May 23 2022
136 lecturas

Sociedad

Descalifici贸n personal

La descalificaci贸n,聽 es 聽cada vez m谩s com煤n en todas las esferas de nuestra vida social. Es una forma de provocar directamente a una persona, y puede tener diferentes modalidades, como el descr茅dito, la humillaci贸n, la agresi贸n, el menosprecio, la burla, 聽-que es聽 una manera para subordinarla al poder de quien la anula, mediante un mecanismo agresivo que es el desprestigio.

La difamaci贸n, que es otra forma de invalidaci贸n, muchas veces conforma una conducta, por la que el聽聽 descalificador聽 intenta enmascarar y ocultar su propia inestabilidad. Cualquiera que sea la motivaci贸n que tiene el detractor, es evidentemente, un ataque, una ofensa directa聽 y una muestra absoluta de inseguridad, que pone en peligro nuestra capacidad para llegar a un entendimiento, porque va destruyendo puentes a su paso.LA DIFAMACI脫N Y LA CALUMNIA 驴SON EVITABLES? 鈥 Fundaci贸n ICEF Guatemala

No es un fen贸meno exclusivamente venezolano, es un聽 mecanismo psicol贸gico universal, como el alta y la baja autoestima. Son hechos que se distribuyen por igual en todas las sociedades, en todas las culturas y en todas las 茅pocas. De manera tal que no puede ser ni endilgada ni asignada exclusivamente como una caracter铆stica de聽 este pa铆s.

La descalificaci贸n, podemos verla en la pol铆tica, en los ambientes de trabajo, en la academia y gremios, 聽los medios de comunicaci贸n o las redes sociales, 聽y en cualquier 谩mbito social donde el ser humano participa, cuando hay dos grupos, que defienden argumentos contrarios y uno de ellos intenta desacreditar al otro recurriendo a argumentos irrelevantes, para el tema, 聽como su aspecto individual, g茅nero, preferencia sexual, nacionalidad, cultura o religi贸n. Es la tendencia a atacar al interlocutor, en vez de rebatir sus ideas. Quien las utiliza, descalifica los testimonios del otro a trav茅s de agresiones dirigidas a menoscabar, su autoridad o fiabilidad.

Recurren a los insultos personales, la humillaci贸n p煤blica e incluso traer 聽a colaci贸n errores que esa persona cometi贸 en el pasado. Tambi茅n es com煤n que se ataquen caracter铆sticas personales del interlocutor, que aparentemente, entran en contradicci贸n con la posici贸n que defienden. Y no falta quienes recurren a la mentira o exageran聽 supuestos defectos del otro para devaluar sus ideas. 驴Por qu茅聽 se descalifica a聽 tanta gente valiosa,聽 marginada y no tomada en cuenta? 驴Por qu茅聽 descalificamos聽 a personas de reconocida, meritoria y brillante trayectoria? 驴Formar谩 parte el ser mezquinos y el negar m茅ritos a quienes lo poseen?

Diferencia entre calumnia, difamaci贸n e injuria - DiferenciadorEl objetivo principal, consiste en desacreditar a la persona que defiende una idea digiriendo el foco de atenci贸n hacia un aspecto irrelevante que nada o poco tiene que ver con la situaci贸n en cuesti贸n.

-鈥淟a聽聽 tendencia聽 de atacar a su 聽interlocutor, en vez de rebatir sus ideas, descalificando los argumentos del otro a trav茅s de agresiones personales, dirigidos a menoscabar su autoridad o fiabilidad, se conoce como 鈥falacia ad Hominen鈥, de acuerdo a lo afirmado por el m茅dico y pol铆tico, espa帽ol, Ricardo Garc铆a Damborenea, en su聽 Diccionario de Falacias. Explica:

-鈥淟a falacia ad hominen suele ser el resultado de la falta de argumentos y la frustraci贸n. Usar esta estrategia es como cuando un futbolista no logra alcanzar la pelota y le pone la zancadilla a su adversario para que se caiga. No es un juego limpio. Y, sin duda dice mucho m谩s de la persona que ataca que de quien es atacado. Cuando no se tienen ideas s贸lidas se recurre a las descalificaciones y la humillaci贸n. Esas agresiones 聽pueden llegar a ser extremadamente virulentas y llegar al plano personal, ya que tienen聽 como objetivo que el otro se averg眉ence y guarde silencio o que pierda su credibilidad ante los dem谩s鈥.

No obstante las disputas 聽individuales 聽descalifican tambi茅n al provocador, 聽ya que muestran su irracionalidad y su pobreza Proponen 4 a 6 a帽os de c谩rcel a quienes incurran en delito de difamaci贸n para la obtenci贸n de un beneficio o pago. - Info Legalargumental. Quien no puede batirse en el campo de las ideas, pero quiere ganar a toda costa, arrastrar谩 a su interlocutor al plano personal.

-鈥淓l principal problema, -explica Ricardo Garc铆a Damborenea- aunque nos guste pensar que somos personas racionales y sensatas, en realidad somos particularmente vulnerables a la falacia ad hominen, como comprobaron investigadores de la Universidad Estatal de Montana, Estados Unidos. Estos cient铆ficos pidieron a una serie de personas que leyeran afirmaciones certificadas e indicaran sus actitudes hacia las mismas. En algunas, se a帽ad铆a un ataque directo a la base emp铆rica de la aseveraci贸n cient铆fica, en otras se insertaba una cr铆tica ad hominem al experto que hizo la prueba鈥, a帽adiendo:

-鈥淟os especialistas constataron que los ataques ad hominem tienen el mismo impacto en nuestras opiniones que los 聽basados en argumentos聽 l贸gicos y cient铆ficos. Eso significa que no somos objetivos valorando los argumentos鈥.

Cuando se provoca una actitud de rechazo hacia el oponente, tambi茅n desarrollamos cierto rechazo a sus palabras. Es un fen贸meno psicol贸gico de transferencia que se agudiza por nuestra tendencia a ver las discusiones y debates como competiciones en las que debe haber un ganador.

Y en nuestra聽 sociedad, para ganar no siempre hace falta tener la raz贸n, sino imponerse aunque sea con descalificaciones.

Qu茅 hacer si alguien lo difama en internet? - BBC News MundoSi alguna vez estamos en medio de un debate y nos vemos tentados a ofender de manera personal a nuestro interlocutor, es conveniente que nos detengamos un segundo a reflexionar que emoci贸n nos est谩 empujando a hacerlo: es probable que sea la rabia a o la frustraci贸n. En su lugar, debemos pensar que un debate constructivo聽 no es aquel donde se declaran ganadores y vencidos, sino en el que se produce un crecimiento.

Ser v铆ctimas de este tipo de ataques tambi茅n puede ser muy frustrante. Debemos protegernos de argumentos enga帽osos con el que se pretende 聽manipular la opini贸n de las masas para que no se escuchen ideas valiosas. Se trata de mantener la mente abierta y ponernos en alerta ante cualquier agravio personal porque probablemente implica que detr谩s hay una opini贸n o idea s贸lida que resulta dif铆cil desmontar.

En Venezuela, el debate y el discurso pol铆tico son de muy baja calidad. Aqu铆 no se da, salvo excepcionalmente, la聽 confrontaci贸n de ideas,聽 de propuestas y razonamientos; se聽 personalizan los ataques, y descalificaciones, y se cae as铆 dentro del marco de una cultura que se basa fundamentalmente en lo personal, colocando en segundo plano los asuntos聽 de inter茅s colectivo.

Debemos crear una cultura, basada en el respeto y en el reconocimiento, con derecho a la diferencia en t茅rminos de un tratamiento equivalente e igualitario de聽 quienes son dis铆miles, y equidad con respeto a la disconformidad; de lo contrario 聽vamos a tener que seguir siendo testigos del espect谩culo de la pol茅mica, el personalismo, la descalificaci贸n, la agresi贸n, la humillaci贸n, el menosprecio, y el desconocimiento de la disidencia.

Frente a los descalificadores no debemos caer en su juego ni responderle con la misma moneda. Cuando nos sentimos bien con nosotros mismos, nada ni nadie, nos puede descalificar. El camino recomendado es validar y validarnos.

Bibliograf铆a consultada:

Ricardo Garc铆a Damborenea. Uso de raz贸n. 鈥淒iccionario de Falacias.鈥澛 Madrid 2.000. Espa帽a.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.