Abr 11 2009
687 lecturas

Participación ciudadana

Marialcira Matute / Venezuela, chillidos (y chirridos) mediáticos

“…Redes mediáticas que pretenden suplantar a todos los poderes y convertirse en el único poder, sin asumir responsabilidad alguna por sus actos (…)  el pueblo soberano combate y vence a la oligarquía mediática y reclama sus derechos a la información veraz, imparcial y oportuna.”
Luis Britto García. Los documentos del golpe /Dictadura mediática en Venezuela: Investigación de unos medios por encima de toda sospecha.

1- Hechos: Venezuela

Mientras el presidente Chávez  y su equipo avanzan dentro y fuera de Venezuela fortaleciendo nexos y sustentando acuerdos de alta geopolítica internacional, logrando así beneficios para nuestro país;

mientras el pueblo organizado cada vez toma más conciencia de su poder y trascendencia en la participación protagónica y en democracia; mientras la clase media disfruta de la disminución de las tasas de interés, y todos van consiguiendo vivienda con créditos de fácil trámite;

mientras disminuyen las tasas de desempleo;

mientras se ha logrado que el salario mínimo sea el más alto de Latinoamérica;

mientras las elecciones verificadas por organismos nacionales e internacionales dan como ganador por mayoría una y otra vez a quien ostenta legalmente su poder;

mientras la justicia avanza lenta pero segura;

mientras se caen las máscaras y las verdades van surgiendo una a una;

mientras cada vez más comunidades acceden al servicio gratuito de salud;

mientras se construyen más y más obras de infraestructura;

mientras gozamos de derechos cívicos, sindicales y políticos, en libertad de cultos, de expresión;

mientras vivimos en un mundo editorial que jamás había tenido tal efervescencia en publicación, distribución y lectura desde el sector público y privado, y crece la cantidad de librerías públicas y privadas y se fortalecen los servicios de bibliotecas: 100 millones de libros llegaron gratuitamente desde el estado a los hogares de los lectores en los últimos cinc0 años y millón y medio de personas se alfabetizaron;

mientras hemos sido declarados territorio libre de analfabetismo y avanzamos también en la alfabetización tecnológica, es decir, mientras el mundo gira, el mundo de verdad, creado por quienes creen en Venezuela y trabajan y contribuyen así a la conformación de un universo diferente, un pequeño grupo chilla desesperado, al ver que sus parcelitas de poder se empequeñecen a las dimensiones de su escasa nobleza: se vuelven casi invisibles.

2- Decires: medios

Aislados de estas realidades, personas en distintos ámbitos –unos al servicio de intereses oscuros, otros por gusto propio– silencian el golpe de abril, sus crímenes y autoproclamaciones, y en lugar de reconocer sus derrotas , optan por la mentira y repiten por todos los medios al servicio de la falsedad lo siguiente:

que vivimos en dictadura, que nos van a quitar los niños, con la educación de  mis hijos no te metas, mi arrocito caro por favor me lo dejas en paz, todo criminal de oposición no es un delincuente común sino un perseguido del régimen del Hitler-mono-tropical, este gobierno quemalibros hasta dónde va a llegar, el colmo es, la gente que es gente no concursa en ningún evento cultural que organice el sector oficial y especialmente en el Rómulo Gallegos, porque los que concursan son unos niches metidos a escritores ay fó, qué se creen estos chavistas vendiendo libros a un bolívar, no señor, que los libros son sólo para nosotros tan finos y exquisitos, y no para esos balurdos que se creen que pueden estudiar.

Y no olvidemos a los hipócritas de largas vestiduras que pretenden desde tiempos inmemoriales poseer para sí la exclusiva de la espiritualidad  y paradójicamente no predican con el ejemplo pues protegen violadores y asesinos: les parece injusto que reciban merecido castigo, sobre todo si se oponen a los dirigentes elegidos por el pueblo.

3- Chillidos mediáticos

La mayoría de los venezolanos vivimos fuera de las pantallas de televisión, crecemos sin necesidad de decir mentiras a través de un micrófono o de un medio impreso o digital. La mayoría de los venezolanos vive con los pies en la tierra, y ha aprendido a no dejarse manipular por los  chillidos mediáticos de algunas personas.

La mayoría de los venezolanos aprendió que se progresa con crítica constructiva, con la verdad por delante y con argumentos, no con el pensamiento único fascista, con técnicas de lavado de cerebro y con mentiras llenas de odio.

Sigan esas personas sumidas en su veneno, mientras el país avanza en dignidad y calidad. La mayoría de los venezolanos aprendimos a tener la estima bien alta, orgullosos de ser hijos de Bolívar. Lástima que esas personas no se sientan así. Se lo pierden y no se dan cuenta. O no lo aceptan.

 
Maríaalcira Matue es periodista e integra el Movimiento por el Periodismo Necesario (MPN)
www.periodismonecesario.com
http://frentedecomunicadores.wordpress.com

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario