Jul 30 2012
4287 lecturas

AmbienteEconom铆a

Argentina: escandaloso expediente de la soja transg茅nica

La soja transg茅nica se autoriz贸 en Argentina en s贸lo 81 d铆as del verano de 1996. De 136 folios del expediente, 108 son de Monsanto, en ingl茅s y sin traducci贸n. Sol谩 invoc贸 un dictamen jur铆dico que a煤n no se hab铆a firmado. Amenazas al investigador de los efectos del glifosato sobre los embriones. Otro estudio sostiene que su fumigaci贸n extermin贸 a los predadores naturales del mosquito vector del dengue.

El expediente administrativo que fundament贸 la autorizaci贸n firmada en 1996 por Felipe Sol谩 para introducir en la Argentina la soja transg茅nica de Monsanto resistente al herbicida glifosato tiene apenas 136 folios, de los cuales 108 pertenecen a informes presentados por la misma multinacional estadounidense. Ese trabajo est谩 en ingl茅s y en el apuro por llegar a una decisi贸n predeterminada, la Secretar铆a de Agricultura ni siquiera dispuso su traducci贸n al castellano. Se titula 鈥淪afety, Compositional, and Nutricional Aspects of Glyphosayte-tolerant Soybeans鈥 y ocupa del folio 2 al 110 del expediente. Sol谩 se apresur贸 a firmar la autorizaci贸n apenas 81 d铆as despu茅s de iniciado el expediente, el 25 de marzo de 1996, el mismo d铆a en que los organismos t茅cnicos plantearon serias dudas acerca de sus efectos sobre la salud y solicitaron informes sobre el estado de las autorizaciones en Europa. La resoluci贸n de Sol谩 dice que intervino la Direcci贸n General de Asuntos Jur铆dicos del Ministerio de Econom铆a. Pero ese dictamen jur铆dico reci茅n se firm贸 tres d铆as despu茅s, el 28 de marzo. 驴Qui茅n dijo que en verano decae la laboriosidad oficial?
Tiempo record
El subsecretario de Alimentos F茅lix Manuel Cirio informa el 3 de enero de 1996 al presidente del Instituto Argentino de Sanidad y Calidad Vegetal (Iascav), Carlos Lehmacher, que le env铆a los documentos que Monsanto present贸 a la Administraci贸n de Alimentos y Drogas (FDA) en Estados Unidos, 鈥減ara que inicie las tareas de an谩lisis y evaluaci贸n de dicho material en lo concerniente a Bioseguridad para consumo humano y/o animal鈥. No hay en el expediente tal an谩lisis ni evaluaci贸n, s贸lo requerimientos de informaci贸n, que Monsanto no respondi贸. Sin embargo el 12 de enero el Iascav comunic贸 a Monsanto que consideraba la posible introducci贸n en el mercado de la soja resistente al glifosato (folio 111). El 26 de enero, el Director de Calidad Vegetal del Iascav, ingeniero agr贸nomo Juan Carlos Batista agreg贸 en otra nota a Monsanto que ser铆a importante conocer la contestaci贸n de la empresa a las observaciones de la agencia estadounidense de drogas y alimentos, FDA (folio 113). Ante la falta de respuesta, Batista insisti贸 el 9 de febrero: 鈥淒e persistir inter茅s por la prosecuci贸n del tr谩mite, agradecer茅 nos remita lo solicitado鈥 (folio 115). No era falta de inter茅s sino de preocupaci贸n por el procedimiento administrativo que estaba asegurado en la m谩s alta instancia. De all铆 el expediente salta al 25 de marzo con la firma de la resoluci贸n 167 de Sol谩, quien no necesit贸 ni tres meses para llegar a una decisi贸n trascendente para la econom铆a y la salud p煤blica.

鈥淓fectos no deseados鈥

El apuro se intensific贸 en los 煤ltimos d铆as: se violaron los procedimientos administrativos vigentes, se dejaron sin respuesta serios cuestionamientos de instancias t茅cnicas y no se realizaron los an谩lisis solicitados. El 25 de marzo, el Coordinador del Area de Productos Agroindustriales del Iascav, Ingeniero Agr贸nomo Julio Pedro Eliseix, dirigi贸 la nota PRAI 113/96 a su colega director de Calidad Vegetal del Iascav, Juan Carlos Batista. Le comunic贸 que antes de seguir con la evaluaci贸n del producto presentado por Monsanto era necesario establecer ciertos criterios de evaluaci贸n para organismos modificados gen茅ticamente (OMG), en t茅rminos de Identidad y Nutrici贸n y acerca de la 鈥渁parici贸n de efectos no deseados鈥, como 鈥渁lergenicidad, cancerog茅nesis y otras toxicidades鈥. Tambi茅n recomend贸 que la empresa garantizara 鈥渦n correcto rastreo y recupero de la mercader铆a鈥, para poder rastrearla y recuperarla en caso de problemas.

El mismo d铆a, Batista pidi贸 informes sobre la posibilidad de que Europa declarara la inocuidad de la soja transg茅nica como alimento y autorizara su importaci贸n. Estos pasos quedaron sin respuesta ya que ese mismo d铆a Sol谩 autoriz贸 en apenas 24 l铆neas que constan en el folio 135 del expediente, 鈥渓a producci贸n y comercializaci贸n de la semilla y de los productos y subproductos derivados de 茅sta, provenientes de la soja tolerante al herbicida glifosato鈥. Pero la Direcci贸n de Asuntos Jur铆dicos del Ministerio de Econom铆a reci茅n dictamin贸 que Sol谩 ten铆a facultades para suscribir ese acto administrativo el 28 de marzo, pese a lo cual el expediente le asign贸 dolosamente el folio 134. Es decir que el entonces secretario de Agricultura, Pesca y Alimentaci贸n concedi贸 la autorizaci贸n tres d铆as antes de contar con el visto bueno de su asesor jur铆dico y sin esperar respuesta a las observaciones de peligro de sus t茅cnicos.

Tambi茅n despu茅s de la firma de Sol谩, el mismo 28 de marzo, la presidente del Instituto Nacional de Semillas, Adelaida Harries, informa que la soja resistente al glifosato cumple con los requisitos de inscripci贸n en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares. En el folio 140 del expediente consta un documento que deber铆a haberlo iniciado. Una semana despu茅s de concedida la autorizaci贸n, el ingeniero Batista env铆a al presidente del Iascav un escrito sin membrete, firma ni identificaci贸n del autor titulado 鈥淥rganismos modificados gen茅ticamente. Consideraciones para su Evaluaci贸n鈥. Dice que influir谩n en la calidad de vida de las pr贸ximas generaciones y que 鈥渆ste avance en caminos a煤n desconocidos, obliga a que sean desandados con prudencia鈥. Sus productos 鈥渄eber铆an ser pasibles de estudios que garanticen no s贸lo los aspectos de impacto medioambientales y nutricionales sino, fundamentalmente, los referentes a seguridad e inocuidad鈥. Entre esos estudios menciona 鈥渁bsorci贸n, distribuci贸n y biotransformaci贸n de sustancias qu铆micas 鈥榠n vivo鈥 o 鈥榠n vitro鈥, ensayos experimentales de toxicidad en animales, de corto, mediano y/o largo plazo鈥, nada de lo cual se hizo aqu铆. Estas grav铆simas irregularidades deber铆an acarrear la nulidad de la resoluci贸n como acto l铆cito, arrojan tard铆a luz acerca del vicio de origen de la mayor transformaci贸n econ贸mico-social y pol铆tica producida en el pa铆s en las 煤ltimas d茅cadas y explican que Sol谩 sea uno de los portavoces del bloque agrario que ahora intenta subordinar a sus intereses al conjunto de la sociedad argentina.

Sol谩 invoc贸 el 25 de marzo un dictamen jur铆dico que por entonces no exist铆a. Reci茅n se firm贸 tres d铆as despu茅s.

Amenazas a un cient铆fico

Algunos de esos estudios reci茅n se est谩n haciendo ahora. Seg煤n el que realiz贸 el investigador Andr茅s Carrasco, reproducido aqu铆 hace dos semanas por el periodista Dar铆o Aranda, el glifosato en dosis muy inferiores a las que se emplean en la agricultura produce grav铆simas alteraciones embrionarias. El doctor en medicina Carrasco, de 63 a帽os, trabaja desde hace casi treinta en desarrollo embrionario, fue presidente del Conicet y es Subsecretario De Innovaci贸n Cient铆fica y Tecnol贸gica del Ministerio de Defensa. Realiz贸 el experimento en su laboratorio de embriolog铆a molecular, con sede en el Instituto de Biolog铆a Celular y Neurociencias de la Facultad de Medicina, en la Universidad Nacional de Buenos Aires. La difusi贸n de su estudio dio lugar a virulentas reacciones del lobby agromedi谩tico. Comenz贸 con una nota en Clar铆n de Mat铆as Longoni, uno de los principales colaboradores del ex director del INTA y lobbysta sojero H茅ctor Huergo en el suplemento Clar铆n Rural, quien lo descalific贸 como 鈥渦n supuesto estudio cient铆fico鈥. Sigui贸 con una nota en La Naci贸n, sobre un 鈥渆studio de supuesta validez cient铆fica鈥.

Clar铆n est谩 asociado con La Naci贸n en la feria anual Expoagro, en torno de la cual se realizan cada a帽o negocios por no menos de 300 millones de d贸lares vinculados con los productos transg茅nicos y sus encadenamientos econ贸micos. A mediados de esta semana Carrasco fue v铆ctima de un acto intimidatorio en la propia Facultad de Medicina, donde cuatro hombres llegaron hasta su laboratorio e increparon a una colaboradora de Carrasco. Dos de ellos, que parec铆an 鈥渕uy nerviosos y exaltados鈥, se presentaron como miembros de la C谩mara de la Industria de Fertilizantes y Agroqu铆micos y se negaron a dar sus nombres. Los otros dos dijeron ser abogado y escribano. En ausencia de Carrasco interrogaron a la investigadora y exigieron ver 鈥渓os informes, los experimentos鈥, para lo que carec铆an de cualquier t铆tulo. Dejaron una tarjeta del estudio Bas铆lico, Santurio & Andrada a nombre del abogado Alejandro Felipe No毛l. El decano de la Facultad de Medicina se solidariz贸 con Carrasco y le ofreci贸 el asesoramiento del 谩rea jur铆dica de la facultad. Cuando desde la facultad llamaron al estudio para verificar la existencia del abogado recibieron la respuesta de que no estaba. Carrasco no oculta su indignaci贸n por la presencia amenazante de estas personas, que 鈥渘o tienen derecho a hacer interrogatorios en un 谩mbito acad茅mico. Trataron de convertir en delito la difusi贸n de mi trabajo, con una virulencia y agresividad enormes鈥. Por la noche encontr贸 en el contestador de su tel茅fono insultos a 鈥渆ste se帽or que no quiere mostrar el informe鈥.

Carrasco explica: 鈥淪i yo s茅 algo no me voy a callar la boca. En todo caso pongo en juego mi prestigio entre mis pares. Si lo que digo es falso, yo resultar茅 perjudicado, si es verdad, compartamos los beneficios de saber鈥. El 16 de abril esa c谩mara (Ciafa) y la de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe) dijeron en una declaraci贸n conjunta que para el Senasa el principio activo glifosato en su uso normal est谩 dentro del grupo de activos de menor riesgo toxicol贸gico y se lo utiliza con 茅xito en todo el mundo. Aprobado por los organismos de protecci贸n ambiental de Estados Unidos y Europa, se comercializa en m谩s de 140 pa铆ses. Agregan que no presenta efectos nocivos sobre la fauna, la microfauna ni la salud humana, ni tiene efectos inaceptables para el ambiente.

Todos nos beneficiamos

El dirigente de la Federaci贸n de Tierra y Vivienda Luis D鈥橢l铆a dijo a este diario que durante una reuni贸n propiciada por el presidente de la Federaci贸n Agraria, Eduardo Buzzi, Huergo le sugiri贸 que recibir铆a beneficios econ贸micos si colaboraba con la reducci贸n de las retenciones a la exportaci贸n de la soja de laboratorio. El di谩logo ocurri贸 en noviembre de 2007, cuando el gobierno del ex presidente N茅stor Kirchner elev贸 la al铆cuota del 27 al 35 por ciento, es decir varios meses antes de que la presidente CFK y el ministro de Econom铆a Mart铆n Loustau implantaran las retenciones m贸viles. D鈥橢l铆a dice que el encuentro se produjo cuando 茅l hab铆a renunciado a la Comisi贸n Nacional de Tierras y su relaci贸n con el gobierno nacional parec铆a quebrada, a ra铆z de sus declaraciones sobre el conflicto en Medio Oriente.

Buzzi, con quien en 2001 hab铆a formado parte del Frente Nacional contra la Pobreza (Frenapo), le pidi贸 que lo acompa帽ara a una entrevista en los estudios de Canal Rural, con el ingeniero Huergo, y luego los tres fueron a desayunar. Buzzi le dijo que Huergo era 鈥渦n fen贸meno鈥 y que pod铆a ayudarlos a financiar toda la actividad a favor de las reivindicaciones de la Federaci贸n. Esos reclamos que D鈥橢l铆a apoyaba, contra la concentraci贸n y la extranjerizaci贸n de la tierra y a favor de una nueva ley de arrendamientos, no aparecieron en la conversaci贸n. 鈥淢e fui dando cuenta de que el punto principal que planteaban era la rebaja de las retenciones a la soja. Quer铆an el apoyo de los movimientos sociales para eso鈥, dice D鈥橢l铆a. Agrega que Huergo le gui帽贸 un ojo mientras le dec铆a: 鈥淗ay que defender la soja y con la soja tenemos que ganar todos, 驴me entiende?鈥. D鈥橢l铆a concluye: 鈥渃reyeron que como estaba mal con el gobierno me sumar铆a. Pero conmigo se equivocaron鈥.

La soja y el dengue

Un trabajo reciente del ingeniero agr贸nomo Alberto Lapolla vincula la epidemia de dengue con la sojizaci贸n. Desde hace a帽os se advierte una invasi贸n de mosquitos de las especies Aedes y Culex en lugares del pa铆s y 茅pocas del a帽o inhabituales, como la pampa h煤meda mucho m谩s all谩 del verano. En 2008, la invasi贸n se extendi贸 hasta mayo, pese al descenso de la temperatura. Ya en 2007 y 2008 hubo casos de fiebre amarilla en Bolivia, Paraguay, Brasil y el Norte argentino, que entonces se adjudicaron a viajeros, porque es confortable pensar que el mal siempre viene de afuera. Con la epidemia de dengue de este a帽o se hizo evidente que la invasi贸n inclu铆a al temible Aedes aegypti, vector de la fiebre amarilla y el dengue.

El estudio de Lapolla se帽ala la equivalencia del mapa de la invasi贸n mosquitera con el de la Rep煤blica Unida de la Soja, seg煤n la definici贸n de la multinacional Syngenta: Bolivia, Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay, donde el poroto transg茅nico de Monsanto se fumiga con el herbicida glifosato, y sus compa帽eros de ruta, 2-4-D, Atrazina, Endosulf谩n, Paraquat, Diquat y Clorpirif贸s. Todos los venenos mencionados 鈥渕atan peces y anfibios, sapos, ranas, escuerzos, etc., es decir los predadores naturales de los mosquitos, de los que se alimentan tanto en su estado larval como de adultos鈥. Esto se comprueba en 鈥渓a casi desaparici贸n de la poblaci贸n de anfibios en la pradera pampeana y en sus cursos de agua principales, r铆os, arroyos, lagunas y bosques en galer铆a, as铆 como el elevado n煤mero de peces que aparecen muertos o con deformaciones f铆sicas y graves afectaciones en su capacidad reproductiva鈥, como han informado reiterados estudios e investigaciones. A esto debe sumarse la deforestaci贸n en las 谩reas boscosas y de monte del Noreste y el Noroeste, que destruy贸 su equilibrio ambiental, 鈥渓iquidando el refugio y h谩bitat natural de otros predadores de los mosquitos, lo cual permite el aumento descontrolado de su poblaci贸n鈥.

Hace dos semanas visit贸 la Argentina la periodista francesa Marie-Monique Robin para la presentaci贸n de su libro El mundo seg煤n Monsanto, reci茅n traducido al castellano. La ministra de Salud Graciela Oca帽a la invit贸 a conversar, pero no pudo asistir a la cita porque fue llamada desde la presidencia por la irrupci贸n de la epidemia de dengue. En su lugar, la audiencia se realiz贸 con el secretario de Determinantes de la Salud y Relaciones Sanitarias, Licenciado Alberto Hern谩ndez. 鈥淔ue muy simp谩tico y amable, pero no ten铆a la menor idea del tema. Al punto que me pregunt贸 por qu茅 hab铆a tantas fumigaciones鈥, fue el azorado comentario de la investigadora.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-123932

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


1 Coment谩rio

Comentarios

  1. Luis Hernando
    1 agosto 2012 10:52

    Dice en el texto. 芦茅stas grav铆simas irregularidades deber铆an acarrear la nulaci贸n de la resoluci贸n como licito禄. No deber铆a ser ILICITO?
    Los suelos en Las Islas Canarias est谩n en un 90% inservibles por los usos de herbicidas como el glifosato, seg煤n he le铆do hace alg煤n tiempo en Telesur. S茅 que en Gran Canaria, las cantidades de personas agricultoras que son atendidas en hospitales por problemas de salud causadas por los usos de herbicidas son bastantes. Que viva el Se帽or Carrasco y dem谩s personas quienes no se dejen intimidar.
    Yo, en un tiempo consum铆a carnes congeladas provenientes de Argentina. Lo siento, pero no lo har茅 mas…

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.