Sep 18 2016
1950 lecturas

Ambiente

Bayer-Monsanto y el control digital de la agricultura

El miércoles 14 de septiembre Monsanto aceptó finalmente la tercera oferta de Bayer para comprarla, lo que convertirá a Bayer en la mayor empresa global de agrotóxicos y semillas, además de ser una de las mayores farmacéuticas. Pero siendo de gran magnitud y con impactos de amplio alcance, es apenas una de varias fusiones recientes entre trasnacionales de agronegocios.

Hay también movimientos entre las empresas de fertilizantes, de maquinarias y las que poseen bancos de datos que influyen en el proceso agrícola, en una batalla por quién controlará no sólo los mercados, sino también las nuevas tecnologías y el control digital y satelital de la agricultura.

Varios factores influyen en la aceleraci√≥n de los procesos de fusi√≥n que comenz√≥ en 2014. Uno de ellos es que los cultivos transg√©nicos se est√°n topando con muchos problemas, lo cual acicatea a las gigantes de transg√©nicos a buscar posiciones m√°s firmes frente a lo que parece ser una fuente de vulnerabilidad creciente. Es significativo que un diario conservador como The Wall Street Journal reconozca que el mercado ha sido afectado por las dudas de los agricultores de Estados Unidos sobre los cultivos transg√©nicos, ya que despu√©s de 20 a√Īos en el mercado muestran numerosas desventajas: supermalezas resistentes a los agrot√≥xicos, rendimientos que no equiparan el alto costo de las semillas transg√©nicas, ni el costo de aplicar m√°s cantidad y m√°s fuertes agrot√≥xicos para matar malezas y plagas resistentes, ni el aumento de trabajo para controlar las hierbas. El desplome de los precios de las commodities agr√≠colas aceler√≥ el malestar, llevando a que agricultores que sembraban transg√©nicos vuelvan a buscar semillas no transg√©nicas, m√°s baratas y con igual o mejor rendimiento. (The Wall Street Journal, 14/9/16, http://tinyurl.com/gtemcmo)Monsanto

Si se permite la fusión con Monsanto, Bayer pasará a controlar cerca de un tercio del comercio global de agrotóxicos y de semillas comerciales. La operación sigue a las de Syngenta-ChemChina y DuPont-Dow, en un vertiginoso proceso de fusiones y adquisiciones en la industria semillera-agroquímica. Monsanto, Syngenta, DuPont, Dow, Bayer, Basf juntas controlan 100 por ciento del mercado de semillas transgénicas, que ahora quedaría en manos de solamente tres empresas. Estas fusiones están bajo escrutinio de varias agencias anti-monopolios, por constituir bloques que tendrán enorme poder en mercados claves y seguramente producirán aumento de precios de los insumos agrícolas. Además forzarán más leyes y regulaciones a su favor, contra la soberanía alimentaria y las semillas campesinas. Sólo el hecho de que tres empresas controlen todas las semillas transgénicas debería ser un argumento suficiente para cualquier país para rechazar estos cultivos, por la inaceptable dependencia que significan.

Pero el contexto de las operaciones en la cadena agroalimentaria es m√°s complejo, e incluye tambi√©n a los pr√≥ximos eslabones de la cadena, tal como detalla el Grupo ETC en su an√°lisis de la fusi√≥n Monsanto-Bayer (www.etcgroup.org,http://tinyurl.com/ze6zs2l). Si bien la consolidaci√≥n del sector semillas y agrot√≥xicos lleva d√©cadas y est√° tocando techo, estos dos sectores tienen ventas mucho menores que las empresas de fertilizantes y de maquinarias, grupos que desde hace algunos a√Īos comenzaron a incursionar en el mercado de los primeros, estableciendo alianzas estrat√©gicas. Adicionalmente, esas industrias tambi√©n est√°n en proceso de consolidaci√≥n. Poco antes del acuerdo Monsanto-Bayer, dos de las mayores empresas de fertilizantes, Agrium y Potash Corp, decidieron fusionarse, transform√°ndose en la mayor empresa de fertilizantes a nivel global. Lo cual, seg√ļn analistas de la industria, presion√≥ a Bayer a aumentar la oferta por Monsanto.

monsantoParalelamente el sector maquinaria rural ‚Äďque no se trata s√≥lo de tractores y cosechadoras, sino tambi√©n drones, robots y sistemas GPS que les permiten colecci√≥n de datos de campo por sat√©lite‚Äď ha venido desarrollando alianzas con todas las gigantes de transg√©nicos, que incluyen acceso a bancos de datos agr√≠colas, de suelo, clima, enfermedades, etc√©tera. En 2015, John Deere, con la mayor empresa de maquinaria a nivel global, acord√≥ con Monsanto comprarle la subsidiaria Precision Planting LLD de datos agr√≠colas, pero fue demandado ante el Departamento de Justicia, que suspendi√≥ la compra, porque John Deere pasar√≠a a dominar el mercado de los sistemas de cultivo de precisi√≥n y podr√≠a elevar los precios y ralentizar la innovaci√≥n, a expensas de los agricultores estadunidenses que dependen de esos sistemas, ya que Precision Planting LLD y Deere pasar√≠an a controlar 85 por ciento del mercado de cultivos de precisi√≥n. (Departamento de Justicia de Estados Unidos, 31/8/16, http://tinyurl.com/j9x6am9).

Como ese acuerdo no se concret√≥, la subsidiaria sigue como propiedad de Monsanto y por tanto en el paquete de la nueva fusi√≥n, lo cual podr√≠a darle un nuevo lugar a Bayer en el tema de control digital y mover todas las piezas del juego. Cada vez m√°s, el manejo de datos sobre suelo, clima, agua, gen√≥mica de cultivos, hierbas e insectos relacionados, ser√° lo que decida quien controla todos los primeros pasos de la cadena agroalimentaria industrial. En este esquema los agricultores son una mera herramienta en la carrera de las empresas por producir ganancias ‚Äďno alimentos‚Äď, lo que condiciona gravemente la soberan√≠a de los pa√≠ses, y no s√≥lo la alimentaria.

*Investigadora del Grupo ETC

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.