, qué merece ser televisado y ocupar portadas. Su foco mediático es tan potente que todo aquello que queda en la sombra parece no existir, o existe menos, confundiendo la realidad con su reflejo mediático. En resumen: el mundo es lo que vemos en la pantalla.
El circuito se cierra (y se celebra a sí mismo) al terminar el año: los resúmenes informativos, los especiales del año, confirman que lo más importante de los últimos doce meses fue en efecto aquello en que se fijaron los medios. Resúmenes anuales que, por lo general, son orientados por los mismos que marcan la agenda y que, al tiempo que nos dan el resumen del año, nos adelantan ya los asuntos que serán noticia en 2010.
Para construir un periodismo crítico al margen de esos fabricantes de noticias hay que comenzar por tener agenda propia. No es tarea fácil, como bien saben quienes intentan hacer algo diferente. Este periódico, por ejemplo, ha conseguido incorporar a la agenda mediática temas hasta ahora marginales o silenciados, pero muchas veces no logra escapar de esa agenda, de esa realidad obligada.
Yo mismo hago autocrítica. Observo la "nube de tags" que ha producido esta columna durante doce meses, y entre los temas más tratados veo mucho Obama, mucho PP-PSOE, mucho diálogo social; en definitiva, mucho asunto impuesto por la llamada "actualidad". Hay que escribir sobre ella, claro, para impugnarla. Pero también debemos aprender a construir nuestras propias agendas.

*Isaac Rosa, escritor español

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario