Mar 24 2022
531 lecturas

Política

En las calles, los argentinos recordaron a los 30 mil desaparecidos y el golpe de 1976

En el 46 aniversario del golpe de Estado de 1976 que dio inicio a la dictadura c√≠vico-militar-eclesi√°stica y tras dos a√Īos de pandemia, miles y miles de argentinos salieron a las calles, en todo el pa√≠s, para recordar la √©poca m√°s sangrienta de la historia, que dej√≥ al menos 30.000 desaparecidos.

La convocatoria principal provino de organismos de derechos humanos como Abuelas de Plaza de Mayo; Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas; H.I.J.O.S. Capital y el CELS, que convocaron a concentrarse en Avenida de Mayo y 9 de Julio, en la capital, para marchar hacia la Plaza.

Desde hace 20 a√Īos se conmemora el D√≠a Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, feriado nacional inamovible. Tras dos a√Īos de interrupci√≥n por la pandemia, los organismos humanitarios volvieron a convocar a las plazas, pero esta vez con barbijos, para abrazar en la Plaza de Mayo la lucha de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

El gobierno nacional se mostr√≥ dividido, dejando expuesta la fractura interna del Frente de Todos y la crisis del peronismo luego de la votaci√≥n en el Congreso del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. El presidente Alberto Fern√°ndez record√≥ el golpe en un acto en homenaje a los investigadores y cient√≠ficos desaparecidos. ‚ÄúLa dictadura fue impiadosa con los opositores porque le tem√≠a al pensamiento‚ÄĚ.

La vicepresidente Cristina Fern√°ndez de Kirchner se√Īal√≥ que ‚Äúmiles de compa√Īeros y compa√Īeras ya marchan a Plaza de Mayo para volver a abrazarse con Madres y Abuelas. Todos y todas por #MemoriaVerdadYJusticia‚ÄĚ.

¬ęLa movilizaci√≥n de este 24 super√≥ lo que esper√°bamos, hacer caminar a los compa√Īeros 13 kil√≥metros con esas ganas marca el nivel de decisi√≥n que tenemos para transformar la patria¬Ľ, destac√≥ M√°ximo Kirchner, dirigente de la agrupaci√≥n kirchnerista La C√°mpora, que march√≥ desde la que fuera el cenro clandestino de detenci√≥n, tortura y muerte de la Escuela de Mec√°nica de la Armada, hoy convertida en el Museo de la Memoria.

¬ęLa autocompasi√≥n es el peor de los caminos, queremos transformar la realidad¬Ľ, dijo el diputado nacional, en lo que signific√≥ su primera aparici√≥n tras su renuncia a la presidencia del bloque oficialista en la C√°mara Baja, por estar en contra del acuerdo con el FMI.

Con actos oficiales, vigilias y movilizaciones tambi√©n en las provincias se record√≥ el 46¬† aniversario del golpe, sosteniendo los reclamos de justicia en los diferentes juicios que a√ļn siguen en marcha. Fue un d√≠a de reflexi√≥n sobre la historia reciente y las graves consecuencias econ√≥micas, sociales y pol√≠ticas del golpe, mientras se fomenta la defensa de la vigencia de la democracia y los derechos y garant√≠as establecidos por la Constituci√≥n.

El 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas derrocaron al gobierno de Isabel Perón e instauraron la dictadura más sangrienta de la historia argentina. La junta militar integrada por Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti se hizo del poder, depuso a todos los gobernadores, cerró el Congreso e intervino los sindicatos. La represión fue la norma, y quedó materializada en los más de 300 centros clandestinos de detención y tortura, los asesinados y los más de 30 mil desaparecidos.

El autodenominado ‚ÄúProceso de Reorganizaci√≥n Nacional‚ÄĚ llev√≥ a cabo un programa econ√≥mico neoliberal que desindustrializ√≥ al pa√≠s y llev√≥ la deuda externa de ocho mil a 45 mil millones de d√≥lares. La apertura comercial, las altas tasas de inter√©s y la libre entrada de capitales extranjeros fueron de las claves m√°s importantes de la econom√≠a de esos a√Īos.

Estos capitales operaron irrestrictamente en el mercado local obteniendo ganancias exorbitantes que luego eran reconvertidas al dólar: la famosa bicicleta financiera.

Durante la √ļltima dictadura c√≠vico-militar artistas de un arco tan amplio que incluye desde Mar√≠a Elena Walsh a Le√≥n Gieco¬† o de Pink Floyd a Mercedes Sosa, fueron censurados. Fue parte de un plan sistem√°tico contra todo tipo de expresi√≥n nacional, popular, libre, pol√≠tica y joven. ‚ÄúEn el caso de la m√ļsica, se cre√≠a que el efecto sobre la subjetividad de los j√≥venes argentinos era mayor porque la viv√≠an intensamente y compart√≠an la escucha en hogares y recitales‚ÄĚ, se√Īala el historiador Sergio Pujol.

Luego en 1982, el gobierno c√≠vico-militar-eclesi√°stico, para tapar los desastres internos, le declar√≥ la guerra a Gran Breta√Īa por las Islas Malvinas, un conflicto que dej√≥ m√°s de 600 soldados muertos. La dictadura se termin√≥ el 10 de diciembre de 1983, con la asunci√≥n de Ra√ļl Alfons√≠n como presidente elegido democr√°ticamente.

Reacciones

Sin alusiones directas a la crisis interna que mantiene el oficialista Frente de Todos, el presidente Alberto Fern√°ndez homenaje√≥ a las v√≠ctimas de la dictadura militar, durante un acto en el auditorio del Centro Cultural de la Ciencia, donde afirm√≥ que ‚Äúel 24 de marzo es el d√≠a en que m√°s unidos estamos‚ÄĚ.

A√Īadi√≥ que aquel 24 de marzo de 1976 la Argentina ‚Äúcomenz√≥ a vivir una tragedia con un nivel de crueldad inimaginable‚ÄĚ con un r√©gimen militar que actu√≥ ‚Äúcon impudicia‚ÄĚ. ¬†¬ęNo olvidar, nunca olvidar, no se trata de buscar venganza, sino de tener memoria¬Ľ, afirm√≥ el presidente.

El D√≠a de la Memoria vuelve a conmemorarse en la Plaza de MayoEl neoliberal jefe de Gobierno capitalino, Horacio Rodr√≠guez Larreta, comparti√≥ un mensaje: ¬ęHoy se cumplen 46 a√Īos de una de las heridas m√°s profundas y dolorosas de la historia Argentina. El D√≠a de la Memoria por la Verdad y la Justicia nos invita una vez m√°s a traer al presente la historia, para sostener viva la memoria colectiva‚ÄĚ. ‚ÄúEl terrorismo de Estado afect√≥ a nuestra naci√≥n rompiendo con el orden constitucional, generando terribles consecuencias sociales, culturales y econ√≥micas‚ÄĚ, dijo.

La opositora Uni√≥n C√≠vica Radical asegur√≥ que los efectos del golpe ¬ęson, en muchos sentidos, irreversibles¬Ľ, y afirm√≥ que se trat√≥ de la interrupci√≥n del orden constitucional ¬ęm√°s cruel de la historia¬Ľ del pa√≠s, tras llamar a que Argentina retome su ¬ędestino com√ļn como Naci√≥n¬Ľ.

La dirigente opositora derechista y exdiputada Elisa Carri√≥ dijo que ‚ÄúNo queremos volver atr√°s, Nunca M√°s una dictadura militar, odio y aniquilamiento entre argentinos. Debemos vencer el mal radical de la Argentina, que es la violencia, para as√≠ poder construir una sociedad justa con democracia, verdad y rep√ļblica‚ÄĚ

* Periodista y politólogo, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la).

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.