Sep 26 2023
162 lecturas

Despacito por las piedrasPol铆tica

Asesinato de Frei: la verdad hist贸rica

Es muy com煤n confundir la verdad hist贸rica con la 鈥渧erdad judicial鈥. Esta 煤ltima constituye, en el mejor de los casos un aspecto muy acotado de la primera. Adem谩s, dado que los fallos judiciales constituyen, en definitiva, el resultado del ejercicio de un poder pol铆tico efectuado por una o muy pocas personas, muchas veces -por errores, c谩lculos interesados, amedrentamientos o corrupciones- la contradicen abiertamente.

Y cuando se trata de聽reg铆menes autoritarios que concentran todo el poder es muy dif铆cil esperar que ambas verdades coincidan cuando se trata de cr铆menes de naturaleza pol铆tica. En menor grado esto mismo se ve聽en democracias de 鈥渂aja intensidad鈥, m谩s o menos nominales.Muerte de Eduardo Frei Montalva - Wikipedia, la enciclopedia libre

En relaci贸n a la muerte de Eduardo Frei, a tenor de los m煤ltiples datos concordantes obtenidos por la investigaci贸n de muchos a帽os del juez Alejandro Madrid, consignados por Carmen Frei聽 (Magnicidio. La historia del crimen de mi padre; Aguilar, 2017) y Genaro Arriagada (鈥淟a sentencia del caso Frei鈥; 鈥淓l Mercurio鈥; 3-3-2019), es posible sostener como clara verdad hist贸rica el que Frei fue asesinado por la dictadura. A ello se suma la total convicci贸n en ese sentido del destacado m茅dico que le hizo su primera operaci贸n: Augusto Larra铆n (ver Lilian Olivares.- 驴Qui茅n mat贸 al presidente Frei? La verdad sinhora; Catalonia; 2020; pp. 173-79).

Adem谩s, estamos hablando de un r茅gimen que us贸 sistem谩ticamente el asesinato, la tortura y todo tipo de violaciones de derechos humanos en contra de sus adversarios pol铆ticos. Y que espec铆ficamente hab铆a atentado dos veces contra la propia vida de Frei en 1976. Una, coloc谩ndole una bomba en su auto que afortunadamente fue percibida y logr贸 ser desactivada (ver Frei; pp. 61-2). Y otra en que, manejando de Papudo a Zapallar por un peligroso camino al borde de un acantilado, le fallaron tres neum谩ticos.

Un mec谩nico le se帽al贸 que ello se debi贸 a que alguien le hab铆a soltado los tornillos de las ruedas (ver ibid.; pp. 62-3). Esto, en el per铆odo m谩s cruel de la聽DINA, dirigida por Manuel Contreras; que incluy贸 los atentados en Buenos Aires contra Carlos Prats en 1974; en Roma contra Bernardo Leighton en 1975; y en Washington contra Orlando Letelier, en el mismo a帽o 1976.

Eduardo Frei.

un f茅rreo opositor del gobierno de Salvador Allende y posteriormente del r茅gimen de Augusto Pinochet.

Luego de 1980, en que Frei se convirti贸 en virtual l铆der de toda la oposici贸n (encabez贸 una famosa concentraci贸n en el Teatro Caupolic谩n contra la Constituci贸n impuesta ese a帽o), los ataques p煤blicos de Pinochet y de los miembros de la Junta arreciaron en su contra. Adem谩s, el respaldo que le daba el gobierno de Estados Unidos con Carter (1977-1981) se acab贸 cuando asumi贸 Reagan en enero de ese a帽o.

Por otro lado, sintom谩ticamente, en ese a帽o Frei y Tucapel聽Jim茅nez (que se hab铆a convertido a su vez en el virtual l铆der de la oposici贸n sindical) encabezaron聽un acto de solidaridad con sindicalistas presos en el local de la Vicar铆a de la Pastoral Obrera. Y reveladoramente, en sus declaraciones al juez Madrid, el agente de la CNI (Carlos Herrera Jim茅nez) 聽le se帽al贸 鈥渜ue le dieron la orden de matar a Tucapel (Jim茅nez) en noviembre de 1981, pero que lo llamaron y le dijeron que lo detuviera todo, pues hab铆a otra persona antes en la lista鈥 (Ibid.; p. 86).

Finalmente, Jim茅nez fue brutalmente asesinado en febrero de 1982. Dado que la CNI controlaba los movimientos y planes de Frei (a trav茅s de micr贸fonos direccionales y de seguimientos) supo con antelaci贸n que 茅l -desoyendo consejos familiares y de l铆deres de la DC- hab铆a decidido operarse de una hernia al hiato en noviembre de ese a帽o en Chile y en la Cl铆nica Santa Mar铆a, donde la CNI ten铆a ya reclutados varios m茅dicos, enfermeras y personal auxiliar.

El desarrollo de un magnicidio solapado se le hac铆a entonces muy f谩cil al r茅gimen, m谩s a煤n cuando sus servicios de inteligencia hab铆an usado ya con 茅xito venenos qu铆micos para asesinar a varias personas.

Chile: A ex Presidente Frei Montalva lo asesin贸 la misma dictadura que apoy贸 para derrocar a Allende 鈥 ANRed

A Frei Montalva lo asesin贸 la misma dictadura que apoy贸 para derrocar a Allende

De este modo, una operaci贸n en que el doctor Larra铆n era un eximio especialista -y en que todo hab铆a marchado bien- gener贸 varios d铆as despu茅s en el organismo de Frei fuertes dolores, v贸mitos y diarreas. Larra铆n presumi贸 posteriormente que alg煤n miembro de su equipo le aplic贸 veneno, recordando que 鈥渆n el momento de la operaci贸n m铆a alguna de las compresas ven铆a con unas gotitas. Y se la pusieron鈥 (Olivares; p. 177). Y ante el juez Madrid, la enfermera del equipo, Regina Muena, declar贸 que 鈥渄urante esa operaci贸n me llam贸 la atenci贸n que la arsenalera, de quien desconozco la identidad, no sab铆a vestirse ni conoc铆a el instrumental quir煤rgico. Debido a esto el propio doctor Larra铆n era quien tomaba de la mesa de procedimientos el instrumental鈥 (Frei; p. 132).

Una segunda operaci贸n fue encabezada por el m茅dico Patricio Silva Gar铆n, luego que desprestigiara frente a la familia al doctor Larra铆n como habiendo hecho una operaci贸n 鈥渟ucia鈥 (Ibid.; p. 134). Incre铆blemente, Silva era un m茅dico militar que hab铆a sido subsecretario de Salud de Frei y que 隆luego del golpe de 1973 asumi贸 como subdirector del Hospital Militar, donde todo indicaba que -bajo su dependencia- hab铆an sido asesinados Jos茅 Toh谩 y el general Augusto Lutz! Y luego de esta segunda operaci贸n del 6 de diciembre la evoluci贸n de Frei fue desastrosa hasta que falleci贸 el 22 de enero de 1982.

Ha habido opiniones m茅dicas contradictorias respecto del encuentro de evidencias de que Frei fue envenenado, aunque obviamente las posibilidades de demostrarlo fehacientemente fueron eliminadas luego de una 鈥渁utopsia鈥 clandestina que le efectuaron -sin el conocimiento de su familia ni del m茅dico tratante- dos m茅dicos que misteriosamente llegaron del Hospital Cl铆nico de la Universidad Cat贸lica, ocultaci贸n que 鈥渟olo vino a quebrar una llamada an贸nima hecha en 2013鈥 (Arriagada).

Y en dicho procedimiento ambos doctores adem谩s de inyectarle 鈥渟eis litros de formalina鈥 en sus arterias, 鈥渓e hicieron un corte en forma de 鈥楾鈥 en la regi贸n del torax y del abdomen, y todos los 贸rganos fueron vaciados en una bolsa pl谩stica y despu茅s en un balde met谩lico para su traslado. Luego se sutur贸 y se maquill贸鈥 (Frei; p. 160).

No hay ninguna descripci贸n de la foto disponible.Por otro lado, en la larga estad铆a final de Frei en la cl铆nica, hubo m煤ltiples irregularidades y condiciones favorables para continuar con el proceso de envenenamiento. De partida los doctores Bernal, Olgu铆n y Ortiz se帽alaron que 鈥渟olo vistiendo un delantal se puede acceder a los pacientes con una facilidad enorme鈥; y 鈥渓a 煤nica funcionaria que ten铆a acceso a ver quien entraba o sal铆a de la habitaci贸n de Frei era una (fj. 200) secretaria que trabajaba en horario

diurno; fuera de esa jornada no quedaba nadie鈥; y 鈥渘unca la Unidad de Cuidados Intensivos UCI (fj. 210) hab铆a estado tan invadida鈥 (Arriagada). Adem谩s, hubo m茅dicos de la cl铆nica que se hab铆an destacado en acciones represivas como Pedro Valdivia 鈥渜ue hab铆a servido en dos centros de tortura (cuartel Borgo帽o y Cl铆nica London) y que no siendo m茅dico tratante, entra a la UCI a ver a Frei (fj. 218)鈥; y 鈥渆l doctor Rodrigo V茅lez, igualmente vinculado a la Cl铆nica London y a quien Silva Gar铆n menciona como su segundo ayudante en la segunda operaci贸n鈥 (Ibid.). Asimismo Silva Gar铆n, en su calidad de subdirector del Hospital Militar, le hab铆a ordenado al doctor Tapia luego del 11 de septiembre 鈥渄esignar los m茅dicos civiles (fj. 410) que deb铆an concurrir a los distintos campos de prisioneros鈥, y 鈥渃rear un hospital de campa帽a en el Estadio Nacional, en esos d铆as principal centro de torturas鈥 (Ibid).

Por otro lado, las operaciones de Frei eran seguidas por Pinochet 鈥渁l punto que el director de la Cl铆nica ordena a dos enfermeras (fjs. 219 y 220) de que en el momento del fallecimiento, antes de comunicarle a la familia deb铆an hacerlo a Pinochet, a un n煤mero anotado en la UCI鈥 (Ibid.).

 Montalva - CIPER Chile

Los misterios que esconde la autopsia de Frei

Asimismo, la estad铆a de Frei en la cl铆nica fue acompa帽ada de numerosos hechos sospechosos, sorprendentes o francamente irregulares; y de abiertas contradicciones m茅dicas. As铆, Frei fue asistido por varias enfermeras externas de la cl铆nica de las que no se guardan registros y que nunca m谩s se volvieron a ver; varios de los protocolos operatorios (en total, se le hicieron cuatro operaciones) y de partes de las fichas m茅dicas de Frei simplemente desaparecieron.

A la enfermera (fj. 201) le llama la atenci贸n que luego de las dos primeras聽operaciones a Frei 鈥渓o regresan a su habitaci贸n y no a la UCI鈥; 鈥渓a enfermera Valenzuela declara聽que el presidente, dentro de su gravedad, le informa que una enfermera que ingresaba todas聽las noches (fj. 379) le inyectaba un medicamento que le produc铆a mucho dolor. La param茅dico聽indica que Silva Gar铆n (fj. 224) dejaba sus indicaciones de tratamiento y despu茅s llegaba otro聽m茅dico y las cambiaba鈥 (Arriagada).

Pero lo m谩s decidor sucede el d铆a de su muerte: 鈥淓l Dr. Ortiz (fj. 132) constat贸 su fallecimiento y la enfermera avis贸 al m茅dico de piso, que era Valdivia, quien queda a cargo del cuerpo de Frei. Ortiz presume que los m茅dicos externos que ingresaron al lugar donde estaba el cuerpo, fueron autorizados por Valdivia. De las fichas cl铆nicas desaparecen, en ambas, la 煤ltima hoja, que es la que corresponde al d铆a de su muerte. Valdivia sostiene que en esos d铆as estaba de vacaciones en 脩uble, coartada que se destruye al comprobar con certificados y recibos que en esos d铆as estaba en la cl铆nica (fj. 350)鈥 (Ibid).

Es claro que, m谩s all谩 de la gran dificultad de especificar las responsabilidades propias de cada uno de los actores en tama帽a 鈥渆mpresa criminal鈥, no cabe duda que para la historia quedar谩 como el responsable que orden贸 el asesinato de Frei, quien concentraba todo el poder en nuestro pa铆s a la fecha: Pinochet.

 

*Soci贸logo titulado en la Universidad Cat贸lica de Chile. Ha sido Visiting Scholar de la Universidad de Columbia (1984-1985); asesor de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores (1994-1996); profesor de la Universidad de Chile en el Instituto de la Comunicaci贸n e Imagen (ICEI) y en el 脕rea de Humanidades de la Facultad de Ciencias F铆sicas y Matem谩ticas. Pertenece al Comit茅 Directivo de la Comisi贸n 脡tica contra la Tortura.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.